www.todoliteratura.es

Sexto Piso

Sexto piso, Madrid, 2020

El título, en principio, me parece exagerado (¿tal vez la única exageración de este interesantísimo y versátil libro?) y ello es explicable para quien se asoma con afecto y proximidad a él por cuanto, dado el contenido y esa forma tan interesada, humana, perceptiva y emocionante de narrar, quien así se expresa ha de ofrecer todo menos falsedad; es un texto próximo, vivido –y escrito- con todos los sentidos, delicado y sugerente. Hasta tal punto que un lector un poco avezado creo que tendería a entender estos apuntes-anotaciones-vivencias más como un gesto de cariño que no como un gesto de engaño.

Sexto piso, Madrid, 2020

La poeta piensa las palabras (cada palabra) con su sustancia lírica y la sugerencia propia de quien tiene la intención de iluminar sin deslumbrar, de otorgar a lo cotidiano la luz suficiente que ayude a distinguir sin matar los perfiles de la realidad. De ahí que el lector sienta que es alguien próximo quien le habla, quien le invita a considerar las cosas de una manera más sencilla a la vez que sutil.

Atrapados en nuestro propio laberinto igual que Cíclopes de un solo ojo que han perdido el rumbo y van en una única dirección. Y todo, por ese oscuro artificio del azar que representa la vida no vivida. Una vida que nunca pensamos que tendríamos que experimentar, pero que es la vida tal y como es y no cómo nos la imaginamos. Esas falsas ensoñaciones, sin embargo, traen consigo cambios accidentales provocados por las erupciones dormidas en el letargo del tiempo.

Editorial Sexto Piso

La mano de la buena fortuna, es un canto apasionado, reverencial y lírico. Discurre parte de la historia en favor de la imperiosa necesidad de pregonar ese placer de la buena palabra escrita, a la vez que la más firme defensa de lo humano.

Sexto piso, Madrid, 2020
Vuelve, por fortuna lectora, el minucioso profesor Agamben a ofrecernos un viaje lúcido, profundo y documentado en este libro donde, como en cada uno de sus anteriores según su modo de hacer, se expone una invitación a pensar en lo aparentemente pequeño, en los detalles –tanto de la palabra bien elegida como en su trascendente significado- para mostrarnos un ejercicio de especulación acerca del pensar en aquella materia trascendente, de vinculo espiritual –real e intelectual- de que estamos hechos y, en la ofrenda de este viaje, a sugerirnos el pensar lo que nos constituye con ya como realidad, sino como esa especulación vivida, incluso como sueño.

Sexto Piso, Madrid, 2019

Estamos, una vez más, lector, ante una de las voces más interesantes y prolíficas de cuanto guarda la narrativa europea actual (el autor nació en 1948) Una prosa culta, transparente, sencilla y educadora en el sentido más generoso.

De una crónica del escritor español-francés Kiko Herrero sobre Venezuela he pasado a leer "Arde Madrid" (2014). El título sugestivo me recordó «Mejor que arder», de Clarice Lispector: sus frases poéticas, su feminidad ardiendo en las pasiones de uno de sus personajes. La idea de que algo se mortifica (algo humano, desbordante) y el hecho de que uno no sabe por qué han ocurrido sus vivencias en una ciudad y entre una gente completamente distinta a la nuestra pero que se respeta —porque la historia está bien contada— como acostumbra a respetar la mayoría de la gente las ideas del otro, sus obsesiones, su química cerebral, su fanatismo, su incultura, su violencia —que uno nunca sabe de dónde provienen (porque nos está vedado asomarnos a la cabeza del otro)—, su sensibilidad (en todas sus diversidades) la misma que en algún momento empieza a arder.

Nueva crítica

Es curioso, creo, el hecho de que todo libro de poesía oriental tiene siempre, para nosotros, algo de evocación.

Sexto Piso, Madrid, 2020

El título, tan formalmente prosaico y descriptivo, entraña, también, tal vez el secreto de este texto original que viene narrado tan de un modo muy personal -de alguna forma identitario, lo que le hace próximo, cuando menos, desde el lado de la implicación, más, a la vez, le dota de un capacidad observadora y especulativa que le distingue-, como de una elaboración literaria que acaso señale un camino distinto respecto de los cánones comunes de la expresión poética.

Sexto Piso, Madrid, 2020

La buena literatura es un perfecto antídoto contra el mal; casi estoy por decir, contra cualquier tipo de mal. Supone, y ofrece, inteligencia observadora, equilibrio emocional, humor, advertencia del matiz de las cosas, esto es, la exposición más próxima a la naturaleza de la cosa; a la cosa misma.

Ed. Sexto Piso

La historia de esta novela contada con sencillez agradable, muestra al lector la maestría de la autora Jane Smiley. Nos descubre con su lectura las entidades convencionales familiares y las consecuencias problemáticas que se suceden en las historias de amor.

Sexto Piso, Madrid, 2019

Es una suerte rememorar siempre la palabra del poeta cuando el panorama palabrero que nos rodea no es paisaje sino una realidad falsa, virtual, que no genera belleza sino sospecha. Infelicidad.

Sexto piso, Madrid, 2018

Probablemente este autor, sin miedo a la exageración, pueda citarse como uno de los ejemplos más brillantes en haber salvado esa combinación no siempre fácil en literatura, su condición de poeta (un exquisito poeta ‘de interiores’ del hombre moderno) y la de prosista claro, directo, significativo en su discurso expresivo.

Sexto piso, Madrid, 2017

Podría decirse que hay, en este libro, un doble homenaje poético: a la poesía inglesa de una parte, y al ruiseñor como complementario de la misma, éste como adalid del canto enamorado, del canto de amor. Tal es: el libro tiene como tema preferente la idea, la sustancia, la percepción –digamos- del amor. Un tema recurrente donde los haya en la literatura, acaso porque, tratándose de una de las pre-ocupaciones más reiteradas en la vida del hombre, su alusión resulta inexcusable en todo discurso no solo emocional sino, sencillamente, expresivo, de identidad, de especulación imaginativa.

A modo de aquellas famosas ‘Apostillas al nombre de la rosa’ que, en su día, firmó el prolífico Umberto Eco para complementar-celebrar-aclarar su magnífica novela ‘El nombre de la rosa’, nos llega ahora, editado por Sexto Piso, una también a modo de coda o complemento del extraordinario título que, bajo la autoría de Gregor von Rezzori, entregó a las librerías esta misma editorial (2015) con el título de ‘La muerte de mi hermano Abel’ (¿Recuerdan la dedicatoria?: ‘A quién sino a ti’ He ahí el primer enigma).