www.todoliteratura.es

"El hotel de cristal", la nueva novela de Emily St. John Mandel, finalista del National Book Award y del PEN/Faulkner Award, y ganadora del Arthur C. Clarke

domingo 18 de octubre de 2020, 08:00h
Add to Flipboard Magazine.
El hotel de cristal
El hotel de cristal

"El hotel de cristal", de Emily St. John Mandel, es una novela cautivadora sobre el dinero, la belleza y los fantasmas del pasado.

De la autora de Estación Once, El hotel de cristal es una de las novelas más esperadas del 2020; un fascinante retrato de la codicia y la culpabilidad, con ecos de J. G. Ballard y Raymond Chandler.

Vincent es camarera en el hotel de lujo Caiette, un palacio de cristal y madera de cinco estrellas en la isla de Vancouver, donde su madre desapareció cuando ella era una niña. Allí conoce a Jonathan Alkaitis, el dueño del hotel. Trece años después, la misteriosa desaparición de una mujer en alta mar se entrelaza con el descubrimiento de una estafa piramidal y arrastra las vidas de Vincent y Alkaitis a un remolino que ninguno de los dos podrá controlar y donde nada es lo que parece. Entre barcos, rascacielos de Manhattan y la naturaleza salvaje de la isla de Vancouver, los personajes se mueven como fantasmas en un deslumbrante retrato de la codicia, la reconciliación con el pasado y la búsqueda del sentido de la vida en un mundo caótico.

El hotel de cristal es una mirada a la periferia del tiempo, un entresijo de hilos narrativos que se cruzan los unos con los otros para tejer no solo lo que ocurre dentro del hotel, sino lo que pasará en las vidas de sus huéspedes. Es un juego de espejos temporales en los que se reflejan las muertes, los dolores y horrores que han experimentado los protagonistas, experiencias que se entrelazan con un presente cada vez más difuso para plasmar con gran habilidad el ineludible destino de los personajes.

La novela acompaña a una miríada de personajes muy bien desarrollados con sueños y esperanzas que se ven truncadas por la dura realidad. La tormenta llega, la mirada hacia el futuro se diluye y Mandel convierte a sus protagonistas en testigos del dolor y el horror que les espera, pero también de la esperanza, que nunca está perdida del todo. En definitiva, una historia absorbente en la que la cuidada prosa de la autora y la compleja psicología de sus personajes y sus vivencias se meten bajo la piel del lector, que quedará atrapado entre las paredes de cristal del hotel.

Emily St. John Mandel es una de las autoras más relevantes de la narrativa contemporánea que se dio a conocer gracias a su novela postapocalíptica Estación Once (2014), traducida a 34 idiomas. Ha sido finalista del National Book Award y del PEN/Faulkner Award, y ganadora del Arthur C. Clarke.

El hotel de cristal es su quinta novela y ha sido seleccionada para el Premio Giller 2020. Es una de las mejores novelas del 2020 según BBC Culture, y está entre los libros más esperados del 2020 según el New York Times, el Entertainment Weekly, Newsweek, Bustle, Buzzfeed, Goodreads, Houston Chronicle, Writer’s Digest, Washington Review of Books, The Millions, Boston Globe y USA Today.

Sinopsis

El hotel Caiette es un establecimiento de lujo en la Columbia Británica al que solo se puede acceder en barco. Un palacio de cristal iluminado en medio de la oscuridad, el lugar perfecto para evadirse del mundo. Allí trabajan dos hermanos a los que persigue el pasado: Paul, un adicto en recuperación y aspirante a compositor, se encarga del mantenimiento, y Vincent, quien ha tenido una vida complicada tras la muerte de su madre, trabaja como camarera en el bar del hotel.

Una noche, aparece un mensaje perturbador en una de las paredes de vidrio («Por qué no tragáis cristales rotos») y todas las pistas apuntan directamente a Paul, que tiene que abandonar el hotel. Esa misma noche, Vincent conoce en el bar a Jonathan Alkaitis, inversor y dueño del hotel, junto al que empieza una nueva vida llena de lujos en Nueva York. En público, fingen estar casados, pues Jonathan no está preparado para casarse de nuevo, y viven una vida que empieza con una mentira.

Desde ese momento, seguimos la vida de Vincent junto a Alkaitis en el mundo del dinero, pero no se trata de un felices para siempre, pues Alkaitis ha amasado su fortuna mediante una estafa piramidal que está a punto de desmoronarse. Cuando la policía descubre el complot, Jonathan y sus empleados serán enviados a prisión, Vincent volverá a estar sola en el mundo, y cientos de individuos que habían invertido en los fondos de Alkaitis verán sus vidas arruinadas tras perder el dinero.

Perseguidos por sus malas decisiones, los personajes de El hotel de cristal se verán arrojados a un destino fatal, y presenciaremos qué circunstancias del pasado los han llevado a esa situación. Alkaitis, encerrado en prisión, se abandona a una realidad alternativa que lo llevará a la locura y a la muerte, acosado por los fantasmas de aquellos a los que ha estafado. Paul se convierte en un afamado compositor al combinar su música con unas cintas de vídeo que Vincent grabó cuando era pequeña, pero recae en las drogas, y el sentimiento de culpa por haber utilizado las cintas sin dar crédito a Vincent no lo abandonará jamás. Vincent, por su parte, decide huir y se une a la tripulación de un barco mercante de la flota Neptuno-Avramidis como cocinera, donde por fin encuentra la felicidad.

Sin embargo, años después, Vincent desaparece misteriosamente de la cubierta del barco durante una tormenta. La empresa de transportes marítimos decide llevar a cabo una investigación para aclarar lo ocurrido, de la que se encarga Leo Prevant, uno de los inversores de Alkaitis que perdió todo su dinero y que, además, se alojaba en el hotel el día en que Vincent y Jonathan se conocieron. En una deslumbrante pirueta narrativa, asistiremos a los acontecimientos de la noche de la desaparición de Vincent, quien grababa el mar en plena tormenta cuando una sacudida del barco hizo que cayera por la borda. Tras su trágico final, el espíritu de Vincent visita a todos lo que han tenido relevancia en su vida y, finalmente, se reúne con su madre en la isla de Vancouver.

El hotel de cristal no es una novela de fantasmas, ni de vidas alternativas, ni una crónica sobre la burbuja financiera y las mentiras que nos contamos a nosotros mismos para justificar nuestras decisiones: es todo eso y más, y demuestra que en el Emily St. John Mandel es una de las nuevas voces más deslumbrantes de la ficción y del cruce de géneros.

Emily St. John Mandel (1979) es una novelista canadiense. Ha sido finalista del National Book Award y del PEN/Faulkner Award, y ganadora del Arthur C. Clarke por su cuarta novela, Estación once (2014). El hotel de cristal es su quinta novela y está entre las finalistas del Premio Giller 2020. Actualmente vive en Nueva York con su esposo y su hija.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios