www.todoliteratura.es

“Las violetas de Toulouse”, de Carlos Díaz Domínguez

Por Javier Velasco Oliaga
jueves 12 de agosto de 2021, 13:00h
Las violetas de Toulouse
Las violetas de Toulouse

La nueva novela de Carlos Díaz Domínguez es “Las violetas de Toulouse”, un thriller histórico sobre la vida de de los exiliados españoles en la ciudad de orillas del Garona después de la guerra civil y en plena Segunda Guerra Mundial. Una novela rigurosa sobre ciertos acontecimientos que tuvieron lugar en Francia y que tiene muchas ramificaciones al pasado reciente de nuestra fratricida guerra.

La trama principal de la novela se desarrolla en Toulouse, pero las causas de la acción que se desarrolla en la obra vienen de diferentes lugares de la geografía española. Y tiene como protagonistas hegemónicas a dos mujeres de diferente condición. Por una parte tenemos a Catalina, enfermera republicana que trabaja en uno de los hospitales de la ciudad francesa donde trata a muchos ex combatientes huidos de la España franquista y que han tenido que pasar muchas penurias en los campos de concentración franceses vigilados por soldados nigerianos. Las autoridades francesas se portaron de manera inmisericorde con estos refugiados y al llegar los alemanes no sólo no se mejoró sino que empeoró ostensiblemente.

Por otra parte, tenemos a María Eulalia, una joven madrileña que después de ver asesinar a sus dos hermanos sacerdotes y a su madre en una iglesia de la capital, cercana a la Latina, pergeña una gran venganza y para llevarla a cabo se disfraza de miliciana para poder pasar información a las tropas franquistas después de la victoria. Esto le acarreará muchos problemas, algunos de índole moral más adelante. Nunca estuvo de acuerdo con la forma de proceder del bando vencedor de la guerra.

Viviendo anónimamente en Salamanca, es reclutada por los servicios de información para desplazarse a Toulouse y averiguar por qué habían sido descubiertos cuatro espías nacionales que querían enterarse de los planes del Partido Comunista de España en una posible invasión comunista. Que llevaría el nombre de Reconquista y que fue pergeñada por los líderes del PCE de manera un tanto infantil e ilusoria, ya que no tenían el beneplácito de las fuerzas aliadas y que sería perseguida por la autoridades democrática francesas.

Una vez llegada a Toulouse comienza a trabajar en un bar francés donde solían reunirse los republicanos españoles. Allí conoce a Eulalia y a otros refugiados del partido comunista. Según avanza la historia, Carlos Díaz Domínguez hace diferentes flash-backs a las vidas de ambas mujeres durante la guerra y a las diferentes personas que se relacionaron con ellas en el bando de la República. Gracias a estas analepsis conocemos cómo eran ambas protagonistas y el porqué de su pensamiento. Lo que nos dará muchas claves para conocer sus motivaciones personales.

Lógicamente, como en toda buena novela tenemos un malvado de manual: Nicolás Bustamante, antiguo oficial franquista que vive del estraperlo. Como represor fue cruel y como persona un manipulador y encantador de serpientes que sigue haciendo de la suyas en tiempo de paz. Quizá lo único flojo de la novela sea esa trama donde exige a Catalina hacer algo que no quiere realizar. Los tiempos que plantea el autor son demasiado rápidos para lo que se quiere conseguir y choca que Díaz Domínguez, un reputado escritor de novelas de espionaje, caiga en ese apresurado error.

Salvo eso, la novela funciona estupendamente. La intriga es creciente, la trama es rápida incluso en los pasajes en los que vuelve al pasado y la conclusión es brillante, pese a que algunos de los acontecimientos los sepamos de antemano por conocer la historia. Me sigue sorprendiendo que este escritor, de una calidad indudable, autopublique sus novelas, y más después de haberlo hecho en una de las grandes editoriales. Aquí la miopía de algunas editoras se pone de manifiesto de manera ciertamente inadmisible.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios