www.todoliteratura.es

Vanessa Monfort

Al escritor Ernesto Mallo le gusta reunir relatos negros en distintas antologías. Hace dos años editó "Madrid en negro" y "Barcelona en negro", ahora le ha tocado el turno a la música y publica "Músicas negras". Con melodías literarias de diversos géneros y donde han particidado once escritores especialistas en la novela negra.

Vanessa Montfort ganó el certamen con ‘La leyenda de la isla sin voz’

¡Algunos escritores de novela histórica deberían estar en el cárcel!”, afirma Edward Rutherfurd.


El escritor Edward Rutherfurd, autor de novelas de gran éxito como la trilogía de las ciudades: Londres, París y Nueva York, ha afirmado que “Cuando leemos novela histórica, bajamos la guardia de nuestra crítica. Seguimos la historia. Asumimos que el autor está bien documentado cuando a veces no es así. Si la historia está distorsionada, si cierta nación, raza o religión se describe como malévola, ésta será la impresión que calará en nuestro subconsciente, sin darnos cuenta de ello y así perecerá. El proceso es traicionero. En breve, nos guste o no, las novelas históricas serán propaganda cuanto más abiertas las leamos, (o las veamos en películas o series de televisión) más daño pueden hacer.

El XLII Premio Ateneo de Sevilla 2010 ha ido a parar a la escritora madrileña aunque nacida en Barcelona en 1975, Vanessa Montfort, por la novela "Mitología de Nueva York". Hija de madrileña y neoyorquino, re­side en Madrid desde la infancia. Novelis­ta, dramaturga y periodista, es autora de varios textos teatrales.
  • 1

El XLII Premio Ateneo de Sevilla 2010 ha ido a parar a la escritora madrileña aunque nacida en Barcelona en 1975, Vanessa Montfort, por la novela "Mitología de Nueva York". Hija de madrileña y neoyorquino, re­side en Madrid desde la infancia. Novelis­ta, dramaturga y periodista, es autora de varios textos teatrales.

“Una persona que no recuerda su infancia es una persona triste”


Toda isla guarda un misterio o un tesoro. La Isla protagonista de la novela de la escritora Vanessa Montfort, La leyenda de la isla sin voz, guarda las dos cosas, un misterio y un tesoro. Esa isla fue conocida hasta bien entrado el siglo XX, 1973, como la isla de Blackwell. A partir de ese año se denomina la isla de Roosevelt. Y es allí donde sucede la trama de una novela que se abre paso entre las nieblas de las palabras.