• Diario Digital | Viernes, 17 de Agosto de 2018
  • Actualizado 09:45

ENTREVISTA AL AUTOR DE “NOS PROMETIERON LA GLORIA”

Mario Escobar: “El régimen nazi fue una exacerbación del nacionalismo"

El nuevo libro de Mario Escobar versa sobre la aventura de unos jóvenes mexicanos en la Alemania nazi de antes de la Segunda Guerra Mundial y de los campos de concentración que hubo en dicho conflicto.

Mario Escobar: “El régimen nazi fue una exacerbación del nacionalismo"

Con “Nos prometieron la gloria” son ya tres las novelas que sobre este periodo escribe el autor madrileño. “Hay muchos acontecimientos insólitos de la Segunda Guerra Mundial que no se han contado y que todavía queda por hacerse”, señala Mario Escobar en la entrevista que mantuvimos por la publicación de su nuevo libro. Y, parece, que él está dispuesto a desentrañar todos esos sucesos que han quedado en el limbo de la memoria.

Primero fue “Canción de cuna de Auschwitz”, después la siguió “Los niños de la estrella amarilla” y ahora llega “Nos prometieron la gloria”, novela sobre dos hermanos mexicanos de ascendencia alemana que fueron a estudiar a Munich y se toparon con el ascenso de Hitler al poder y todo lo que conllevó a uno de los periodos más oscuros de la historia mundial y que los hermanos Collignon vivieron en primera persona.

Mario Escobar ha conseguido lo que pocos escritores españoles han hecho. Su novela “Canción de cuna de Auschwitz” ha sido traducida al inglés y próximamente se publicarán en todo el mundo anglosajón, desde Australia a Gran Bretaña, pasando por Estados Unidos. Además es uno de los tres escritores españoles que más vende en Amazon. Ahora se va a la Feria del Libro de Lima y pasará por otros países latinoamericanos para promocionar sus novelas. “HarperCollins me está dando una visibilidad que antes no tenía gracias a su magnífica distribución mundial”, afirma orgulloso.

Escobar-BLo que muchos lectores no saben, y yo me incluyo en ellos, es que en Auschwitz hubo tres campos de concentración principales y unos 45 campos satélites más. El principal fue el segundo donde se hicieron las mayores tropelías que una mente humana pueda imaginar. Casi todos los escritos, publicados hasta ahora, versan sobre ese campo y Mario Escobar ha querido tratar, en esta ocasión, sobre el campo de Auschwitz I. “Que fue una especie de campo de recreo para los nazis. Dirigido por Rudolf Höss, era un campo donde se jugaba al fútbol y había distracciones para los presos. El jerarca nazi vivía muy cerca de él con su familia. Casi en un paraíso ajeno a lo que ocurría detrás de las alambradas”, recuerda el escritor.

“Toda lo narrado en el libro es verídico y muchas cosas son inusuales. Por ejemplo, entre el personal de servicio del campo había muchos Testigos de Jehová que se les consideraba unos prisioneros muy pacíficos”, apunta Mario Escobar durante nuestra conversación y añade “me tope con la historia de los hermanos Collignon de forma casual en la feria de Guadalajara en 2016. Allí me entrevistó Alfonso Collignon para un periódico mexicano y como nos sobró tiempo me dijo si me podía contar la historia de su padre y su tío en la Alemania nazi. De ahí surgió la novela”, relata el autor.

Lo que vieron esos hermanos en la Alemania nazi queda reflejado fielmente en la novela, pero Mario Escobar ha querido ir un poco más allá y ha narrado ciertos episodios que, hoy en día a los alemanes les sonrojan. “Reflejo en la novela las marchas de las muertes, como se desplazaron de un campo de exterminio a otro los reclusos judíos y como la población civil los vio pasar indiferentes, también cuando entraron los soviéticos en los campos y como se encontraron a esos miles y miles de judíos”, explica con claros síntomas de indignación.

“El régimen nazi supuso un retroceso a la libertad de las mujeres”

 

En “Nos prometieron la gloria” describe los acontecimientos que los nazis protagonizaron en la década de los años treinta: la quema del Reichstag, el boicot a los comercios judíos, la quema de libros y el posterior control de la edición de los mismos. “Había ciertas materias que no gustaban a los nazis, como la sexología y, también despreciaban a las mujeres que no las querían en la universidad, para Hitler y los suyos, las mujeres sólo servían para procrear. Para formar una raza aria. “El régimen nazi supuso un retroceso a la libertad de las mujeres”, sentencia acertado el autor y subraya “Hitler era muy machista, siempre tuvo una relación muy esquizofrénica con su madre y tuvo demasiados problemas con las mujeres”.

Para Mario Escobar, “el régimen nazi fue una exacerbación del nacionalismo. Con el romanticismo alemán llegó el nacionalismo que siempre estuvo en contra del progreso y de cualquiera que fuese diferente. Los propios latinos estuvieron en el punto de mira de los nazis por sus diferencias culturales y de raza. Los dos protagonistas por ser mexicanos, aunque de padre alemán, no eran bien vistos en aquella Alemania. De ahí que cuando se celebraron los Juegos Olímpicos de Berlín, la selección de Perú sufrió toda serie de arbitrariedades para poder ser eliminada por Austria, el único país pro-nazi que quedaba en competición”, desgrana el escritor.

No quiere dejar la ocasión sin decir que “el comportamiento de los austriacos fue mucho más cruel que el de los propios alemanes. El antisemitismo judío tuvo su origen en Viena, aunque es verdad que Múnich la secundó de manera inmisericorde. No debemos olvidar que toda la población judía de la capital austriaca acabó en Dachau”.

Escobar

Sin embargo, a la hora de huir después de la derrota de la Segunda Guerra Mundial, muchos prebostes nazis escogieron Sudamérica para establecerse. Brasil y Argentina fueron los destinos preferidos. “Se dice que Perón dio 4.000 pasaportes en blanco a los nazis para que huyesen a su país –aunque Perón era más fascista que nazi”, apunta. Pero otros países como Uruguay o Paraguay también acogieron a miles de huidos nazis.

En opinión del autor de “Nos prometieron la gloria”, “todavía quedan muchas pequeñas historias de la Segunda Guerra Mundial que contar”. Mario Escobar es un enamorado de estas historias y de la de Estados Unidos, como país salvador de Europa en ambas conflagraciones mundiales.

Todavía quedan muchas pequeñas historias de la Segunda Guerra Mundial que contar

Para finalizar la entrevista, hablamos de cómo ve la situación actual. “La juventud tiene un fuerte deseo de cambiar el mundo por eso cae, en ocasiones, en el radicalismo, antes era el nazismo y, ahora, el nacionalismo. Estamos en la era de la posverdad, parece que todos los caminos valen pero tenemos que tener en cuenta que no es así. La desinformación tiene una ancha autopista en Internet. Hay servicios secretos de ciertos países que están en Facebook con el fin de manipular a la población y sobre todo a los jóvenes”, concluye con valentía Mario Escobar.

Puedes comprar el libro en:

​​