www.todoliteratura.es

Antonio Muñoz Molina

El análisis pos pandemia de Antonio Muñoz Molina ofrece con su reciente obra “Volver a dónde” de la editorial Seix Barral, un tiempo vivido desde el presente en que nos desenvolvemos. Volver atrás y adelante dentro del confinamiento donde se vive involuntariamente la pandemia que golpea ese mundo sin fronteras que marca los tiemposque se viven con una mirada desde el análisis demoledor y a la vez nostálgico y humano con la lotería del mal sobre nuestras cabezas.

“Los hechos tan excepcionales como la reciente pandemia o se cuentan enseguida o quedan lejos”

Antonio Muñoz Molina ha vivido dos hechos excepcionales que han dejado una profunda huella a todos los seres humanos: el atentado del 11-S de Nueva York en aquel infame 2001 y 19 años después el confinamiento que comenzó el 15 de marzo del año pasado. Nueva York y Madrid son las dos ciudades en la que vive el escritor ubetense, además de en su querida Lisboa. A las tres ciudades las ha dedicado páginas realmente hermosas.

Pasear por las calle de Úbeda nuevamente
"El miedo de los niños", de Antonio Muñoz Molina está ambientado en un tiempo en que los chiquillos pasaban gran parte de su vida en la calle, jugando, contándose historias en voz baja.

En las novelas de Antonio Muñoz Molina, si uno escudriña adecuadamente -ahora que su sendero productivo es largo, aunque afortunadamente su edad debiera proporcionarnos aún muchas horas de intenso gozo-, encontramos jirones de piel, desgarraduras, pasos en el camino, cuadros, remembranzas, retazos de pensamientos y formas de ser o de estar en el mundo, que mucho tienen de autobiográficas. Eso ocurre con Tus pasos en la escalera, la nueva entrega del escritor ubetense.

El escritor ubetense Antonio Muñoz Molina publica su nuevo e inclasificable libro “Un andar solitario entre la gente” (Ed. Seix-Barral), un “mosaico narrativo” nacido a partir de 17 cuadernos donde el lector fue tomando notas de sus paseos neoyorkinos.

“Me gusta que la voz del narrador se pueda cambiar”

A Antonio Muñoz Molina le encanta la Residencia de Estudiantes, quizá sea porque él se siente un intelectual de los albores del siglo pasado donde en ese marco se concitaba lo más granado de nuestros pensadores y artistas. Con ésta, es la tercera vez que asisto a la presentación de un libro suyo en la Residencia y como las anteriores, no ha dejado de parecerme el marco perfecto para hablar de literatura.
  • 1

"Volver a dónde", de Antonio Muñoz Molina, es una lúcida mirada sobre la España actual a través de la memoria íntima de una familia a lo largo del último siglo.

Se ha presentado en el Auditorio Caja de Música, de CentroCentro, en el Palacio de Cibeles el libro Madrid, editado por La Fábrica en colaboración con el Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid, que supone un relato fotográfico de la ciudad desde principios del siglo XIX hasta nuestros días.

"Tus pasos en la escalera" es una novela de suspense psicológico en la que la memoria, la razón y el miedo son los elementos que determinan la realidad tangible. Sutil y progresivamente Antonio Muñoz Molina muestra que, sometida a la lente de un microscopio, la realidad desvela fisuras que pueden derrumbar lo que con tanto cuidado nos hemos contado sobre nuestras vidas.

En el marco del ciclo 'Somos documental'

Antonio Muñoz Molina, el oficio del escritor’ es un documental que aborda la trayectoria vital y literaria de uno de los escritores más importantes en lengua castellana y ganador de premios como el Príncipe de Asturias de las Letras, el Nacional de Narrativa y el Premio Planeta. A lo largo de casi una hora, Muñoz Molina explica los motores que impulsan sus proyectos, el proceso creativo y su predisposición a seguir investigando en géneros tan variados como la novela, la poesía y el ensayo.

Crisol de la Guerra Civil Española

Antonio Muñoz Molina ha escrito su mejor obra por el momento. "La noche de los tiempos" es una novela monumental sobre el amor, la guerra civil española y los sentimientos humanos. Es una obra que se ha de leer de forma reposada, despacio, disfrutando de las descripciones, de las situaciones, de los diálogos, sin prisas, igual que se bebe un buen whisky de malta y no como se ingiere con prisas un refresco con burbujas.