www.todoliteratura.es

Víctor González

A José Luis Melero se le podría definir con dos palabras: libros y Zaragoza. Bibliófilo empedernido y aragonés hasta la médula, este escritor español se ha consagrado como uno de los mayores expertos y propulsores de la literatura aragonesa. Autor de libros como ‘La vida de los libros’ (Xordica, 2009) o ‘Escritores y escrituras’ (Xordica, 2012), José Luis Melero ha dedicado su vida a la búsqueda y posterior adquisición de todo tipo de libros, conformando una biblioteca personal envidiada por muchos y envolviendo su vida de unas letras que están en deuda con él.

Ante un libro como ‘El arte de aprender juntos’ de Jiddu Krishnamurti solo podemos rendirnos a aquel proverbio latino – que aún hoy sobrevive – del ‘verba volant, scripta manent’. Y es que gracias a Ediciones Obelisco podemos tener, ya para siempre, la sabiduría que este filósofo repartía en sus conferencias guardadas en nuestra biblioteca.

Decía el poeta estadounidense James Russel Lowell que «los libros son las abejas que llevan el polen de una inteligencia a otra». Y algo así es lo que ocurre en esta magnífica novela de la que hablamos hoy. María Nieves Fernández coge al lector como si de un marionetista se tratara y lo lleva, a su completa voluntad, de personaje en personaje, de cabeza en cabeza, por un sendero tan embriagador y satisfactorio que al acabarlo - trágico momento -, acaba creando en nosotros una triste dependencia.

En una época donde los artistas nacen con la voluntad de romper con ese “realismo ñoño”, como diría el actor mexicano Héctor Ortega, y de promover un arte que conlleve la liberación o aquel “volver a nacer” de Grotowski, nace también Edvard Munch.

Escritor, director de cine y de teatro, actor, mimo, marionetista, compositor, escultor, pintor, filósofo, sanador psicomágico,… Alejandro Jodorowsky lo es todo y es nada, es una gota en el vacío consciente de que sin ella ese vacío no existiría. Leer al chileno es entrar en una espiral ascendente hacia la conciencia más intrínseca y natural del ser humano; leer a Jodorowsky es un ejercicio de sanación.

Si hay algo que destaca en el estilo de Sarah Orne Jewett es la viveza en sus descripciones del mundo rural, la sensación de estar sintiendo en toda su plenitud la atmósfera que compone un universo tan llamativo y acogedor como es el de la zona de South Berwick, en el estado de Maine.

Si hablamos de una narración desde una perspectiva infantil es inevitable dirigir nuestro pensamiento al gran cuento de Juan Rulfo, ‘Macario’. Ahora imaginemos que un cuento como ese es escrito por, por ejemplo, Leopoldo Alas ‘Clarín’. El resultado de esta interesante suma sería algo parecido a ‘Palabra de Sal’, la primera novela de Mónica Collado Cañas, ganadora del XIX Premio Vargas Llosa y publicada por Tropo Editores.

Como si se tratase de un relato, ‘Hotel Mediterráneo’ de Alejandro Pedregosa sorprende al lector con frases cortas, directas, que otorgan a la novela un ritmo frenético ante un tema que, ya de por sí, deja tenso al lector: las mujeres maltratadas.

Lo afirmo categóricamente: Luis Rodríguez es el mejor trilero de España. Como unos críos ante la mesa y sus dos vasos, los lectores de este sorprendente libro empezarán a leer sus páginas avisados, por los que entienden, de que hay truco, y lo buscarán mientras el farsante mueve sus manos, y no lo encontrarán. Nunca.

Destapar el misterio que rodea a los Ooparts, ese es el objetivo de estos dos investigadores en un ensayo cargado de datos científicos, objetivos y palpables. Un Oopart, para el que esté preguntándoselo, es el acrónimo de ‘Out Of Place Artifact’: objetos encontrados que no concuerdan con su época o su contexto.

«Si perteneces a la gran masa, si nunca miras al cielo o hacia tu interior, no sigas porque, seguramente, no entenderás nada.» Así empieza el magnífico ensayo en forma de libro que Josep Guijarro presenta de la mano de Luciérnaga con el nombre de ‘Aliens ancestrales’.

Hoy hablamos de uno de esos extraños casos en que el éxito de la obra supera al de su autor. No es una temeridad afirmar que debe ser muy complicado encontrar a alguien que no conozca ‘Alicia en el país de las maravillas’, pero seguro que no es tan sencillo encontrar personas que respondan afirmativamente al ser preguntados por Lewis Carroll. A parte de esa magna obra, Carroll escribió durante toda su vida poemas, la mayoría dedicados a un amor imposible: su Alice.

Uno de los máximos creadores de la estampa social norteamericana contemporánea. Edgar Lawrence Doctorow, marcado desde su nacimiento por llevar el nombre de uno de los mayores cuentistas de la Historia de la literatura, supo compaginar hasta sus últimos días el balanceo entre novela y cuento. Ahora, poco tiempo después de su muerte, Malpaso publica ‘Cuentos completos’, un recorrido pautado por el propio autor que llevará al lector a conocer la vida de este ‘soñador del Bronx’ a través de sus cuentos.

Manel Loureiro tiene algo que engancha. Lo consiguió cuando empezó a escribir una novela en su blog, la cual acabó siendo objeto de lucha de importantes editoriales y poco más tarde en película (‘Apocalipsis Z’), y lo sigue consiguiendo con su nueva novela, de la que hablaremos hoy: ‘Fulgor’, publicada por Planeta.

«Que la imaginación juegue su papel y permita que cualquier persona, sin importar la diversidad o capacidad lectoescritora, pueda interpretar una historia narrada únicamente con ilustraciones.»