www.todoliteratura.es
María Ángeles Chavarría
Ampliar
María Ángeles Chavarría

Entrevista a María Ángeles Chavarría con motivo de la publicación de su obra "Me jubilo ¿Y ahora qué?"

lunes 19 de abril de 2021, 21:17h

En esta entrevista la incansable escritora María Ángeles Chavarría nos hablará de su última obra ME JUBILO ¿Y AHORA QUÉ? Un ensayo divulgativo sobre un tema más que interesante, como es la jubilación, que nos aportará un sinfín de buenos y útiles consejos, opciones… sobre esta etapa vital de nuestra existencia y todo ello desde un enfoque siempre altamente motivador y ameno.

María Ángeles Chavarría
María Ángeles Chavarría

¿Cómo y cuándo te surgió la idea de escribir este libro?

Siempre me ha interesado esta etapa vital. No sé exactamente de dónde me viene este interés, pero así es. Tal vez porque he tenido muy buena relación con mis abuelos, principalmente con mi abuelo paterno, que aparece en muchos de mis libros de una forma más literaria. A él le dediqué el libro Los bolsillos de mi abuelo. También hay otras personas mayores en mis libros, pero nunca había hablado del tema de forma exclusiva. A raíz de impartir cursos a adultos y, en concreto, uno de Competencias Emocionales para un Aula Sénior, me lo planteé.

¿Cuánto tiempo te llevaron las labores de documentación y redacción?

No sabría decirte el tiempo exacto, porque habitualmente me documento para un libro de ensayo o novela mientras estoy escribiendo poesía o microrrelatos. Primero pienso todo lo que me gustaría contar, qué podría aportar, y luego investigo a partir de diferentes publicaciones, charlas, etc. La redacción, ya con la planificación hecha de los capítulos y el material organizado, me llevó aproximadamente un año. Luego, lo dejé reposar unos meses y volví sobre él. Cuando la editorial me dio la fecha aproximada de publicación, volví a actualizar todas las gráficas con datos más actuales.

¿Cómo se te fueron ocurriendo los diferentes apartados o secciones? La verdad es que son especialmente interesantes el de Miradas abiertas y el de ejemplos de personas mayores que continuaron ejerciendo labores importantes hasta el final de sus días.

En realidad, cada apartado obedece a diferentes reflexiones. Y la verdad es que, aun teniendo claros algunos de los temas que quería tratar, cuando los abordaba surgían otros nuevos. De hecho, unos y otros se acaban relacionando. El apartado que comentas, “Miradas abiertas”, al final de cada capítulo, pretende dar algunas pistas para elegir posibilidades y actuar según convenga a cada persona. Se trata de motivar con acciones concretas, en vez de teorizar. Al menos, eso es lo que he pretendido. Confío en que resulte útil. Los ejemplos de personas mayores son referencias inspiradoras. No se trata de imitar a nadie, sino de impulsar a quienes sienten que la edad les limita.

¿Son ya muchos los libros publicados, en qué crees que se diferencia del resto de manuales que habías escrito hasta ahora?

No sé si lo llamaría “manual”, porque hay muchas puertas abiertas y un montón de opciones, sin pretender dar pautas rígidas. En casi todos los ensayos de divulgación que he escrito hasta ahora hay un proceso parecido de organización de la escritura, pero al final todos son diferentes. Trato de que así sea, porque yo misma aprendo mucho escribiéndolos y me gusta dar un giro distinto cada vez, contar algo nuevo.

¿Y en qué crees que se diferencia de otros manuales que hayan escrito otros autores sobre este mismo tema?

Pues, mira, después de decidir lo que quería contar, consulté bastantes libros sobre el envejecimiento, la jubilación, la “tercera edad”, como se puede apreciar en la bibliografía final, y en ellos encontré bastante información, pero siempre me faltaba algo. Algunos estaban escritos por personas de más de 80 años, como el de Ramón y Cajal y el de Carrascal, que cuentan sus vivencias con conocimiento de causa, por supuesto, y otros se centraban en la parte del cuidado físico o en el psicológico, o solo en el ocio. Pero siempre me faltaba algo. También creo que he aportado el enfoque de una persona más joven que plantea el tema para prepararse con tiempo, con perspectiva y que, a la vez, a través de estas páginas, puede ayudar a las personas de su entorno que se encuentran ya en esta etapa. También se pone el foco en el ámbito social y empresarial, para sensibilizar a las empresas y entidades sobre lo que se puede hacer para facilitar la vida a las personas de edad avanzada, con el fin de que sean autónomas y libres para elegir una jubilación plena, enriquecedora y feliz. Por último, aporto referentes concretos en diferentes ámbitos, que sirvan de inspiración, así como frases motivadoras y esas “Miradas abiertas” que antes hemos comentado.

Publicas con una editorial puntera como es Pirámide del Grupo Anaya, supongo que estarás muy satisfecha de que hayan apostado por ti y por tu libro, ¿cómo se dio esta oportunidad?

A veces las circunstancias te llevan a un lugar y así ocurrió, de forma natural, concretamente en la feria del libro de Madrid. Yo iba a firmar ejemplares de mi libro Actitud Emprendedora: Pasión y tesón. Como llegué con tiempo, antes de la firma paseé por las casetas, como me gusta hacer, y compré varios libros, principalmente de educación, en la caseta de Anaya. De regreso, en el tren, comencé a ojearlos, pero fue en Valencia cuando me di cuenta de que mi libro podría entrar en esa colección o en otra del catálogo que me dieron. Escribí a través de la web, en la pestaña del contacto, con pocas esperanzas, la verdad, al ser una editorial que imaginaba recibiría tantos manuscritos. Envié un resumen, el índice y una brevísima presentación sobre mí. Tardaron meses en responderme y me pidieron el texto completo. Eso era una buena señal, pero no quería hacerme ilusiones. Después de un tiempo, tras una valoración muy positiva que leí varias veces para convencerme, me confirmaron que les interesaba. Te puedes imaginar. Estaba ilusionadísima de formar parte de una editorial que está en mis estanterías desde que era una estudiante y de cuyos libros sigo aprendiendo. Todo un honor. Me siento muy agradecida.

Enumera otros títulos de divulgación que hayas escrito y que también creas que puedan resultar lecturas amenas.

Son unos cuantos ya. Además del que ya he comentado, tengo publicados Controla tu tiempo, controla tu vida; Padres adoptivos: Cómo afrontar el proceso y la educación de nuestros hijos; Hablar en público y en privado: Las situaciones que nadie te comenta; La eficacia de la creatividad: Creactívate (2015); Cómo enfocar los cambios: Qué te mueve. Y otros sobre los géneros educativos en el aula, desde Primaria a Bachillerato. En cualquier caso, en mi blog mirarconpalabras.com aparecen todas las publicaciones. Lo mejor es elegir según los gustos lectores. Yo soy la menos indicada para aconsejar un título.

¿Cómo está afectando la Covid a la promoción de tu libro, y qué tienes pensado hacer a pesar de los tiempos que vivimos para que tu libro se conozca mejor?

La verdad es que no he parado de hacer entrevistas desde que el libro salió a la venta. Exceptuando una presencial, todas las demás han sido a través de plataformas como zoom. Estoy muy agradecida a los medios, la mayoría a través de la editorial, y a personas tan generosas como tú, Elga Reátegui, Elena Baixauli o Antonio Arbeloa, que os habéis interesado por el libro y me habéis dado la oportunidad de hablar de él.

¿Qué es lo que sobre todo lo que le recomendarías a las personas que se vayan a jubilar?

Pienso que hay que abordar cada etapa como una oportunidad, con ilusión y sin falsas expectativas; introducir hábitos saludables sin obsesionarse; disfrutar de las cosas sencillas, de la familia, de las amistades; procurar tener algún proyecto que nos llene, algo que nos apasione; seguir manteniendo la curiosidad por aprender y descubrir; hacer algo para transmitir la experiencia adquirida; y, sobre todo, agradecer lo vivido y lo que queda por vivir.

Finaliza la entrevista con un párrafo motivador de tu libro, gracias por tu tiempo y suerte con ME JUBILO ¿Y AHORA QUÉ? (PIRÁMIDE, 2021).

Voy a seleccionar un párrafo que resume de algún modo el libro y responde también a tu pregunta anterior. Espero que sea motivador. Y muchísimas gracias a ti, Isabel.

“Envejecer bien, por tanto, es mucho más que encontrarse en buenas condiciones físicas, cognitivas y mentales, como hemos visto. Es caminar con un sentido añadido, con un aporte extra al momento específico y a cada situación. Es saber estar con dignidad, sentido del humor y satisfacción, tanto por el camino recorrido como por las ilusiones y proyectos que todavía caben en las sendas por descubrir. Es valorar a los amigos, disfrutar de la familia, aprender cada día, tomarse tiempo para conocerse y ser tal como se es, sin tener que dar cuentas a nadie. Es adquirir un compromiso activo con la vida.”

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios