www.todoliteratura.es
Antonio Muñoz Molina
Antonio Muñoz Molina (Foto: Javier Velasco Oliaga)

Antonio Muñoz Molina: “Creo en la libertad de espíritu del escritor”

martes 20 de febrero de 2018, 01:00h
Add to Flipboard Magazine.

El escritor ubetense Antonio Muñoz Molina publica su nuevo e inclasificable libro “Un andar solitario entre la gente” (Ed. Seix-Barral), un “mosaico narrativo” nacido a partir de 17 cuadernos donde el lector fue tomando notas de sus paseos neoyorkinos.

El libro parte de la capacidad de observación de la actualidad. “Un andar solitario entre la gente” está dividido en dos secciones, en la primera hace una denuncia de la vida en la gran ciudad y la segunda parte es una celebración de todas aquellas cosas que nos salvan del desastre que vivimos inmersos por culpa de la publicidad y de las redes sociales, con las que se mostró especialmente crítico. “Vivo los más alejado posible de ellas”, afirmó el autor jienense.

"Las redes sociales para lo que sirven es para que Rusia intervenga en elecciones de otros países y para regalar toda la información íntima que se pueda y venderla luego a un precio estupendo. El mundo está en manos de estas empresas, que solo aspiran al beneficio máximo, mandan más que todos, son monopolísticas y armas perfectas para manipuladores como Trump o Putin", críticó el autor en una rueda de prensa en la que presentó su nuevo libro.

El mundo está en manos de empresas que solo aspiran al beneficio máximo

Antonio Muñoz Molina cree que “Un andar solitario entre la gente” es su libro más radical y muy diferente a lo que ha escrito hasta el momento. “En general, cada libro mío no se parece en nada al anterior que escribí. Con éste ocurre lo mismo. Cuando empecé a escribirlo no sabía a dónde iba a llegar. Me he dejado llevar porque creo en la libertad de espíritu del escritor”, explicó el autor.

“No puedo llamar a Un andar solitario entre la gente una novela porque no sé muy bien lo que es. El libro lo comencé a escribir a raíz de un paseo por el barrio donde vivía en Madrid, justo antes de un viaje a París. En ese paseo, y en otros que realice después, me fui fijando mucho en la publicidad y en todo lo maravilloso que nos ofrecen”, desgrana el autor nacido en la ciudad renacentista de Úbeda.

En la novela, hay un único personaje de ficción que es el narrador anónimo. Todos los demás personajes que deambulan por allí son escritores o artistas caminantes como Edgar Allan Poe, Charles Baudelaire, Tomas de Quincey o Walter Benjamin, entre otros. Paseantes que han desvelado lugares ocultos de sus ciudades. “Para escribir el libro realicé un largo paseo desde la Estatua de la Libertad hasta el Bronx, un paseo de sur a norte de Nueva York que ha terminado plasmando en el libro”, expone el autor con voz queda y sinuosa. “La ciudad me produce más estímulos que hastío”, añadió.

“Quise reflejar la desmesura que puede tener la realidad” y, a la vez, reflexionando sobre la creación artística en un mundo asolado por la tecnología y las redes sociales, que tanto crítica y con razón. Todo con una prosa poética inspirada en algunos acontecimientos truculentos de la actualidad como el atentado de Niza, por ejemplo.

El libro también recoge la historia del conocido "'vengador de México", ese misterioso viajero de un autobús que ajustició a unos ladrones que pararon el vehículo y se marchó andando en mitad de la noche o el curioso caso surrealista de los jabalíes radioactivos en Japón, cerca de la central de Fukushima.

Antonio Muñoz Molina alertó sobre los riesgos de la tecnología actual que puede ser “al fin y al cabo lo que uno quiera hacer con ella: o difundir hallazgos de la NASA o el horóscopo". Lo que redunda en el peligro que hay en ella debido a “fuerzas tan poderosas que están interesadas en propagar las mentiras”.

“Me gusta la literatura que me trastorna y me embriaga como el vino o la música”

"Un andar solitario entre la gente" es una suerte de novela que rompe con los tópicos habituales del género. Durante un largo periodo de tiempo, Muñoz Molina ha ido recopilando artículos y noticias además de otras lecturas para componer sus propios textos, en un trabajo de "lápiz, papel y tijera".

“Me gusta la literatura que me trastorna y me embriaga como el vino o la música, que me saca de mí, que me fuerza a leerla en voz alta y a favorecer su contagio, que me explica el mundo y me pone en pie de guerra con el mundo y me refugia de él y me revela con la misma vehemencia todos su horror y toda su belleza”, señaló el autor jienense.

El escritor ha reconocido que este libro surge tras pasar por "una situación depresiva". "Está relacionado con ese momento en que pasamos por situaciones depresivas, te quedas en la oscuridad y de repente descubres la abundancia del mundo. Es una iluminación, en el sentido de ver lo que hay delante de ti", explicó.

Preguntado sobre si se ve como un posible candidato al Premio Cervantes, ha recordado que “la cosa más terrible para un escritor es convertirse en un monumento de sí mismo” y continúo diciendo “no pienso en eso. La solemnización del escritor me genera antipatía. Este libro está escrito en libertad con el exterior y con uno mismo, y a mí me gusta poder vivir con alpargatas", terminó diciendo.

Antonio Muñoz Molina cursó estudios de periodismo en Madrid y se licenció en historia del arte en la Universidad de Granada. Ha reunido sus artículos, reconocidos en 2003 con los premios González-Ruano de Periodismo y Mariano de Cavia, en volúmenes como El Robinson urbano (1984; Seix Barral, 1993 y 2003). Su obra narrativa comprende Beatus Ille (Seix Barral, 1986 y 1999), El invierno en Lisboa (Seix Barral, 1987 y 1999), que recibió el Premio de la Crítica y el Premio Nacional de Literatura, ambos en 1988, Beltenebros (Seix Barral, 1989 y 1999), El jinete polaco (1991; Seix Barral, 2002), que ganó el Premio Planeta en 1991 y nuevamente el Premio Nacional de Literatura en 1992, Los misterios de Madrid (Seix Barral, 1992 y 1999), El dueño del secreto (1994), Nada del otro mundo (1994), Ardor guerrero (1995), Plenilunio (1997), Carlota Fainberg (2000), En ausencia de Blanca (2001), Ventanas de Manhattan (Seix Barral, 2004), El viento de la Luna (Seix Barral, 2006), Sefarad (2001; Seix Barral, 2009), "La noche de los tiempos" y "Como la sombra que se va". Desde 1995 es miembro de la Real Academia Española. Vive en Madrid y Nueva York y está casado con la escritora Elvira Lindo.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.