www.todoliteratura.es
Jacinta Ramírez de Rodrigo
Ampliar
Jacinta Ramírez de Rodrigo (Foto: Javier Oliaga)

La periodista Jacinta Ramírez de Rodrigo publica su nuevo libro, “Las señoritas Lagarde”

Una novela histórica sobre la vida de cuatro hermanas a finales del siglo XIX

miércoles 13 de julio de 2016, 21:59h
Add to Flipboard Magazine.

La periodista y escritora Jacinta Ramírez de Rodrigo presentó, en la sede de la editorial La Esfera de los Libros, su nueva novela histórica, “Las señoritas Lagarde”. “El libro está basado en una historia familiar que cayó en mis manos cuando un familiar me enseñó un guardapelos que había pertenecido a mi bisabuela”, explicó la escritora durante un desayuno de prensa.


  • La autora junto a Juan Carlos Carpetano

  • Jacinta Ramírez de Rodrigo

    Jacinta Ramírez de Rodrigo

Jacinta Ramírez de Rodrigo
Jacinta Ramírez de Rodrigo (Foto: Javier Oliaga)

El libro mezcla acontecimientos y personajes históricos con la trama de un secreto familiar de la autora y un amor prohibido. Jacinta Ramírez de Rodrigo descubrió por casualidad la curiosa historia de su bisabuela, cuyas tres hermanas se casaron con el mismo hombre, y decidió novelarla.

Por otro lado, tuvo acceso a un artículo sobre el asesinato de Prim en el que se hablaba de una probable trama cubana para acabar con su vida. “Me gustó tanto lo que contaba que, en ese mismo momento, decidí escribir sobre el tema y, a la vez, relacionarlo con la historia de mi bisabuela, sus hermanas y el brigadier. Además, la trama cubana del asesinato de Prim apenas ha sido tratada. Lo que sí está claro es que el gatillo del arma que disparo sobre Prim se cargó en La Habana”, afirma la escritora madrileña.

A raíz de ambos hechos, Jacinta Ramírez de Rodrigo empezó a investigar los personajes históricos que deambulan por la novela y se dio cuenta que “todos ellos carecían de ética”. Algo que también ocurre entre nuestros políticos en la actualidad. Tuvo que leer muchas novelas de la época para poder describir bien la época de finales del siglo XIX. “Adelanté un poco la ambientación de los sucesos de mi bisabuela para que pudiese cuadrar con el atentado de Prim”, reconoce la autora.

La escritora ha utilizado un lenguaje similar al utilizado en la época. “Las novelas de Galdós, de Varela y de Pardo Bazán me las tuve que volver a leer para imbuirme en su estilo”, expresa la periodista. También utilizó algunas de las publicaciones de la época como una revista femenina llamada “La moda elegante”. La documentación no quedó solo en eso, ya que quiso ubicar bien los acontecimientos, necesitó estudiar bien el callejero del Madrid de la época y cambiar algún nombre de algún local para no cometer error alguno. “La novela está muy bien documentada y no le pesa la documentación”, señaló su editora que permaneció a su lado en toda la presentación.

Jacinta Ramírez de Rodrigo utilizó todo un año para escribir la novela. “Lo que más me cuesta es la fase de corrección. También tuve que hacer unas modificaciones que me dijeron en la editorial. Por ejemplo, el principio lo tuve que cambiar porque no tenía mucha garra, la editora me lo dijo y tenía toda la razón. Estoy muy agradecida por los desvelos que han tenido en la editorial”, expone con rendido sentimiento de agradecimiento.

Las señoritas Lagarde comienza en octubre de 1875. Antonio López de Sandoval, brigadier de ingenieros, llega a Cádiz después de haber permanecido cinco años en Cuba luchando contra los insurgentes. Su vida esconde un gran secreto y para que nadie lo averigüe se dispone a abandonar el ejército y a refugiarse en una pequeña localidad de Cádiz. Enamorado de una bella joven, decide pedir su mano. Sin embargo, una cruel tradición se lo impedirá: las chicas de esa familia tienen que casarse por orden de edad y Esperanza, la mujer que ama, es la más pequeña de las cuatro hermanas Lagarde. Todas condenadas a la soltería por carecer de dote y no ser las mayores muy agraciadas.

Jacinta Ramírez de Rodrigo las describe así: «Las cuatro eran totalmente diferentes, aunque también tenían características comunes. Rosario era bajita y gorda; Caridad y Milagros, altas; Esperanza todavía estaba creciendo y eso la hacía parecer un poco desgarbada; a pesar de ello, se adivinaba que alcanzaría a sus hermanas en altura, aunque su cuerpo no parecía que llegara a ser tan esbelto y bien formado como el de las otras dos. Lo más llamativo de sus diferencias estaba en el rostro: Caridad y Rosario, las dos mayores, eran realmente feas, mientras que Milagros, la tercera, resultaba atractiva e, incluso, se diría que guapa, si no fuera porque la belleza de Esperanza eclipsaba a cualquier mujer que estuviera cerca». Y su historia la mezcla con figuras históricas de la época, como el general Prim, Cánovas del Castillo o la reina Isabel II.

“Las mujeres murieron de sobreparto, algo muy usual en la época. A las mujeres no les quedaba más remedio que hacer lo que su padre las ordenaba de ahí que se casasen las tres hermanas con el mismo hombre”, nos desvela la autora. Ya ha comenzado a escribir su cuarta novela. “También está basado en una historia familiar. Para qué voy a inventarme nada si la historia de mi familia es toda una aventura”, finaliza Jacinta Ramírez de Rodrigo.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

2 comentarios