• Diario Digital | Viernes, 22 de Junio de 2018
  • Actualizado 01:52

"El hombre de tiza", un thriller de la designada por la crítica británica como la sucesora de Stephen King

"El Hombre de Tiza", de C. J. Tudor es un thriller oscuro e inteligente, escrito por la que ya ha sido considerada por la crítica la heredera de Stephen King. 

"El hombre de tiza", un thriller de la designada por la crítica británica como la sucesora de Stephen King

La novela explora la parte oscura de la infancia y juega con las terribles consecuencias que pueden tener pequeños acontecimientos ocurridos entonces, con claras reminiscencias de Stand by me, de Stephen King o Los Goonies. Partiendo de la premisa de que nadie es enteramente inocente, ni siquiera los niños, C. J. Tudor nos presenta una intriga psicológica brillante y bien  resuelta con una atmósfera de pesadilla.

Portada El hombre de tizaTodo comenzó el día del terrible accidente, durante la feria, cuando Eddie, de doce años, conoció al Hombre de Tiza.

Fue el Hombre de Tiza quien le dio la idea de los dibujos, una manera de intercambiar mensajes secretos entre su grupo de amigos.

Fue divertido hasta que los dibujos condujeron al cuerpo sin vida de una niña.

Sucedió hace treinta años y Ed creía que todo había quedado olvidado.

Sin embargo, un día recibe una carta que contiene solo dos cosas: una tiza y el dibujo de un muñeco.

La historia se repite y Ed se da cuenta de que el juego, en realidad, nunca terminó...

C. J. Tudor vive con su familia en Nottingham, Gran Bretaña. Ha desempeñado diversos trabajos a lo largo de su vida: presentadora de televisión, redactora o paseadora de perros. Ahora es feliz dedicándose a escribir libros.

Ha estado escribiendo toda su vida, desde que era una niña, pero no se puso en serio hasta los treinta. Su profesor de lengua le dijo una vez que si no se convertía en Primera Ministra o en autora de best-sellers se sentiría muy decepcionado.

Un tarro lleno de tizas que un amigo de su hija llevó a su segundo cumpleaños inspiró El Hombre de Tiza. Una tarde estuvieron dibujando figuras de tiza por todo el camino de entrada a su casa. Esa noche, horas más tarde, abrió la puerta trasera de su casa solo para encontrarse con un montón de extraños monigotes, dibujados por todas partes. En la oscuridad parecían tremendamente siniestros. Llamo a su pareja y le dijo: “Estos hombres de tiza son realmente espeluznantes en la oscuridad…”.

Puedes comprar el libro en: