www.todoliteratura.es

“Memorias de un judío sefardí” se presenta en Madrid

jueves 23 de octubre de 2014, 13:23h

Por Javier Velasco Oliaga

Ayer se presentó en Madrid la novela de Santiago Trancón, Memorias de un judío sefardí, que ha publicado el sello Holo de la editorial Infova. ¿Es una novela, es una biografía novelada, es el nuevo Quijote del siglo XXI? Estas eran las preguntas que flotaban en un ambiente familiar, donde más que observadores eran amigos los que se congregaron para escuchar una historia, al menos curiosa.


Curiosa y extraña. El subtítulo del libro es La verdadera historia de Dan Kofler, ¿quién es este engreído varón para que yo me pueda interesar en su historia y más en su verdadera historia? Si ni siquiera me suena ese nombre… Además, esa historia de los sefardíes ya es muy vieja. Se remonta a los tiempos de los Reyes Católicos, sí justo a 1492. Curioso año, se conquista Granada, luego toda la península Ibérica ya está en poder de los reinos cristianos. Pero no satisfechos con esa hazaña, se expulsa a los moros, a los moriscos se les expulsaría en 1609, y a los judíos.

¿Y qué habían hecho los judíos? ¿No eran de fiar? Ya otros países europeos les habían expulsado siglos antes y lo harían otros, años después. La puntilla la darían los nazis en el pasado siglo. Pero ese no es el tema del libro. Los sefardíes fueron expulsados y comenzaron una larga diáspora por toda Europa y África para intentar llegar a la tierra prometida. Muchos se quedarían por el camino.

Por ejemplo, los ascendientes de Dan Kofler, que se establecieron en Rumania, y fue en 1946 en Bucarest donde nació el protagonista de esta historia. Ya en su más tierna infancia emigró a Israel y como ya tenía costumbre regresó a Europa, a Alemania y a Francia, donde triunfaría como pintor. Y como si de un viaje de ida y vuelta se tratara, vino a España. Regresó a España una estirpe que no tenía que haberse ido nunca. Aquí, bajo el nombre de Dino del Monte, triunfó como músico, fusionando estilos como el flamenco y la música sefardí. Con su zimbal ha tocado con grandes maestros de la música flamenca, un extraño instrumento híbrido entre un piano y una marimba. Al final de la presentación nos deleitó con un pequeño, pero sublime concierto.

Pues la historia de este personaje, al final, sí va a ser interesante. ¡Qué curioso! Tenía razón Dan Kofler, su historia sí merece ser contada y para contarla habrá que buscar a un buen escritor, que como siempre, aparece por arte de magia, y así apareció Santiago Trancón, por medio de unos amigos toledanos, ¡Toledo tenía que ser! La ciudad de las tres culturas, donde podemos visitar la Sinagoga del Tránsito, posiblemente la más representativa que se encuentra en España. Al conocerle le espetó: Quiero que escribas mi historia. “La quiero ahora, cuando todavía me quedan por disfrutar 20 ó 30 años de vida, en todo caso antes de los ochenta”, dijo Dan Kofler en la presentación.



Y para ello escogió a un poeta, un poeta para el que la literatura no es evasión, eso es otra cosa, “la literatura la concibo como algo vivo y que sea parte de la vida”, señaló Trancón en su plática y continuó diciendo que “lo que nos hace más reales es la ficción, los misterios de la vida, por eso quería encontrar un sentido a la vida, los éxitos, los fracasos, la estructura psíquica de la vida que se manifiesta con apasionamiento y se refleja en la verdad y en la justicia”.

Desde luego, se nota que Trancón es poeta y que ha dado con un personaje de novela. Un personaje que pertenece a un pueblo que hemos olvidado en España, pero que no hay país en el mundo donde esta comunidad dejó tanto como en España. Dejaron una cultura, dejaron profesiones que sólo trabajaban ellos, y nos dejaron huérfanos, pero también nos legaron muchos nombres, incluso nombres de ciudades como Córdoba o Granada. Ahora ha ascendido a primera división el equipo de fútbol, Granada, al que denominan nazarí, sin saber que su nombre deriva del judío.

En la mesa de la presentación estaban sus amigos, Anun Barriuso y José Manuel Laureiro, representante de la Casa Sefarad-Israel, que hicieron un encendido elogio de Kofler, y hasta Laureiro se atrevió a contar un chiste de judío, con mucho valor desde luego, ya que la institución que nos acogía era la universidad católica y le observaban con atenta mirada el papa Benedicto XVI y el monarca Juan Carlos I, este algo torcido.



El editor Iñaki de Miguel y el escritor Amando de Miguel, también hablaron. El primero para reseñar lo extraordinario del protagonista y el segundo hizo un divertido paralelismo entre el Quijote y Cervantes y Kofler y Trancón. Ambos escritores querían ser poetas, pero pasó Cervantes a la posteridad como novelista y pasará Trancón por lo mismo, porque el libro que ha escrito está condenado a ser un clásico. Un clásico al que pasado un tiempo no sabremos si es realidad o ficción. Lo mismo que el Quijote.

Cervantes jugó hábilmente con esa ambigüedad. Un protagonista, el Quijote, que cuando sale a la venta la segunda parte de su obra, ya había leído la primera; ese mismo protagonista se presenta en la Plaza Mayor de Madrid, bajo la atenta mirada de Shakespeare que escribió una obra sobre el Quijote, desgraciadamente desaparecida. Todo este juego de ambigüedades se traslada a las memorias del sefardí, “una historia novelada, un relato apasionante, en que no sabemos si la biografía del personaje es ficción o realidad”, dijo Amando de Miguel en su parlamento.

Editor tremendamente curioso en palabras de Trancón que al saber del proyecto se ofreció a publicarlo en la editorial de su hijo y que le llamó la atención porque está escribiendo, él mismo, una novela de judíos en la ciudad de Los Ángeles. Sincronías o sincronicidad, el caso es que treinta años después se juntaron y estaban escribiendo ambos algo relacionado. Trancón ha tardado algo más de un año en escribir el libro, pero también en oírlo porque como escribió Filón, un filósofo judío que se helenizó, “sabio es aquel que ve lo primero que oyó”. Trancón lo oyó y después lo escribió con un lenguaje mágico e hipnotizante. Como la historia que cuenta.



Puede comprar el libro en:

Logo FNAC  120x60




IberLibro.com - 110 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión URL Dinamica para Libros

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios