• Diario Digital | Viernes, 22 de Junio de 2018
  • Actualizado 01:59

Cascaborra: una joven editorial que lucha por reivindicar el denostado pasado militar español

Cascaborra es una joven editorial centra su línea en el cómic histórico. Con el ánimo de abarcar un amplio abanico de temas, en la primera colección que está desarrollando se ha centrado en la historia y cultura militar.

Cómics históricos
Cómics históricos
Cascaborra: una joven editorial que lucha por reivindicar el denostado pasado militar español

Tras el sello Cascaborra se encuentra Julián Olivares, un joven apasionado de la Historia militar española y del cómic, ese arte igual de despreciado por ignorancia. Su objetivo principal es crear una colección de volúmenes que permita ofrecer, en una herramienta tan potente gráficamente como la banda diseñada, un contenido de rigor histórico, entretenido y didáctico, tanto para los más jóvenes como para los aficionados a este tipo de lecturas y la historia de cualquier edad.

La colección que la punta lanza de la editorial lleva por nombre "Historia de España en viñetas" y cuenta ya con cuatro títulos publicados: Bernardo de Gálvez: Pensacola 1781 de Daniel Torrado, 1805 Trafalgar de Julián Olivares y Daniel Torrado, 1808 Madrid de Julián Olivares y Juan Aguilera, y La Conquista de Francisco de la Mora y Ricardo Santos.

En la próximas semanas está prevista la publicación de 1553 Tucapel de Galvarino Ibaceta.

rocroiTodos los títulos, antes de salir a la venta, pasan por una campaña de mecenazgo para tratar de recaudar los fondos necesarios para su imprenta y distribución. El dinero recaudado, sumado a las ventas en tiendas especializadas, permite a la editorial pagar por adelantado a sus autores el importe total de la edición, independientemente de las ventas. Eso permite brindar de cierta estabilidad en su profesión a los autores que trabajan con Cascaborra.

Actualmente, se están produciendo varios títulos: 1643 Rocroi de Roberto Corroto y Román Cabrera, 1539 Castelnuovo de Daniel Torrado, 1898 Cuba de Javier Yuste y los Hermanos Nieves Suárez, Numancia de Jorge Guillermo Palomera y Silvestre Szilagyi, y 1921 El Rif de Javier Yuste y Antonio Gil. A estos cómics, hay que sumar El Cid de Gary Reed y Wayne Red, que no es de producción propia, sino una compra de derechos a una editorial americana.

Para los próximos meses está previsto cerrar proyectos con diferentes autores y nuevos títulos, tales como La toma de Granada, Bailén, Pavia, Viriato, San Quintín y María Pita.

Puedes comprar los cómics en: