• Diario Digital | Lunes, 18 de Junio de 2018
  • Actualizado 15:15

ESPAÑA SOLIDARIA

El periodista Miguel Ángel Mellado publica la historia de la cooperación española en el extranjero

A mediados de los años ochenta, España empezó a adquirir un papel cada vez más relevante en la política internacional a través de su ayuda oficial al desarrollo. En la década de los noventa, las ONG, que tenían una larga tradición de cooperación en otros países, se afianzaron en España despertando el interés y hasta el entusiasmo de los jóvenes, y constituyeron una alternativa de la sociedad civil a unos partidos políticos y sindicatos burocráticos alejados de la realidad. Las protestas contra la exclusión social, la desigualdad y la pobreza globales se convirtieron en una constante. Otro mundo parecía posible.

El periodista Miguel Ángel Mellado publica la historia de la cooperación española en el extranjero

Pero la gran crisis económica de 2008 afectó a todas las políticas públicas, y entre ellas especialmente a la ayuda al desarrollo. El presupuesto español dedicado a la cooperación se desplomó y la financiación de los programas de educación en América Latina, de sanidad en África o de igualdad de género en Asia quedaron gravemente afectados. Esta situación obligó a las ONG y al sector de la cooperación en general a hacer autocrítica, replantearse su dependencia del Estado y reinventarse de una manera imaginativa y audaz. 9788498754643

A medio camino entre el periodismo narrativo y el ensayo histórico, España solidaria explica la historia y las claves de la cooperación española en las últimas tres décadas: su ascenso, caída y esperanza, las personas que más han contribuido a su progreso, las experiencias de cooperantes sobre el terreno y los datos de la ayuda oficial al desarrollo. Una completa y amena panorámica que permite comprender la importancia que ha tenido esta decisiva colaboración en la política exterior española, no sólo para el Estado, sino también para su sociedad civil.

Miguel Ángel Villena (Valencia, 1956) es periodista. Trabajó en las secciones de internacional y cultura de El País durante más de veinte años y es autor de España en los Balcanes. Misiones civiles y militares en la antigua Yugoslavia (Catarata 1998) y de las biografías Vitoria Kent (Debate 2007) y Ciudadano Azaña. Biografía del símbolo de la II República (Península 2010). Es el editor de la revista TintaLibre. 

La sanidad: Mucho más que doctores

«Desde el terremoto de enero de 2010, algo más de nueve mil haitianos han muerto a causa del cólera y que, sin la ayuda de la cooperación sanitaria de España y de Cuba, el número de víctimas se habría elevado mucho más en los pasados años. Ahora bien, superados los primeros golpes de un terremoto o de un huracán, cuando ya están garantizados los mínimos vitales de alimentación o de saneamiento y normalizada, de alguna manera, la precaria vida de un país como Haití, ¿qué pasa entonces con sus hospitales, con sus centros de salud, con su atención primaria, con sus condiciones higiénicas?»

«La consolidación de un Sistema Nacional de Salud en España permitió la formación de muchos profesionales en especialidades médicas más técnicas, como oftalmología o todo tipo de cirugías. En este sentido, han proliferado las figuras de médicos que viajan durante sus vacaciones o sus permisos a lugares remotos para operar a enfermos que, de otro modo, no tendrían ninguna posibilidad de ser intervenidos en sus países […] Sin embargo, el verdadero reto comienza cuando esos equipos de intervención rápida se retiran de una región siniestrada. Muchas veces, los gobiernos de turno, bien por falta de voluntad política o bien por sus propios intereses, no asumen los proyectos iniciados por la cooperación internacional, a pesar del intento de algunas ONG, como Médicos Sin Fronteras o Médicos del Mundo, por convertir la asistencia inmediata en una necesidad permanente, como sería el caso de las epidemias del sida o las llamadas neglected diseases (enfermedades desatendidas).»

médicos solidarios

«Estas y otras ONG lamentan que el respaldo a la cooperación para el desarrollo sea en España más compulsivo que en otros países europeos. En una palabra, la movilización se dispara ante tragedias concretas, pero languidece en momentos de reflujo. En cualquier caso, los expertos suelen atribuir este comportamiento a un rasgo de la sociedad española, un tanto anárquica y poco proclive al asociacionismo civil, bien sea en organizaciones de consumidores, en centros culturales o en grupos de solidaridad activos como las ONG.» 

Puedes comprar el libro en: