www.todoliteratura.es
Edward Rutherfurd (Fotografía: David Livshin)
Ampliar
Edward Rutherfurd (Fotografía: David Livshin)

Entrevista a Edward Rutherfurd, autor de las novelas históricas “Nueva York” y “Rusia”

“En mis novelas siempre trato de decir algo acerca de la condición humana”

miércoles 06 de mayo de 2015, 22:10h
Add to Flipboard Magazine.

Publicamos en exclusiva una entrevista con el escritor irlandés Edward Rutherfurd a raíz de su eminente visita a nuestro país los días del 27 al 29 de mayo para recibir el Premio de Honor Novela Histórica de Zaragoza, firmar libros en la Feria del Libro de Madrid y la reedición de su novela Rusia.
Edward Rutherfurd (Foto: Olga Watkin)
Edward Rutherfurd (Foto: Olga Watkin)

Edward Rutherfurd es uno de los grandes escritores de novela histórica. Su trilogía sobre las ciudades, compuesta por Nueva York, Londres y Paris ha tenido un éxito a nivel mundial. Sus libros, en España, son continuamente reeditados, tal es el caso de Rusia. Es un escritor que ha sabido ganarse la confianza del lector por su rigurosidad, no exenta de amenidad y aventuras. En la presente entrevista nos da las claves de su obra.

¿Qué significa haber sido galardonado con el Premio de Honor de Premio Internacional de Novela Histórica “Ciudad de Zaragoza?
Me siento muy honrado, y también encantado por este reconocimiento del valor de la versión ligeramente inusual de la novela histórica que trato de escribir.

¿Se considera un escritor de novela histórica a secas o se considera algo más?
Cualquier novela ambientada en el pasado –Guerra y paz, por ejemplo, o El leopardo - podría llamarse una novela histórica. Y el género al que llamamos novela histórica contiene muchas variaciones. Supongo que soy inusual por el hecho de que mis novelas tienen una calidad épica. Por lo general trato de cubrir un gran barrido de tiempo y trato de abarcar una inmensa ambientación. Y sin duda, al hacer eso, trato de decir algo acerca de la condición humana, como yo lo veo.

¿En qué cree que radica el éxito de sus novelas?
Los lectores me dicen que les gusta perderse en una gran historia que a veces tiene la calidad de las antiguas sagas, aquéllas recitadas en torno al fuego. A la gente le encanta buscar sus raíces, y a menudo las encuentran en este sentido ancestral, junto con información histórica, en mis cuentos.

Sus novelas, ¿qué tienen de histórico y qué de ficción?
Investigo mucho el contexto histórico y trato de proporcionar un contexto histórico responsable. Aunque yo soy tan libre como cualquier novelista al inventar mis personajes, sus historias a menudo se basan en las vidas de personas reales que descubierto durante mi investigación. Y aunque son personas que viven en circunstancias muy diferentes de las nuestras, en el fondo son gente muy como nosotros; no veo ninguna evidencia de que la naturaleza del ser humano haya cambiado desde los tiempos bíblicos.

“Las novelas históricas son propaganda”

En ocasiones, vemos que alguna novela histórica deforma la realidad para encajar la trama. Los hechos históricos deberían ser inviolables en mi opinión. ¿Cree que es ético hacerlo?
Las novelas históricas son propaganda. Esto no puede evitarse. La manera en la que retratamos eventos, religiones y razas entra en el subconsciente humano insidiosamente. Los escritores de novela histórica tienen una gran responsabilidad ética de cuidar sobre todo estas representaciones.

¿Cuánto tarda en documentarse para escribir una novela?
Depende del tema. Entre diez y treinta meses, en general.

¿Y en escribirla, una vez documentada?
Por lo general, la escritura me lleva aproximadamente el mismo tiempo que la investigación. Al principio, la escritura va muy lentamente, pero cuando voy por el final del libro, con toda la historia en su lugar y una trama que ya fluye, puedo estar escribiendo 5.000 palabras al día.

¿Cambiará en alguna ocasión de registro?
Estoy fascinado por la narración y por la historia. Pero ciertos temas que he planeado para el futuro pueden tomar su forma como una serie de libros más cortos.

¿Qué le parece que le sigan reeditando y recuperando novelas como Rusia en España?
Ya han pasado treinta años desde que mis primeros libros fueran escritos y me comprometo a veces pequeñas revisiones. Lo que es importante para mí es que los nuevos lectores puedan introducirse bien en el tema que aborda la novela. Por lo demás, confío en mis editores, a quienes yo respeto.

Primero fueron una novelas sobre países, luego su trilogía sobre ciudades. ¿Qué novelas son más difíciles de escribir de los dos tipos?
Las ciudades son más difíciles. El problema es que yo sé que los lectores de todo el mundo esperan encontrar este o aquel evento o lugar en la historia. Es como la construcción de un edificio enorme y complejo pero ¡en cuatro dimensiones!

De las tres ciudades que ha tratado, ¿cuál es la que más le ha gustado?
Son todas diferentes. Durante años, he tenido una relación de amor/odio con Nueva York, que al final se convirtió en solo amor mientras escribía el libro. París fue especialmente emotivo para mí porque tenía familia francesa y ellos estuvieron involucrados con la Resistencia y su historia me conmovió mucho.

Continuará con ciudades como Berlín, Viena, Roma, etc?
Tengo algunas ciudades en mente. Pero también tengo algunos otros temas en preparación - cuentos épicos, pero tratados de manera diferente.

En sus novelas suele tratar las ciudades en toda su historia. Debe ser dificilísimo manejar tanta documentación sobre lugares y personajes. ¿Qué es lo que le resulta más difícil?
Teniendo en cuenta los problemas a la hora de organizar documentación, trama y estructura, uno tiene entonces que internalizar la historia humana de tal modo que esta enorme estructura tenga un alma emocional. A menudo eso lleva mucha reflexión y mucho tiempo. Y mientras, la editorial está pidiendo que termines ya el libro. Por ejemplo, Londres me llevó cinco años, y cuando terminé de escribirlo ya estaba sintiendo un gran dolor en mi interior por todo el esfuerzo realizado.

¿Con cuál de sus novelas ha disfrutado más?
El Bosque. Es un libro situado en una zona donde pasé gran parte de mi infancia, y llegué a conocer y amar a las antiguas Familias Forestales- algunas de ellas han vivido allí durante mil años, y escribiendo la historia, con su ayuda, nos llevó realmente a revivir la vida de sus antepasados. Voy allí cada año.

En sus novelas suele haber intriga, ¿es necesario para despertar el interés del autor?
En mi experiencia, la relación entre el autor y el público es muy estrecha. Si la historia carece de intriga, es probable que se mueva con demasiada lentitud. Si se está moviendo demasiado lentamente, mi subconsciente me hace dejar de escribir, y tengo que modificar la trama de la novela. En ese sentido, mi subconsciente es el público. Del mismo modo, si me conmueve emocionalmente, incluso hasta las lágrimas - que a veces ocurre – ésta es la experiencia emocional que mis lectores me dicen que también han sentido.

¿Cómo se definiría como autor, según su estilo?
Yo no soy consciente de mi estilo. No puedo describirlo. A veces uno tiene la sensación de que la historia, y los personajes han adquirido una vida propia que te obliga a escribir una determinada escena de una manera determinada. Esa voz - la voz de la historia - puede quizá ser lo que llamamos el estilo del autor.

¿Aprovechando su viaje a España se documentará sobre alguna ciudad española para una próxima obra?
Tal vez. Hay tanto en España sobre lo que un autor podría escribir…

En cuestión de novelas históricas, ¿quiénes son sus referentes?
Todo empezó en mi infancia, cuando me presentaron a novelistas históricos que mis padres y hasta mis abuelos habían querido: Henty y Forester, por ejemplo, y ambos habían escrito sobre la península Ibérica. Gore Vidal fue otra influencia que descubrí algo más adelante por mí mismo. Técnicamente, aprendí mucho de James Michener, quien realmente inventó el género moderno llamado la “saga multigeneracional”- que es la forma de novela histórica que yo he desarrollado principalmente.

¿Y de la literatura universal?
En primer lugar, el libro multigeneracional más grande de todos los tiempos es la Biblia. Como la mayoría de mi generación en Inglaterra, fui criado en la Versión Autorizada cuya magnificencia todavía está muy presente dentro de mi cabeza. En mi adolescencia, descubrí el gran clásico japonés, La historia de Genji y, un año o dos más tarde, a Cervantes y a Tolstoi. Éstas son las mayores influencias de la literatura universal en mi vida.

Puedes comprar su último libro en:



IberLibro.com - 140 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión Logo FNAC <br />120x60
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.