www.todoliteratura.es
Blue Jeans
Ampliar
Blue Jeans (Foto: Ester Ramón)

Entrevista a Blue Jeans: "No es fácil controlar la fama, el dinero o que todo el mundo te diga lo bien que lo haces. La cabeza se te puede ir"

Autor de "El campamento"
Por Francisco Jiménez de Cisneros
jueves 15 de abril de 2021, 08:00h

El mundo literario lo conoce como Blue Jeans, aunque su verdadero nombre es Francisco de Paula Fernández. Autor prolífico, todos sus perfiles biográficos destacan que es uno de los autores españoles con más seguidores en las redes sociales; menos subrayado, aunque quizá más importante, es que sus obras han supuesto el bautizo lector para miles de jóvenes que parecían reacios a abrir un libro… Ahora vuelve con El campamento (Planeta), una novela llena de juventud y muerte. Y hasta aquí puedo contar.

El campamento
El campamento

Si me permites el juego de palabras, Blue Jeans es ahora Black Jeans… ¿Por qué una novela negra?

¡No! ¡Sigo siendo Blue! Jaja. Me gusta la novela negra desde pequeño y es un placer para mí poder escribirlas. Ya di un primer paso con la trilogía de La chica invisible y lo he confirmado ahora con El campamento.

La influencia de Agatha Christie es innegable, de hecho, abres el libro con una frase suya…

Sí, es un homenaje. Ella es mi escritora preferida y mi gran referente. No soy como Agatha, que es única e inigualable. Pero se ve claramente su influencia en mis libros.

¿Qué otros autores de novela policiaca te gustan?

Conan Doyle, Dolores Redondo, John Verdon… Ahora estoy leyendo a Blas Ruiz Grau. En España tenemos grandes escritores del género.

¿Ha sido difícil abandonar eso que llaman “la zona de confort” para adentrarte en otros territorios literarios?

Todos los cambios son complicados, pero si son a mejor – y en este caso creo que lo ha sido- pues todo resulta más sencillo. Estoy muy feliz con los últimos cuatro libros publicados. También con los diez anteriores, por supuesto.

¿Lo has hecho por convicción personal o porque, por así decirlo, no te quedaba más remedio?

Ha sido un cambio natural. Nada forzado. Tengo la suerte de que en Planeta confían plenamente en mi criterio y puedo decidir libremente lo que hacer.

Vamos al libro. Un grupo de veinteañeros, muy destacados en lo suyo, son invitados a un campamento que, piensan, cambiará sus vidas. ¿Cómo surgió la idea?

Fue en plena pandemia, en una charla con Ester, mi pareja. No tenía muy claro cómo iba a ser la siguiente novela y a ella se le ocurrió que podría estar ambientada en un campamento alejado de todo y sin conexión con el exterior. Luego fui tirando de ese hilo y vi rápidamente y muy clara la historia de El campamento.

Es una suerte de Operación triunfo diabólica…

¡No! Nada que ver con Operación triunfo, programa del que soy fan, por cierto. Solo hay un cantante en la novela.

Tus protagonistas son triunfadores, han conseguido fama y dinero. Estamos en un mundo en el que eso es muy habitual… y que los jóvenes no siempre saben manejar adecuadamente, ¿no crees?

Cuando una persona es joven y tiene éxito puede que los pies se le despeguen del suelo. No es fácil controlar la fama, el dinero o que todo el mundo te diga lo bien que lo haces. La cabeza se te puede ir. Pero cada persona es diferente y tiene un aprendizaje distinto en la vida.

No les cojo cariño a los personajes, aunque suene frío. Así que no tengo problema en que sufran o les pasen cosas

Es una novela con saltos temporales continuos y transcurre en un espacio cerrado. ¿Qué dificultades te planteó eso a la hora de escribir?

Es una historia compleja, quizá la más compleja que he escrito por lo que dices y por muchos factores más, que no puedo descubrir para no hacer spoilers a tus lectores. Pero a mí me van los retos y El campamento ha supuesto uno muy grande.

Obligas a tus protagonistas a someterse a una prueba que muy poca gente superaría hoy: el aislamiento, prescindir del teléfono y la conexión a internet. En cierto modo, los sacas del siglo XXI, ¿no?

Era algo fundamental para la historia. Gente que no se puede despegar del móvil o de sus redes sociales, ¿cómo afrontarían estar tres semanas desconectados? Muchos hemos vivido parte de nuestra vida así. Y no hace tanto. Sin embargo, la mayoría de mis lectores han nacido con un teléfono móvil y un ordenador bajo el brazo.

Hay maldad en la novela, maldad pura. ¿Te costó entrar en ese terreno?

No, jaja. No le cojo cariño a los personajes, aunque suene frío. Así que no tengo problema en que sufran o les pasen cosas.

Has emprendido una senda que te aleja del Blue Jeans que se convirtió en un fenómeno de ventas. ¿Tienes una meta, sabes a dónde quieres llegar?

Mi meta es intentar hacerlo mejor en el siguiente libro. Lo bonito de lo que me está pasando es que he encontrado el camino en la vida y ojalá siempre fuera escribiendo. Tengo un gran equipo en Planeta y unos lectores increíbles. No puedo pedir más.

Puedes compra el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios