www.todoliteratura.es
David Safier
Ampliar
David Safier (Foto: Javier Oliaga)

David Safier o el karma de las hadas

“Las personas tienen que aprender a convivir”

La nueva novela del escritor alemán David Safier es un bonito cuento de hadas del mundo actual titulado “Y colorín colorado… Tú”, el cuento parece que no se ha acabado. Como todos los libros que ha publicado en España, lo ha hecho con Seix Barral, con la que continúa viviendo un apasionado cuento de hadas. “Si nos va bien, para qué hemos de cambiar”, dijo el escritor en rueda de prensa en el Goethe Institut de Madrid.


  • David Safier preparando la rueda de prensa


  • David Safier junto a Elena Blanco


  • David Safier

  • David Safier

    David Safier

David Safier
David Safier (Foto: Javier Oliaga)

Como todas sus novelas, “Y colorín colorado… Tú” destila un sutil sentido del humor. “Siempre viene bien tomarse la vida un poco a risa”, afirma risueño el escritor de Bremen. La protagonista de este nuevo libro es una dibujante de cómics, la soñadora Nellie, que roba un viejo cuaderno tibetano a uno de sus artistas favoritos. En un bloc dibuja a su príncipe azul, un personaje de un mundo de fantasía que traspasa la hoja de papel y aparece en su casa de carne y hueso.

“Este príncipe es una persona que viene de otro país o de otro mundo, de fantasía eso sí, pero como todas las personas que vienen de otros países tienen que aprender a convivir y a entenderse con los unos y con los otros”, nos suelta este poeta que se dedica a la narrativa, siempre con mucho humor y, también, con mucha reflexión. “Es verdad que cada persona tiene registros completamente diferentes a las otras personas pero siempre hay puntos de unión que son los que tenemos que buscar”, reflexiona el autor alemán.

Pero la reflexión que conllevan sus libros tienen siempre una finalidad: que piensen los lectores pero divirtiéndose. “Lo más importante es que la gente se divierta al leer mis libros”, puntualiza. Si el humor es una de las características de su literatura, la otra es que las personas consigan convivir juntas. “Este es un tema del que siempre estoy escribiendo. Me he dado cuenta que siempre escribo sobre los mismos temas y el principal es el de la convivencia”, expresa el autor de “Maldito karma”.

David Safier es un escritor torrencial. “Yo escribo constantemente y sobre aquello que más me fascina”, reconoce. Ahora mismo está escribiendo una segunda parte de “Una familia feliz” para las televisiones latinoamericanas, un guión para una productora española y una nueva novelas, además de dos proyectos más que no sabe ni su propia editorial.

También es consciente que algunos de sus libros, como “Jesús me quiere” suscitaron en su tiempo alguna polémica con los representantes más ortodoxos de la religión católica. “No quise hacer un libro blasfemo. De hecho, en alguna iglesia me invitaron a leer la novela”, recuerda. Pero siempre hay personas que emiten críticas de sus libros. “No se dan cuenta de que están hechos con humor. Mis libros son humorísticos y siempre están narrados en un mundo de fábula y que no existen en el mundo real. Pretendo narrar mis libros en los tiempos actuales y de una manera muy emocional”, analiza.

Está claro que a David Safier le gustan la historias fantásticas y si tienen sentido del humor, mucho mejor. “Libros como Los viajes de Gulliver o el propio Quijote son mis favoritos, historias narradas con humor y fantasía. Si de películas hablamos, me gusta el universo de Billy Wilder, de Woody Allen y, por qué no decirlo, el del pato Donald”, concluye entre risas el escritor que más nos ha hecho reír últimamente.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.