www.todoliteratura.es

poeta portugués

Judith Teixeira fue calificada por la crítica de modernista, lesbiana y morfinómana. En la literatura portuguesa destaca su personalidad original y valiente, su obra singular y transgresora. Hoy constituye un referente para la cultura homosexual de su país con su poemario de intenso erotismo.

Ed. Hermida, Madrid, 2020

Hablar de la obra de Pessoa y utilizar el adjetivo completo para referirse a ella es correr un riesgo perfectamente evitable a sabiendas del famoso baúl (o baúles) de inacabable contenido, por revisar. Diríase, incluso, que uno de los atractivos que alimentan su precisa e iluminadora prosa es la condición de infinitud, y ahora ya no tanto en la cantidad, sino en la multiplicidad de los significados que de ella –casi de cualquier fragmento, por corto que éste fuere- se pueden derivar. Para un lector atento, creo que se puede sostener que esa aura de múltiple, de rica perspectiva es lo que atrae y atraerá a todo aquel que se acerque al contenido –exterior, pero, sobre todo interior- que su literatura posee. “Mi gran melancolía es de nada, es nada” Y ahí radica un todo inabarcable.

En el 132 aniversario del nacimiento de Fernando Pessoa (13 de junio de 1888), en la ciudad de Lisboa, la vida sigue siendo un gran teatro de voces: de nuestra infancia, casi olvidada; de nuestra adolescencia, siempre perturbada por el juego de los deseos; de nuestra juventud, atascada por la voluntad de los otros; y de nuestra madurez, perdida en la llanura del tiempo.

Ayer se celebró su aniversario

Navegar es preciso, pues no se nos debería de olvidar que todo es un sueño, como aquel en el que se sumerge el que sólo crea. «Vivir no es necesario, lo que es necesario es crear». Pessoa, al menos, no se mintió a sí mismo cuando renunció en gran medida a esa otra vida: la real que, para él, no tenía sentido. Sólo trabajaba dos días a la semana como traductor, o como él mismo acotó en una nota autobiográfica: «corresponsal extranjero de casas comerciales», dedicando el resto de los días a escribir, lo que hacía sumido en un caos…

  • 1

Reseña del poemario "Missa Branca", de Fernando Cabrita

Qué desgracia tan grande ser poeta,

oficio de llorar sin cobrar nada,

oficio de escupir en la mar inmensa

y de plantar pancartas en el desierto.

Celso Emilio Ferreiro

El poeta portugués exploró los límites de la creación de una forma caótica, pero también multidisciplinar, de tal modo, que nada escapó a su complejo universo cargado de literatura y poesía, pero también, de metafísica, filosofía y trascendencia en forma de manifiestos, artículos y publicaciones en revistas como: Águia, Orpheu, Atena o Presença.