www.todoliteratura.es

“Másters del multiverso” de Sergi Escolano

lunes 17 de abril de 2017, 18:49h
Add to Flipboard Magazine.
Másters del multiverso
Másters del multiverso

Másters del multiverso” es la tercera novela del escritor, guionista y físico teórico Sergi Escolano, si contamos como novela aquella micronovela titulada “Los gayumbos de Pablo Iglesias”. En cualquier caso, es otra novela más del conocido guionista televisivo y reconocido autor barcelonés Sergi Escolano, psudónimo del simpar Sergi Escolano, uno de los pocos autores hispanos que ha hecho del humor su caballo de batalla. Dicho autor está empeñado en matarnos con sus libros, de risa.

Empecé a leer la novela ciertamente confundido, como casi siempre. El titulo, no sé por qué, me parecía un manual para poetas. Eso de Másters me sonaba a curso de posgrado y lo del multiverso creía que era una nueva acepción del soneto endecasílabo. Ya con la primera página me di cuenta que tengo una imaginación un tanto calenturienta pero, eso sí, menos que la del autor de la novela. Se ve que ser guionista y más si para ello antes has tenido que estudiar Física Teórica hace que se te reblandezca eso que tenemos alojado entre las paredes del cráneo.

Así, me di cuenta, que el multiverso viene del universo galácticoy según la teoría del físico teórico Sergi Escolano vivimos en un multiverso. Es decir, existen diferentes universos, bien sean paralelos, divergentes o lo que quiera el autor. ¡Menudos universos hay por ahí! Me quedo en este e intentaré rimar lo que pueda y eso que, según el autor de la celebérrima "Con pecado concebida", nuestro país de este universo está lleno de crispación, leyes represivas contra el que protesta, leyes lesivas contra el trabajador, medios de comunicación comprados y partidistas, aumento de la pobreza, paro, desigualdad, radiofórmula… Por cierto, esto último es intolerable.

Pero, asómense a los otros universos, son más peligrosos que asomarse por la ventanilla de un tren y si es del AVE, aún más. Menudos universos nos describe el neng Escolano. ¡Menuda imaginación! si no fuese porque en nuestro universo hay parte de esos universos.

El protagonista de la novela se llama Boni, viene de Bonifacio, y es un auténtico perdedor, en este o en cualquier universo. Sin embargo, las mentes superiores le han escogido para salvar al multiverso y para ello tendrá que ir recogiendo ciertos libros en cada uno de los universos. Estos libros tienen codificados ciertos códigos, que al descifrarlos todos, podrá salvarse al mundo. Como en todas las novelas de Sergi Escolano hay un malo malísimo, en este caso el pérfido Hades que hará todo lo que posible para destruir el mundo.

También hay una chica, Carla, la amada de Boni que, víctima de un furor uterino, se acostará con todo aquel que lleve pantalones menos con su mejor amigo, que es el propio Bonifacio. ¡Vaya mala suerte la de Boni! Pese a eso no dejará de intentarlo en todos y cada uno de los universos. Universos tan peculiares como el de Telecirco, aquí también tenemos algo parecido, o el magufo o el nazionalfranquista… y no sigo porque prefiero que los descubran ustedes viajando por ese espacio infinito donde la risa está garantizada.

Sergi Escolano no se toma nada en serio, ni siquiera a él mismo. Su humor es descacharrante, lúcido, negro, seco, verde y, sobre todo, absurdo. Algunos pasajes nos recuerdan a los Monty Phyton y su película “Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores, traducción literal del original, Monty Python and the Holy Grail, como nos recuerda el propio autor. También hay pasajes sacados de Casablanca, y no diré más para que el lector sagaz los vaya descubriendo.

Su universo es Barcelona, ya que nació allí, aprovecha esa casualidad para hablar de su ciudad todo lo que puede. Está la Ciudad Condal en el centro de la trama- y del universo- y Boni entrará y saldrá de Barcelona como un neng por su casa. Lo hace tantas veces que perdí la cuenta casi al principio. Cada escena que se va sucediendo es más absurda y divertida si cabe. Son tantas las acotaciones que hace el autor que pienso que de dónde ha sacado tanta imaginación este tío. ¿Quién se podría imaginar a Rouco Varela como Papa? Sólo Sergi Escolano o quizá no.

Su furibundo anti-madridismo, algo que no comparto, está lleno de guasa como guasa me produce cada vez que oigo hablar a Tomás Roncero por televisión. Muchas veces pienso dónde darán el carnet de la profesión a los que se dedican al periodismo deportivo, rama fútbol. Ha convertido, Escolano, a Roncero en un personaje de novela o, mejor aún, de cómic. Por cierto, Boni es un furibundo lector de cómics. También me pregunto cómo puede poner en tantas situaciones jocosas a Jordi Hurtado, al propio Sergi Escolano o a los inefables Carlos Sainz y Luis Moya. ¡Por Dios, arranca ya …! Que debe ser la frase que más se repite en el libro.

Formalmente, Sergi Escolano tiene un estilo lingüístico depurado, ágil y vibrante. Ni que decir tiene que las escenas discurren a una velocidad endiablada con constantes gags, como si de una película muda se tratase. Correctamente armada y montada, no consigue que los lectores nos perdamos con tanto salto de universo. Además, añade capítulos eliminados, tomas falsas y qué fue de los personajes, para que el lector que se haya perdido se pueda encontrar. Leer el libro equivale a hacer un máster en humor. Yo al haber leído todas sus obras creo que estoy doctorado cum laude, pero el verdadero máster del multiverso es Sergi Escolano, Doctor Horriris Causa por la Monty Python University, sección marxista grouchista.


Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.