www.todoliteratura.es

María Moliner

Se lo oían decir frecuentemente sus familiares y amigos: Yo nací en el año cero. Lo dejaba caer con esa guasa aragonesa con la que, según su hija Carmina, aderezaba ella frecuentemente su conversación. Y no le faltaba razón a María Moliner para decir esto, porque en efecto, ella fue una de las inauguradoras del siglo XX, de las más ilustres además.

María Moliner -para decirlo del modo más corto- hizo una proeza con muy pocos precedentes: escribió sola, en su casa, con su propia mano, el diccionario más completo, más útil, más acucioso y más divertido de la lengua castellana. Se llama Diccionario de uso del español, tiene dos tomos de casi 3.000 páginas en total, que pesan tres kilos, y viene a ser, en consecuencia, más de dos veces más largo que el de la Real Academia de la Lengua, y -a mi juicio- más de dos veces mejor.

Las palabras, sus amadas palabras, las salvadoras palabras, esas que su querido maestro Américo Castro le había enseñado a amar, acuden en su auxilio cuando, acabada la guerra, y ya en Madrid, siente María Moliner la melancolía de las energías no aprovechadas, tras su jornada en la Biblioteca de Ingenieros Industriales, donde ejercía de bibliotecaria.

En la vida de María Moliner merece especial mención la Institución Libre de Enseñanza, fundada en 1876, y su prolongación: la Escuela Cossío de Valencia, creada en Octubre de 1930, hace ahora 90 años.

  • 1

El 22 de enero se cumple el 40 aniversario de su muerte

Autora del libro “María Moliner: La luz de las palabras”

Cuando Hortensia Búa Martín decidió escribir la biografía “María Moliner: La luz de las palabras” no había casi nada escrito sobre tan distinguida filóloga. “No me lo podía creer”, confiesa la biógrafa. Era inaudito que una persona tan relevante y tan sabia como la lexicógrafa aragonesa no tuviese un estudio sobre su vida y su obra y que apenas hubiese documentación sobre ella en la Biblioteca Nacional.

Exactamente hace ahora 98 años, el 1 de diciembre de 1922, con veintidós años de edad, se incorporó María Moliner a su puesto en el Archivo de Simancas.

El Círculo de Bellas Artes otorga el nombre de la filóloga y lexicográfica María Moliner, a una de las salas del edificio. En torno a la autora del Diccionario de uso del español, se ha diseñado la jornada “Con M de Moliner”, en la que Moliner y el lenguaje compartirán protagonismo.