www.todoliteratura.es
Naomi Klein
Naomi Klein

"Esto lo cambia todo", la teoría del cambio climático de Naomi Klein

martes 17 de marzo de 2015, 10:39h
Add to Flipboard Magazine.
Cada década, Naomi Klein escribe un libro que consigue redefinir toda una era. No logo: El poder de las marcas lo hizo con la globalización. La doctrina del austeridad. "Esto lo cambia todo" está a punto de dar un vuelco al debate sobre esta tormentosa era que ya está prácticamente sobre nosotros.
Esto lo cambia todo
Esto lo cambia todo
Esto lo cambia todo: El capitalismo contra el clima es el libro más provocador, importante y personal hasta la fecha de Naomi Klein, autora de dos grandes best sellers internacionales como La doctrina del shock: El auge del capitalismo del desastre y No logo: El poder de las marcas. La revista New Yorker ha dicho de Naomi Klein que es «la figura más visible e influyente de la izquierda estadounidense, a la que es actualmente lo que Howard Zinn y Noam Chomsky treinta años atrás», y Rachel Maddow escribió a propósito de La doctrina del shock que es «el único libro publicado en los últimos años en Estados Unidos que yo calificaría de lectura obligatoria».

Con Esto lo cambia todo, Klein nos ofrece una brillante explicación de por qué la crisis climática es una señal de alarma que nos insta a modificar un sistema económico que ya nos está fallando en múltiples frentes.

Olviden todo lo que saben sobre el calentamiento global. La verdad, aunque sea realmente incómoda, es que la culpa no la tiene el dióxido de carbono: la culpa es del capitalismo. Pero hay otra verdad, mucho más constructiva y fácil de asumir: podemos aprovechar la actual crisis existencial para transformar nuestro fallido sistema económico y construir algo radicalmente mejor. Klein pone así al descubierto los mitos que enturbian el debate sobre el clima. Nos han dicho que el mercado nos salvará, cuando, en realidad, la adicción al lucro y al crecimiento nos está hundiendo un poco más en nuestra propia trampa cada día. Nos han dicho que es imposible dejar de usar combustibles fósiles cuando, en realidad, ya sabemos perfectamente cómo hacerlo. Basta con que infrinjamos todas las reglas del «libre mercado». ¿Cómo? Poniendo freno al poder de las grandes empresas, reconstruyendo las economías locales y recuperando nuestras democracias. Klein también defiende que la reducción masiva de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero es la mejor oportunidad a nuestro alcance para reducir las abismales desigualdades actuales.

La autora pone al descubierto en estas páginas la desesperación ideológica que impulsa a los negacionistas del cambio climático, los delirios mesiánicos de los geoingenieros (o, mejor dicho, de quienes aspiran a serlo) y el trágico derrotismo de tantas y tantas iniciativas del movimiento ecologista convencional. Y muestra precisamente por qué dejar la crisis en manos del mercado no ha solucionado el problema (ni puede solucionarlo) sino que servirá justamente para lo contrario, pues empeorará las cosas al dar rienda suelta a iniciativas y métodos de extracción de energía cada vez más sucios y dañinos desde el punto de vista ecológico, los cuales irán acompañados, además, de una galopante extensión del capitalismo del desastre.

También nos han asegurado que la humanidad es demasiado codiciosa y egoísta como para estar a la altura de semejante reto. Lo cierto es que, en todo el mundo, la lucha por el triunfo de la economía que viene y en contra del extractivismo irresponsable está cosechando ya éxitos tan sorprendentes como inspiradores.

Klein escribe: «Nuestros sistemas económico y planetario están actualmente en guerra.

O, para ser más precisos, nuestra economía está en guerra con múltiples formas de vida sobre la Tierra, incluida la humana. Lo que el clima necesita para evitar la debacle es una contracción en el consumo de recursos por parte de la humanidad; lo que nuestro modelo económico exige, sin embargo, es eludir esa debacle por medio de una expansión sin cortapisas. Solo uno de esos dos conjuntos opuestos de reglas puede cambiarse y, desde luego, no es el de las leyes de la naturaleza». «La batalla ya se está librando y, ahora mismo, el capitalismo la está ganando con holgura. La gana cada vez que se usa la necesidad de crecimiento económico como excusa para aplazar una vez más la muy necesaria acción contra el cambio climático, o para romper los compromisos de reducción de emisiones que ya se habían alcanzado».

El cambio climático constituye —según Klein— una señal de alarma, un poderoso mensaje que nos llega a través de un lenguaje de incendios, inundaciones, temporales y sequías.

Para atender esta señal no tendremos suficiente ya con cambiar las bombillas de nuestras casas o nuestros lugares de trabajo. Ahora es preciso cambiar el mundo antes de que el mundo cambie tan drásticamente que nadie esté a salvo. En definitiva, o somos nosotros quienes adoptamos cambios radicales, o nuestro mundo físico nos impondrá los suyos. La opción del mantenimiento del statu quo ha dejado de ser una opción viable.

Klein sabe que ese no es un mensaje agradable de escuchar: «La verdad es que este es el libro más difícil que he escrito jamás, precisamente porque la investigación que he realizado para el mismo me ha llevado también a buscar esa clase de respuestas radicales. No albergo duda alguna sobre su necesidad, pero no hay un solo día en que deje de preguntarme a mí misma por su viabilidad política, sobre todo teniendo en cuenta el apretado e implacable plazo límite que el cambio climático nos impone».

Naomi Klein es una galardonada periodista, columnista independiente y autora de grandes éxitos editoriales de ventas a nivel internacional, como su más reciente obra, Esto lo cambia todo: El capitalismo contra el clima.

Aclamado por la crítica, el libro ha sido un superéxito de ventas de la lista del New York Times desde que se publicó en septiembre de 2014, ha figurado también en múltiples listas de best sellers de todo el mundo y ha sido incluido en numerosas clasificaciones de «mejores libros del año», como, por ejemplo, la de «Cien libros notables de 2014», del New York Times. En 2014, fue galardonado con el prestigioso premio para obras de «no ficción» del Fondo Hilary Weston para Escritores. El New York Times escribió de él que se trata de «la obra de temática ecológica más trascendental y polémica desde Primavera silenciosa». Esto lo cambia todo está siendo traducido a más de veinte idiomas. En 2015 se estrenará también un documental complementario dirigido por Avi Lewis.

El anterior libro de Klein, La doctrina del shock: El auge del capitalismo del desastre, alcanzó también categoría de n° 1 internacional en ventas (y en la lista de best sellers del New York Times). Con más de un millón de ejemplares impresos desde su lanzamiento mundial en 2007, La doctrina del shock se ha publicado ya en más de treinta idiomas. Ese mismo año, figuró en múltiples listas de «mejores libros del año», entre ellas, la del «preferido de la crítica» del New York Times. Rachel Maddow escribió a propósito de La doctrina del shock que es «el único libro publicado en los últimos años en Estados Unidos que yo calificaría de lectura obligatoria».

Del primer libro de Naomi Klein, No logo: El poder de las marcas, que fue también un superventas internacional y se tradujo a más de 25 idiomas, también se publicaron más de un millón de ejemplares. El New York Times lo llamó «la biblia de un movimiento». En 2009, se publicó a nivel mundial una edición especial del décimo aniversario del libro. En 2011, la revista Time lo incluyó en su lista de los cien libros de «no ficción» más importantes publicados desde 1923. La revista The Literary Review of Canada lo ha considerado como uno de los cien libros canadienses más importantes jamás publicados. En 2002, se editó también una compilación de artículos y ensayos de la autora, Vallas y ventanas: Despachos desde las trincheras de la globalización.

En 2007, el filme de seis minutos que acompañaba a La doctrina del shock, creado por Alfonso Cuarón, aclamado director de Hijos de los hombres, fue uno de los incluidos en la Selección Oficial de la Bienal de Venecia y de los festivales internacionales de cine de San Sebastián y de Toronto. La doctrina del shock también fue adaptada en forma de largometraje documental por el premiado director Michael Winterbottom, que lo estrenó en el festival de cine de Sundance en 2010. En 2004, Naomi Klein escribió el guión de The take («La toma»), un largometraje documental sobre las fábricas ocupadas y «recuperadas» en Argentina, coproducido con el director Avi Lewis. La cinta formó parte de la Selección Oficial de la Bienal de Venecia y obtuvo el premio del jurado al mejor documental en el festival de cine del American Film Institute en Los Ángeles.

Naomi Klein es periodista colaboradora de Harper's y Rolling Stone, y escribe una columna periódica para The Nation y para The Guardian que es distribuida internacionalmente a diferentes medios de comunicación por el New York Times Syndicate. Además, diversas crónicas y escritos suyos han aparecido en el New York Times, el Washington Post, Newsweek, el Los Angeles Times, el Globe and Mail, El País, L'Espresso y The New Statesman, entre otras muchas publicaciones.

Naomi es miembro de la junta directiva de 350.org, un movimiento global de militantes de base constituido con el objetivo de buscar solución a la crisis del clima. Es también escritora becada por la Fundación Puffin en el Instituto The Nation, y ha estado con una beca Miliband en la London School of Economics. En 2004, su labor informativa desde Irak para Harper's le valió el Premio James Aronson de Periodismo por la Justicia Social. En 2014, recibió el premio de la sección de Economía Política Internacional (IPE) de la International Studies Association como Activista-Académica Destacada. Tiene también un doctorado honoris causa en Derecho Civil por la Universidad del King's College de Nueva Escocia.

Puedes comprar el libro en:


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (15)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

4 comentarios