www.todoliteratura.es

Javier Olalde: "Eran un destino"

Ediciones Vitruvio. Madrid, 2021
Por Rogelio B. Martínez
miércoles 27 de octubre de 2021, 13:00h
Eran un destino
Eran un destino

Javier Olalde, en su poemario Extravagancia infinita (2019), escribe: “Desentrañarnos,/ desentrañar el mundo,/ oficio de filósofos y poetas”. Pero también podría haber escrito “oficios de filósofos poetas y poetas filósofos”, porque tampoco resultan tan raros ni escasos los ejemplos de tales personalidades en la historia de la filosofía y de la literatura. Solo por recordar algunos, ahí están Parménides o Lucrecio en la ANTIGÜEDAD clásica. O Ibn Hazm e Ibn Gabirol en el Al Andalus medieval. Y, si se repasan épocas más cercanas, tenemos a George Santayana o María Zambrano, entre los filósofos poetas, y a Unamuno, Antonio Machado o Ramón Xirau, entre los poetas filósofos.

Una amplia y continuada tradición cultural en la que se encuadra a sí mismo Javier Olalde, poeta cada vez más seguido y valorado a pesar del mucho tiempo que estuvo sin publicar, y del que se acaba de editar el ensayo Eran un destino. Libro con el que se adentra definitivamente en el ámbito del pensamiento especulativo. Circunstancia que anticipaba ya en Extravagancia infinita, poemario que actualiza la antigua forma literaria del prosimetro, donde cada uno de los poemas va acompañado y subrayado por una breve reflexión de carácter filosófico. Una oportuna y acertada fórmula literaria para unir y concertar poesía y filosofía.

Eran un destino, su primer libro en prosa, está formado por ocho capítulos dedicados cada uno de ellos a un pensador de reconocido prestigio. Se inicia con el renacentista italiano Giordano Bruno y, siguiendo el orden cronológico, continúa con Rousseau, Kierkegaard, Nietzsche, Sigmund Freud, Albert Camus y Claude Lévi-Strauss, para finalizar con el filósofo estadounidense Richard Rorty.

Una amplia y significativa muestra del pensamiento moderno y contemporáneo, que Olalde presenta y examina con un estilo sucinto y terso, apoyado y enriquecido por las numerosas citas bibliográficas que interactúan con el texto original, donde el autor acredita su amplia experiencia literaria no solo como poeta sino también como prosista, debido a su extenso y calificado historial periodístico.

Sin duda, una de las particularidades más sobresalientes de Eran un destino es que, aun ofreciendo y repasando ideas y teorías de notables pensadores, con ello no se pretende llevar a cabo únicamente la típica apología o la usual glosa laudatoria. Por el contrario, el autor no siempre escatima los comentarios críticos, llegando incluso en algunos casos -en especial, Lévi-Strauss y Rorty- a la polémica y la discusión más patente ante afirmaciones y conceptos dudosos o no compartidos, manteniendo una argumentada disputa intelectual.

Un riguroso análisis que, pese a la resumida extensión de los capítulos, le permite a Olalde explicar y desarrollar sus propios pensamientos y juicios. Actitud que, por otra parte, es la que corresponde hallar en los escritos donde se intentan abordar en serio, los temas filosóficos, pues de otra manera serán tan solo textos de divulgación o de enseñanza, no auténticos ensayos de filosofía.

Si bien dedicado esencialmente a la poesía, su invariable vocación, Javier Olalde, con la publicación de Eran un destino reafirma su carácter de poeta filósofo. Acontecimiento que acaso permita esperar alguna nueva obra relacionada con la filosofía en el futuro. Y, aunque así no fuera, ahí están muchos de sus poemas para poder conocer y valorar su pensamiento, además de poder apreciar su incuestionable calidad literaria.

Un excelente libro de un relevante autor.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios