www.todoliteratura.es
Pilar Eyre
Pilar Eyre (Foto: Emilio Naranjo)

Entrevista a Pilar Eyre, autora de "Franco confidencial"

"Creo que los españoles ya somos lo suficientemente adultos para saber cómo ha sido nuestra historia"
Por Francisco Jiménez de Cisneros
jueves 23 de octubre de 2014, 13:23h

Aunque parezca mentira, a los españoles les cuesta enfrentarse a su propia historial. Pilar Eyre es una mujer valiente, una periodista valiente y una escritora valiente. Por eso, con Franco confidencial ha decidido coger a uno de los personajes más polémicos de nuestra reciente historia. El dictador Francisco Franco fue un personaje muy amado por unos y muy odiado por otros, pero casi nadie lo conoció íntimamente.

Pilar Eyre ha rebuscado en su memoria y en múltiple documentación para buscar el lado más íntimo y personal de Franco y lo ha hecho sin complejos, sin importarle lo que diga o piense la gente. De momento, los lectores se lo están agradeciendo porque en menos de un mes ya lleva tres ediciones. Parece que ediciones Destino siempre acierta con todo lo que publica por polémico que sea.

¿Cuánto tiempo le ha llevado escribir "Franco confidencial"?

Yo te diría que los 35 años de profesión que llevo a mis espaldas. O toda mi vida, porque cuando murió Franco yo tenía 24 años y ya había corrido bastante (en sentido literal y metafórico)

¿Fue difícil encontrar la documentación necesaria para hablar de Franco en un tono tan personal y "confidencial"?

Difícil porque aunque hay mucho material sobre Franco, estaba disperso, alguno perdido, muchos libros descatalogados... Yo encontré un único ejemplar de una biografía suya en Australia, y cuando lo trajo la editorial, comenté "os debe haber costado mucho dinero..." a lo que me contestaron "no, el libro era barato, pero traerlo desde Australia..."

Para escribir un libro como éste, ¿se tarda en conseguir la documentación toda una vida?

Después de varias biografías, sé ya cómo y dónde buscar... a mí me interesa la letra pequeña, esa nota a pie de página que los historiadores ortodoxos consideran insignificante pero que para mí es como una pepita de oro para un explorador. También esas memorias de gente cercana a Franco, sin valor literario alguno, pero con gran interés testimonial.

¿Todo lo conseguido lo ha volcado en el libro? ¿Se ha callado algo para usted?

No me he callado nada, como es evidente... No hay censura, ni por mi parte ni por la de la editorial, ¿qué sentido tendría si no, escribir este libro? Creo que los españoles ya somos lo suficientemente adultos para saber cómo ha sido nuestra historia.

¿Cómo era el general Franco en su intimidad? ¿Jugaba con sus nietos, por ejemplo?

Era un hombre parco y austero, con tres grandes amores, su mujer, su hija y don Juan Carlos. Y sí, también sus nietos, sobre todo el mayor, Francis, el único que lo acompañaba a las cacerías. A su hija le hacía muñecas de trapo y les pintaba la cara con los rasgos de una antigua novia suya.

¿Por qué Carmen Polo sintió celos de Eva Perón?

Carmina decía "mi Paco es un modelo de maridos, pero no hay que ponerle la tentación cerca" y quería que todas las mujeres que entraban en el Pardo fueran feas. Evita, que se alojó en el Pardo, miraba a Franco, no como un caudillo, sino como un hombre, coqueteaba con él, le llamaba gordo y amor... aunque luego en la intimidad se refería a Franco como "ese gallego de mierda". Doña Carmen también decía de Evita "se nota que ha sido artista, no tiene clase..."

Su relación con Ramón Serrano Súñer, el Cuñadísimo, fue tormentosa. Cuando en 1943 le cesó de ministro de Asuntos Exteriores se escribió mucho sobre ello, diciendo que era por su postura pro-nazi. ¿Fue el embarazo de Sonsoles de Icaza, marquesa de Llanzol el verdadero detonante? ¿Qué papel jugó Carmen Polo en este cese?

Carmen Polo se sentía muy atraída (platónicamente) por este hombre alto, elegante, atractivo, tan distinto de su marido, y para ella fue un golpe fatal que él tuviera una amante, la marquesa de Llanzol... por una vez Franco le hizo caso y lo destituyó, Carmina se lo pidió, no por su hermana, sino por ella misma, aunque esto no se lo confesó a su marido... De todas formas, Franco ya había decidido prescindir de él, él ya se había dado cuenta de que Hitler iba a perder la guerra y no le convenía un ministro tan proalemán. Por otra parte, no podía olvidar el comentario de su adorada Nenuca "papá ¿quién manda más? ¿Tú o el tío Ramón?"

Si Franco en vez de llamarse Francisco y no sé cuantos nombres más, se hubiese llamado Anarquía, como pensaba su padre llamarle, ¿su destino y el de España hubiesen sido distintos?

Jajajaja, muy buena esta observación, veo que te has leído el libro, cosa que no siempre sucede... con ese nombre o con otro, Franco hubiera sido el mismo porque los mimbres con los que se construyó no hubieran cambiado: padre maltratador, traumas físicos, complejo de Edipo, desastre de Cuba... De esa amalgama surgió la ambición de Franquito.

Su relación con su padre fue tormentosa y, también, con casi todos sus hermanos. ¿A qué cree que fue debido?

Nicolás Franco era un hombre brutal y violento, aunque un buen militar, y esta circunstancia influyó en su familia... los cuatro hermanos tuvieron grandes personalidades, los cuatro fueron importantes en lo suyo. Francisco Franco en concreto, quizás quiso demostrar al padre que a pesar de sus insultos y vejaciones, se había convertido en un caudillo.

¿Fue un hombre acomplejado por su estatura?

Más que por su estatura, por su voz atiplada, producto de una sinusitis crónica, que le valió burlas e insultos de su familia y sus amigos. Lo curioso es que cuando estuvo en la Legión, sus hombres tenían tal adoración por él que además de tatuarse su nombre en los antebrazos, imitaban su voz, pero no con mofa, sino con respeto, ¡la envidiaban!

¿Tuvo amigos el dictador?

Los de la primera infancia ferrolana: Pedrolo Nieto Antunez, Camilo Alonso Vega y su primo Pacón. Eran los únicos que estaban autorizados a tutearlo y los que acudían los sábados a las sesiones de "cinematógrafo". En Meirás alternaba con un grupo de gallegos pero con los que no llegó a intimar nunca.

¿Fue Carrero Blanco su único amigo, el único en quien confiaba?

Era su alter ego, confiaba en él sobre todas las cosas. Cuando fue asesinado dijo: "se ha deshecho el ultimo lazo que me ataba en la vida", pero no eran amigos, siempre se trataron de usted y Carrero no iba ni al cinematógrafo ni a las reuniones familiares. Aunque Franco estuvo al tanto de sus desarreglos conyugales y procuró ayudarlo a su manera.

A Pedro Sainz Rodríguez, ministro de Instrucción Pública en el primer gobierno de Franco, se le achaca, pese a ser el consejero áulico de don Juan, el ser el muñidor del nombramiento de don Juan Carlos como Príncipe de Asturias. ¿Fue realmente amigo de Franco?

Se conocieron en Oviedo, cuando Franco era el comandantín, y Sainz lo trató mucho cuando Franco vivía en Zaragoza y en Madrid, pero después se pasó a las huestes de don Juan y Franco propaló el rumor (falso) de que Sainz era masón.

Realmente, ¿tuvo tanto peso su opinión?

Una de las cosas que me llaman la atención de las memorias de la gente que rodeó a Franco, es que todos se atribuyen todo el mérito de los hechos que explican, desde Serrano Suñer hasta Pedro Sainz Rodríguez. Franco siempre fue por libre y solo se atuvo a su criterio, porque en el fondo despreciaba a los políticos.

¿Qué le motivó a Franco nombrar sucesor a Juan Carlos, cuando estuvo siempre enemistado con los monárquicos y con don Juan?

Cuando decidió que España era un reino, tuvo que buscar un titular... odiando a don Juan, se fijó en su hijo y fue "amor a primera vista" Por otra parte, sabía que de esta forma le asestaba una puñalada mortal a su odiado enemigo...

¿Fue Franco un estratega o un oportunista?

Ambas cosas. Fue un gran militar reconocido hasta por sus oponentes, y un oportunista que utilizó todos los resortes, empezando por el miedo y terminando por la astucia, para mantenerse en el poder durante tantos años.

Si tuviese que escoger la cualidad más característica de Franco, ¿cuál escogería?

Él siempre decía "sé calibrar el precio de las personas". Utilizó a las personas, militares, ministros, sus rivales, hasta que dejaban de servirlo, entonces los dejaba caer. Lo mismo hizo con la falange, para dotar de ideología a un Movimiento que no tenía doctrina, la religión, para imponer el miedo, y por supuesto una represión brutal, sobre todo desde el año cuarenta al cuarenta y cinco, en que se ejecutaron a 30.000 personas.

De todo lo que ha descubierto, ¿cuál es la intimidad que más le ha sorprendido?

¡Muchas! ¡Todas! Entiende que hasta ahora no se nos había desvelado ninguna. Su infancia de niño maltratado, sus complejos físicos, los abusos que sufrió en la academia, su crueldad en África... Sus características anatómicas, la relación con su mujer... Y esas últimas horas de vida expuestas aquí con toda su crudeza. Yo no he ahorrado ningún detalle y he escrito este libro como si viviéramos en un país normal, como habla Francia de Napoleón Bonaparte o incluso Alemania de Hitler... Me gustaría que el mito de las dos Españas no existiera y que el desgarro que produjo la guerra civil se hubiera ya cerrado, pero...

Puede comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios