www.todoliteratura.es

"Años de guerra", de Vasili Grossman

jueves 23 de octubre de 2014, 13:23h
Años de guerra
Años de guerra
Galaxia Gutenberg completa la edición de los mejores escritos de Vasili Grossman con Años de Guerra. Después del éxito de la impresionante obra Vida y Destino, continuado por la más sencilla Todo fluye, esta Años de guerra nos acerca al Grossman más popular e integrado en la Unión Soviética.
Publicados íntegramente por vez primera en España, estos textos conforman un todo de una magnitud épica sobre uno de los episodios que cambió el rumbo de la historia y constituyen una nueva muestra del talento narrativo de Vasili Grossman.

Vasili Grossman fue corresponsal de guerra en el frente de Stalingrado, cuando la perla del Volga padeció la feroz ofensiva de los ejércitos alemanes. Nadie como el autor de la memorable Vida y destino supo plasmar el impresionante fresco de una batalla que marcó el curso de la Segunda Guerra Mundial.
El ritmo trepidante de su pulso narrativo transporta al lector a los combates calle por calle, casa por casa, puerta por puerta, bajo las bombas y un incesante fuego de artillería. El avance alemán de kilómetros al día se convertía en un avance de unas pocas calles o unos cuantos metros, hasta que, anquilosado, se detuvo para transformarse en la retirada que terminaría con el Reich alemán.

Años de guerra reúne las distintas novelas y relatos que el autor escribió basándose en sus propias vivencias en el frente de su Guerra Patria en el punto de inflexión de Stalingrado, que Hitler se empeñó en conquistar pese a que allí sólo obtenía derrotas a manos de los resistentes rusos. Historias como «El pueblo es inmortal» o «El viejo profesor», así como las crónicas de Grossman sobre el avance inexorable de las tropas soviéticas hasta las puertas de Berlín, se centran en el día a día de los soldados del Ejército Rojo que vivían junto a la muerte y la destrucción y también junto al heroísmo en cada uno de sus pequeños actos: eran héroes quienes transportaban la comida en el frente, eran heroínas las mujeres que distribuían agua entre los soldados bajo las bombas de la artillería y aviación alemanas, eran héroes quienes resistieron encerrados en una mina para no entregarse al enemigo y eran héroes los niños fusilados por los alemanes que aguantaban su pena con orgullo pensando que Stalin los vengaría, profesando más valor que cualquiera en su situación.

A su vez, hay que destacar al impresionante relato titulado «El infierno de Treblinka», el primer testimonio de los horrores del Holocausto que fue utilizado en el Tribunal de Nuremberg, ya que miles de personas morían cada día, al igual que sucedía en el resto de campos de concentración. En algunos casos, según relata Grossman, los prisioneros, al no tener nada que perder, famélicos y medio muertos, se sublevaban y lograban vencer a sus captores, quienes cobardemente terminaban humillados.

Estamos, en definitiva, ante un conjunto de textos de gran interés, construido con datos, testimonios y emociones de primera mano, que recogen la epopeya del pueblo ruso desde la amargura de las derrotas iniciales, hasta la gesta épica de Stalingrado y la larga ofensiva que permitió la liberación de gran parte de Europa del yugo nazi. Años de guerra nos ofrece, por otra parte, una oportunidad para conocer al Grossman más identificado con el poder soviético, un corresponsal de guerra plenamente imbuido del valor que sus escritos podían tener como armas a sumar en la lucha desesperada por la liberación de la patria invadida.

Puede comprar el libro en:


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios