www.todoliteratura.es

Félix de Azúa

Los test de psicometría no pueden medir la inteligencia, pero miden bastante bien la estupidez; sobre todo la de sus más enfervorizados devotos. Sostienen los expertos que son predictivos del éxito académico, e incluso del laboral. Probablemente lo sean, pero la inteligencia es una mariposa muy difícil de atrapar con las redes de la mera eficacia o de la utilidad. No se trata de que esos test sean inútiles o falsos, ni mucho menos; se trata de que lo que cuantifican y evalúan son, en todo caso, las capacidades y aptitudes del cerebro en relación con objetivos específicos y tareas concretas.

Félix de Azúa rescata en "Nuevas lecturas compulsivas" la pasión por los libros que han marcado su vida, un recorrido emocional que constituye su segunda biografía, la de papel, de uno de los escritores más originales, brillantes y cosmopolitas de la literatura española.


«Cuenta el Génesis que una vez expulsado del seno familiar tras el asesinato de Abel, el fugitivo Caín y su horda fundaron la primera ciudad. Caín quiso construir con sus propias manos aquel paraíso del que sus padres tanto le habían hablado y restañar así con un gesto de soberbia la herida de una expulsión injusta. La invención de la ciudad cainita es coincidente con la invención de la historia.»
  • 1


El pleno de la Real Academia Española ha elegido en su sesión del jueves, 18 de junio, al doctor en Filosofía por la Universidad de Barcelona y escritor Félix de Azúa para ocupar la silla «H», vacante desde el fallecimiento de Martín de Riquer el 17 de septiembre de 2013.

Félix de Azúa publica "Autobiografía sin vida". A través de la marea de imágenes y palabras que le han acompañado en el camino de su vida, Félix de Azúa ha urdido una hipnótica narración donde prescinde del anecdotario biográfico para describir su fundamental experiencia estética, la carta de navegación de una memoria, un viaje espectral por los momentos más intensos del arte, la historia y la literatura.