www.todoliteratura.es

9788417796297

Constantemente nos dicen que debemos querernos a unos mismos, que el amor propio es lo primero para poder querer a los demás y tener una vida completa y feliz. Sin embargo, recibimos en todo momento la advertencia, de formas directas, pero sobre todo indirectas, de que tampoco nos pasemos, te tienes que querer, pero tampoco mucho, o al menos que no se note, no seas creído, no seas soberbio.

  • 1