www.todoliteratura.es
Javier Reverte
Javier Reverte

Entrevista a Javier Reverte, autor de "El tiempo de los héroes"

"Modesto es un héroe olvidado muy atractivo como personaje"

jueves 23 de octubre de 2014, 13:23h
Add to Flipboard Magazine.


La editorial Plaza y Janés ha publicado la más reciente novela de Javier Reverte, que lleva por título El tiempo de los héroes. Este libro no sólo se centra en las hazañas del general Juan Modesto durante la Guerra Civil, sino que también realiza un detallado retrato de la España de la guerra que abarca desde la alta política hasta las vidas cotidianas de soldados y ciudadanos de a pie en este periodo tan difícil de nuestra historia. El libro ha sido publicado por la editorial Plaza & Janés.



En la entrevista, Javier Reverte nos habla, entre otros temas, de la figura de Juan Modesto y de las razones que le llevaron a escribir esta gran novela tan fiel a la realidad, que ha documentado incluso con textos de su hermano, todo un experto en la Guerra Civil. Entre sus libros de viajes destacan Colinas que arden, lagos de fuego y En mares salvajes y sus novelas La canción de Mbama o Barrio Cero consiguieron una gran aceptación por parte de los lectores.

¿Qué le llevó a escribir El tiempo de los héroes?
Yo nací en el 1944 y todos mis mayores habían sufrido la guerra, en los dos lados, y era la más dolorosa experiencia de su vida. O sea: en cierta manera, yo viví la guerra, soy casi un ex-combatiente. Y me gusta escribir de lo que he vivido: estaba en deuda. Además de eso, es nuestra mayor epopeya y nuestra más terrible tragedia.

¿Por qué ha decidido escribir ahora una novela histórica? ¿Ha apreciado mucho cambio con respecto a otros géneros de la novela?
Me divierte cambiar, experimentar. Pero la novela histórica tiene un anclaje con la realidad que me gusta particularmente. Hablas de la vida como pudo haber sido, con técnicas de ficción y con la Historia a tus espaldas. Hay una larga tradición en la novela histórica, en la buena novela histórica: Apolonio de Rodas fue el primero en novelar la legendaria aventura de Jasón y los Argonautas. Y luego están Margarita Yourcenar, Robert Graves, Thorton Wilder, László Passuth, Mika Waltari, Ivo Andric..., y muchos otros grandes escritores. En España, recientemente, la han trabajado bien Antonio Soler, con Boabdil el Chico, y Susana Fortes, con Robert Capa. Es una literatura distinta a esa otra ahora de moda que hay en España y que yo llamo novela hisÉrica.

¿Prefiere escribir novelas o libros de viajes?
Ambas cosas. Las novelas son más complejas, de todos modos. Y me gusta alternarla con los viajes, mi cabeza funciona mejor, me oxigeno.

¿Por qué decidió centrar El tiempo de los héroes sobre la figura de Juan Modesto?
Porque era un héroe ignorado y muy atractivo como personaje. Estuvo en todas las batallas de la guerra, era el hombre de la guerra, el mejor para poder contar algo sobre la guerra.

¿Cómo definiría al general Modesto?
Valiente, viril, inteligente, algo pícaro y, sobre todo, un hombre que creía en ideales de justicia, por los que luchaba y se jugaba la vida. Eso: de los que ya no quedan, de los de antes. Por eso el título pretérito: "el tiempo de...". Es una mezcla de Ulises y Héctor. Por eso, la novela tiene un perfume épico.

¿Qué es lo que más destacaría de él?
Su fe en sus ideas.

¿En cuál de todas las batallas en las que combatió cree que tuvo un papel más determinante?
Creo que en el Ebro: estuvo a punto de ganarla y su estrategia funcionó a la perfección. Era mucho mejor militar que Franco, pero tenía menos medios.

Y, si vamos aún más lejos, ¿cuál piensa que fue la batalla más determinante para el curso de la guerra?
El Ebro, precisamente. Si Franco no hubiera contado con una superioridad aérea abrumadora y con muchos más tanques, Modesto, que era quien dirigía el llamado Ejército de Maniobra, la hubiera ganado sin duda. Le faltó un pelo de todas formas. Cogió por sorpresa al enemigo cuando cruzó el río, resistió cuando el otro contraatacó y llevó a cabo una retirada ejemplar desde un punto de vista táctico.

¿Podría haber dirigido Modesto mejor la defensa de Madrid que como se defendió realmente?
Eso no lo sé, porque Vicente Rojo, que era jefe del Estado Mayor republicano en Madrid, lo hizo muy bien. El gran protagonista, de todas formas, fue el pueblo madrileño, que no se rindió, en tanto que el gobierno escapaba a Valencia. Donde sí pudo lograr Modesto una gran victoria fue en Brunete, lo que hubiera supuesto la ruptura del cerco de la capital en el verano del 37: pero le fallaron Líster, por torpeza, y el Campesino, por cobardía.

¿Ha sido complicado escribir sobre Modesto sin contar con el apoyo de la familia de él para escribir la novela?
Al principio, claro que sí. No quisieron ni verme ni hablarme de él. Ignoro la razón, la verdad. Y por eso no pude escribir de él sobre la vida en el exilio. Pero ahora ya me da lo mismo: estoy contento con el libro tal y como ha quedado.

¿Sabe si los familiares han llegado a leer el libro?
No tengo idea y además me importa un bledo. Un hijo suyo me mandó poco menos que al cuerno: conservo la carta que le escribí explicándole qué era lo que quería hacer. Modesto ya es novela y me encantaría mandar al cuerno a su hijo si me busca.

¿Cuánto tiene la novela de realidad y cuánto de ficción?
Me gusta decir que es un libro sobre la realidad escrito con técnicas de ficción o un libro de ficción inserto en la realidad de la Historia. Porque..., ¿qué son los hechos, qué es la realidad, qué es la Historia? Si los propios historiadores no se ponen de acuerdo sobre los hechos, ¿por qué un novelista no va a imaginar la realidad?

¿Le han sido útiles los libros sobre la Guerra Civil de su hermano para documentarse?
Claro, muchísimo: sobre todo porque hablan del campo de batalla, que es lo que me interesaba esencialmente.

¿Qué otros libros le han ayudado para construir la novela?
Libros de Historia, sobre todo, y las memorias de antiguos combatientes, como Tagüeña, Rojo, Líster, Cordón, Hidalgo de Cisneros, el propio Modesto... Me ayudó mucho Santiago Carrillo, que fue gran amigo de Modesto: durante toda una tarde estuvimos hablando de él unos meses antes de que Carrillo muriera.

¿Le ha transmitido ya a César Vidal que en uno de sus libros dio por fusilado a un pariente suyo?
A Vidal no le conozco personalmente. Pero lo que hizo con mi tío Manuel Reverte fue casi un asesinato: ¡Fusilarlo en el 36 en una saca de presos cuando el hombre murió treinta años después en la cama! No se lo perdono.

¿Se va a dedicar ahora más a la novela y dejar de lado la literatura de viajes?
No, ni mucho menos. Lo que pasa es que, gracias a la política del gobierno sobre el IVA y el IRTPF, mis ingresos son mucho menores, en tanto que viajar sigue siendo caro. La crisis me afecta también en las ventas. Y la piratería digital es una puñalada trapera. Yo me he pagado siempre mis viajes y ahora puedo viajar mucho menos. La política cultural del PP y la piratería están acabando con la creación. Y mucho más en los libros de viaje. Así que tendré que concentrarme más en la novela. Qué le vamos a hacer.

¿Está trabajando en algún nuevo proyecto?
He terminado un libro de viajes por Irlanda que tardará un poco en salir, por la cosa de que acabo de sacar un libro y no voy a competir conmigo. Y preparo una nueva novela.


Puede comprar el libro en:

Logo FNAC 
120x60 IberLibro.com - 110 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.