www.todoliteratura.es
Rosa Ribas
Ampliar
Rosa Ribas (Foto: Javier Oliaga)

Entrevista a Rosa Ribas, autora de “Si no, lo matamos”

“El delito se está globalizando”

Quien crea que el tema de la corrupción de los políticos o la especulación inmobiliaria son males de la sociedad española está muy equivocado. En sociedades tan desarrolladas como la alemana también se dan estas lacras. Rosa Ribas en su última novela nos lo cuenta de refilón. De estos males endémicos no se salva ninguna sociedad por muy adelantada que esté, La corrupción inmobiliaria es el aceite que engrasa la maquinaria de cualquier Estado por puro que parezca.

  • Rosa Ribas

    Rosa Ribas


  • Rosa Ribas

  • Rosa Ribas

    Rosa Ribas

Rosa Ribas
Rosa Ribas (Foto: Javier Oliaga)

En “Si no, lo matamos”, Rosa Ribas retorna a su personaje más célebre, la comisaria hispano-alemana Cornelia Weber-Tejedor, después de haberla dejado descansar unos cuatro años para escribir una trilogía con su amiga Sabine Hofmann que próximamente publicará el último tomo de la trilogía que llevará el título de “Azul marino”. “Hemos ido cambiando la forma de escribir juntas. En esta última novela, la hemos planificado las dos pero a la hora de escribirla lo he hecho yo sola en su totalidad. La experiencia de escribir a cuatro manos ha llegado a su fin”, explica en la entrevista que mantuvimos en la cafetería de un conocido hotel de la capital.

Esta última novela es la cuarta de la serie de la comisaria hispano-alemana, en estas fechas se han reeditada las tres primeras. “Entre dos aguas”, “Con anuncio” y “En caída libre” en un único tomo en la editorial Debolsillo. Pero no será la última, ya está embarcada en la redacción de una quinta novela que no será la última para disfrute de sus seguidores. “Voy a hacer seis novelas, después lo abandonaré. Hay que dejar al personaje cuando está en su plenitud y no cuando está en declive”, opina razonadamente la escritora catalana afincada en Frankfurt.

“Creo que mi libro es diferente a la típica novela negra, no tiene la brutalidad característica de este género ni el carácter de enigma, aunque sí tiene muchos componentes sociales, como la especulación inmobiliaria o la corrupción política”, expone con claridad la autora de “Si no, lo matamos” que el tema central de la novela son los secuestros exprés que se dan en una sociedad avanzada como la alemana. “He querido plantear la premisa de qué sucede cuando un delito típico de sociedades más desestructuradas llegan a una sociedad de mayor bienestar y en la que nunca han ocurrido este tipo de crímenes”, expresa y agrega “es, por tanto, un delito importado”. En Alemania hubo secuestros de carácter político, casi nunca por motivos económicos.

Para Rosa Ribas, el secuestro es uno de los delitos más humillantes para la víctima, ya que se la priva de su libertad y, además, se tiene que enfrentar a la soledad y el silencio que conlleva. “Las personas no estamos preparadas para este tipo de delitos. No hay daño físico, pero no deja de ser una violación, ya que al secuestrado se le inutiliza y se le bloquea como persona. El secuestro está a un paso de la muerte. Es un delito de una crueldad extrema”, apunta y añade “el delito se está globalizando, los secuestros son un ejemplo”.

En la novela se dan una serie de asesinatos exprés por motivos económicos, en uno de ellos el secuestrado escapa a la vigilancia de los secuestradores y se da una situación un tanto extraña que debe de investigar la detective de descendencia española, su padre fue un emigrante trabajador de la Opel. “El peso, en la novela, cae más sobre los personajes que sobre la trama. Me gusta que la tensión de la novela no venga de la típica carnicería de este tipo de novela”, refiere haciendo una clara alusión a las novelas negras que nos llegan de Escandinavia.

Rosa Ribas no es una escritora que pasa de un tema a otro con facilidad, necesita un tiempo de adaptación o descanso. “Necesito un tiempo para introducirme en otro mundo", reconoce. Pero ahora que ya está dentro del mundo de Cornelia, como hemos dicho, continuará con ella. Es verdad que su personaje ha cambiado bastante. Cornelia se ha centrado más, ha conseguido una cierta estabilidad personal que en las primeras novelas no tenía, “está contenta, está feliz, enamorada y más equilibrada”. “Comparto con ella su mirada, asumimos que nos movemos entre dos culturas, la española y la alemana, además es un buena observadora”, expresa.

“Cornelia ha ido creciendo como persona. Los lectores han hecho muy suyos el contexto en que se mueve y creo que su empatía ha ido creciendo con ellos”, comenta la escritora nacida en el Prat de Llobregat. “Los lectores han visto como se ha ido poniendo cada vez más dura. En un mundo de hombres, las mujeres no se pueden permitir ser débiles y menos cuando se manda, como ella”, concluye Rosa Ribas.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.