www.todoliteratura.es
Andrés Barba, Javier Vela e Ignacio Garmendía
Ampliar
Andrés Barba, Javier Vela e Ignacio Garmendía (Foto: Javier Oliaga)

El poeta madrileño Javier Vela presenta su poemario “Fábula”

Andrés Barba acompaña a Javier Vela en la presentación del libro de la colección Vandalia

domingo 22 de enero de 2017, 18:34h
Add to Flipboard Magazine.

El poeta y escritor Javier Vela llegó muy bien acompañado a la presentación de su último poemario “Fábula” que acaba de publicar la colección Vandalia de la Fundación José Manuel Lara. El escritor Andrés Barba, el editor Ignacio Garmendía y la responsable de la editorial Ana Gavín fueron su escolta para tal fin.


  • Andrés Barba


  • Ana Gavín, Andrés Barba, Javier Vela y Nacho Garmendía


  • Ana Gavín, Andrés Barba y Javier Vela

Javier Vela
Javier Vela (Foto: Javier Oliaga)

Fábula es un conjunto de poemas cuya estructura íntima gira en torno al carácter falsario de la memoria. El libro es el relato sosegado de ese turbión de mitos y creencias que conforman nuestra noción de verdad, manipulada por la invención del recuerdo y el consuelo ilusorio de la ficción”, dice el poeta madrileño que se fue a vivir a Cádiz, al lado del mar. El poemario supone un fin de ciclo en su producción.

Para Andrés Barba, presentador del acto, “Javier tiene un trayecto inverso al común de los escritores, éstos suelen tener una trayectoria de lo figurativo a lo abstracto. Javier ha empezado en lo simbólico y está yendo hacia lo figurativo”, dijo y añadió que “tiene muchas influencias de escritores clásicos, en especial de Henry James. Javier entiende la literatura a largo plazo”.

Javier Vela es un escritor que quiere dialogar con el lector, para él, “la poesía no es un género autobiográfico. Es una fabulación tal y como Fernando Pessoa lo entiende”, afirma. En su opinión, “Fábula viene a ahondar en un empeño iniciado hace ya casi una década, por medio de un compendio de poemas en prosa de cuño neoimagista, que no desdeña por ello la tradición simbolista de la que provengo”.

La primera sección de su libro está integrada por textos alusivos a obras contemporáneas de cine y televisión, cuya pulsión narrativa queda abstraída por la mirada poética, donde “Juegos de tronos” ocupa una posición destacada. Sigue una breve suite amorosa cuyo vínculo arraiga en el asombro por lo cotidiano, por la mera presencia de la figura amada, ‘El sur’, por su parte, ahonda en su doble condición atlántica y mediterránea, fruto de una conciencia a la deriva entre la orilla de los vencedores y la de los vencidos, y en donde la atención contemplativa mantiene al mismo tiempo una distancia crítica sobre lo observado que intenta revelarlo bajo una nueva luz.

‘Retrato de familia’ es un canto coral a lo que somos como comunidad, a nuestras fortalezas y debilidades, en las estribaciones de un nuevo "mal del siglo" originado por el periodo de crisis y estancamiento social que aún hoy seguimos atravesando. El quinto (y más autobiográfico) segmento del libro desliza una interpretación mítica acerca de su historia y siempre cambiante identidad: las confesiones del "fabulador"; en el último, es la escritura misma la que se convierte en el objeto de la enunciación, en un juego de espejos vehiculado por las invocaciones de la palabra poética.

Javier Vela ha estado dividiendo, últimamente, su tiempo entre la poesía y la narrativa. “Siento una especial predilección por las formas breves. Relatos míos han visto la luz en revistas como ‘Eñe’ o ‘Clarín’, y en este mismo trimestre, la editorial Menoscuarto publicará mi primer volumen de historias, titulado ‘Pequeñas sediciones’. Por lo demás, acabo de terminar una novela ambientada en el contexto de las migraciones que están teniendo lugar, para vergüenza nuestra, en Europa, en este caso por razones climáticas, con un niño sureño como protagonista”, expone.

A la hora de señalar sus influencias y referencias literarias, reconoce que “son múltiples y, sin duda, gozosamente dispares: el ‘Cantar de los cantares’, Lucrecio, Catulo, Horacio, Hazm, Petrarca, Garcilaso, Juan de Yepes, Góngora, Silesius, Novalis, Hölderlin, Whitman, Baudelaire, Laforgue, Roux, Vallejo, Rilke, Ajmátova, Milosz, Pessoa, Huidobro, Eliot, Neruda, los evangelios gnósticos, Éluard, Celan, Stevens, Char, Bachmann, Montale, Jouve, Borges, Jacqmin, Elytis, Juarroz, Paz, Andrade, Rojas... por citar solo algunos”

Siente un vivo interés por la obra de algunos de sus contemporáneos, pero eso no significa que, en su opinión, se constituyan como generación o como una corriente definida. Solo hace falta pensar en la variedad de registros que acogió bajo su etiqueta la así llamada Generación Novísima o del 68. "La mía, que Luis Antonio de Villena ha dado en llamar ‘Generación de 2000’, a pesar nuestro; es más bien el producto de una afinidad de índole personal e intelectual, antes que estética", sostiene.

Javier Vela (Madrid, 1981) se dio a conocer como poeta con la publicación de ‘La hora del crepúsculo’ (2004), galardonado con el Adonais, al que le seguirían ‘Tiempo adentro’ (2006), ‘Imaginario’ (2009, Premio Loewe a la Joven Creación y Premio de la Crítica Madrileña), ‘Ofelia y otras lunas’ (2012) y ‘Hotel Origen’ (2015). Sus relatos han sido recogidos en el libro ‘Pequeñas sediciones’ (2016). Como traductor, ha vertido al castellano obras de diversos autores, como Jean Moréas (‘El viaje de Grecia’) o Paul Valéry (‘Alfabeto’). En la actualidad, dirige la Fundación Carlos Edmundo de Ory y colabora asiduamente en varios medios de comunicación, como el suplemento ‘El viajero’ del diario ‘El País’.


Puedes comprar el poemario en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios