www.todoliteratura.es

Víctor González

¿Qué libros son los que nos han llegado? ¿Y si lo que consideramos clásicos no fueran en realidad lo peor de la producción de aquellos tiempos? ¿Cuántos secretos literarios guarda el fuego? ¿Qué está pasando con nuestra inteligencia ahora que tenemos toda la información al instante?


¿Qué ocurriría si mataras a Messi? En los tiempos que corren, matar a alguien como Messi sería similar a dejar al mundo sin un dios, y por tanto: ¿cómo reaccionaría el mundo ante la muerte de un dios?


Hay ganas, talento y emprendimiento en los jóvenes españoles; y un claro ejemplo de ello es de quien hablaremos a continuación. En 2012 un grupo de jóvenes filólogos decidió iniciar la empresa de ofrecer de manera moderna, cómoda y ágil clásicos hispánicos revisados y editados por ellos mismos con la ayuda de los mejores profesionales del país. De ahí nace Clásicos Hispánicos, editorial que ya cuenta con más de 70 obras publicadas y que es una fuente indispensable en la que beber de lo mejor que se ha hecho en la Historia de la Literatura española.

Ha nacido una nueva generación de poetas que se escapan de la rima como se escapan de los prejuicios y tabúes tan castizos y cañís que han gobernado nuestro país durante tantos años. Ya no importa tanto la rima como el saber describir con alegorías de palabras lo roto que está uno por dentro. Todos estamos rotos o lo hemos estado en algún momento; aquellos que más lo han estado y que mejor lo saben contar son los que hoy llamamos poetas.

Nos enseña Calderón de la Barca en ‘La vida es sueño’ que la vida no es más que una sucesión de hipérboles dentro de una gran hipérbole de la nada. Esta mentalidad, cúmulo de muchas filosofías que el autor saboreó mediante libros procedentes de los más recónditos rincones del planeta, ha ido goteando, muchas veces de manera inconsciente, sobre las plumas de nuestros autores contemporáneos. Y un claro ejemplo es Elvira Sastre.


Sí, todavía hay talento en la Literatura de nuestra generación. Todavía se pueden encontrar cuentos cargados de humor negro, con fondo trágico bien escondido tras historias cotidianas y en apariencia simples; todavía hay escritores que se atreven a crear, a inventar…a contar.