www.todoliteratura.es

El saludo romano

NUEVA TRIBUNA

El “saludo romano”

En el siglo XX el “saludo romano” reaparece en Europa al poco de terminar la Gran Guerra

En Roma se estableció el conocido como “saludo romano”, extendiendo el brazo hacia delante, de manera recta, con la palma de la mano hacia abajo. El brazo se extendía de forma paralela al suelo o formando un ángulo no determinado hacia arriba. Aunque se denomine como romano no siempre se usó en la larga Historia romana, siendo más frecuente en tiempos del Imperio. Así podemos verlo en la Columna Trajana donde los legionarios saludan al emperador, y en muchas estatuas de emperadores, especialmente en las de Augusto, tan comunes por toda la geografía imperial, o en el retrato ecuestre de Marco Aurelio, por aludir a algunos ejemplos sobresalientes. Prueba de la variedad en las formas de este signo tendríamos un relieve del siglo II d.C. en Éfeso donde el saludo en los funerales de un militar se hace con la mano abierta hacia delante, pero hacia el suelo en un ángulo de cuarenta y cinco grados

  • 1