www.todoliteratura.es

IRÈNE NÉMIROVSKY, DOMINGO: QUINCE RELATOS SOBRE LA NECESIDAD DE VIVIR Y SER AMADO

Irène Némirovky, "Domingo": quince relatos sobre la necesidad de vivir y ser amado

martes 15 de enero de 2019, 18:07h
Add to Flipboard Magazine.
Domingo
Domingo
Allí donde las vidas comienzan y acaban. Allí donde las historias que nos narran descubren todo aquello que se esconde debajo de nuestra piel. Allí donde los sentimientos no entienden de convencionalismos porque están atrapados por la pasión del amor, la oscuridad de la codicia, o el trágico destino de las guerras.

Espacios interiores y exteriores que se entremezclan a medio camino entre el reconocimiento y el sufrimiento de aquel que entiende su existencia como la necesidad de vivir y ser amado. Dos pliegues de una misma tela que, sin embargo, al menor descuido se rasgan y son imposibles de volver a componer. Estos quince relatos de Némirovsky reunidos bajo el título de Domingo son un canto a la incertidumbre del fracaso y al miedo a la pérdida. Y son castillos de naipes que penden de un frágil hálito de aliento que los derribe sin apenas dejar rastro. En estas quince historias, cuya extensión muchas veces van más allá del clásico relato corto para acercarse sin miedo a una novela corta, la escritora ucraniana nos desglosa de una forma inteligente y didáctica todos los valores existenciales que forman parte de su narrativa. Un estilo narrativo ampliamente contrastado en las numerosas novelas publicadas en España por Salamandra. Una de esas características presente en su narrativa es la necesidad de amar independientemente de la edad que se tenga. El amor está por encima del engaño y es una necesidad, nos expresa Némirovsky en el relato homónimo que abre esta recopilación. Una advertencia que también está presente en Las orillas dichosas, cuando nos acerca al amor visto por los ojos de una mujer vieja, abandonada y que se dedica a la prostitución. Una forma de ver el amor que la autora confronta con una joven bella, rica y ambiciosa. El contrapunto, en este caso, está entre lo ya hecho (pasado), y lo que se va a hacer (futuro). Como si, en el amor, estuviésemos condenados al fracaso. Un fracaso que nos nubla el corazón y la ideas. Estos dos ejemplos del amor visto por los ojos y el prisma de la mujeres abren este libro que, enseguida, recala en uno de sus mejores relatos, por lo sugerente que resulta y lo distinto que, a priori, se nos presenta ante el resto. Aíno es un precioso retazo sobre la estancia de la autora en Finlandia en su huida hacia Europa (París) desde Rusia. La joven autora que Némirovsky era en esa época es capaz, sin embargo, de crear un universo donde las descripciones y el ambiente que crea son ajustados, brillantes, líricos y acertados. Parece que estemos allí, entre la nieve. En este relato la intriga que crea la escritora de origen ucraniano a través de Aíno nos lleva a una historia donde el misterio y su desenlace nos dejan perdidos dentro de esa habitación en la que casi nada permanece.

"Domingo" también le sirve a la autora para fijar su mirada crítica sobre los judíos y el poder que sobre éstos ejerce el dinero, Fraternidad es un buen ejemplo de ello, y la anciana protagonista de este relato y su hijos así nos lo atestiguan. Una familia que, por cierto, es devorada por la codicia. La exaltación de las virtudes y defectos del ser humano también se dan la mano en Los vapores del vino, una magnífica y extensa metáfora en la que el vino, como exaltación de la vida, el amor y el sexo, tiene sobre un pequeño pueblo pesquero de Finlandia. Una exaltación que está por encima de la política y las guerras. Aquí, mediante unas magníficas descripciones, la autora crea una ambiente, a la vez, cerrado y lúcido, de los más profundos sentimientos del ser humano y su necesidad de ser libre. Unas tensiones vitales que también están presentes en Lazos de sangre, donde unos hermanos se enfrentan a la desdicha del amor. Aquí, la presencia de la muerte libera tensiones y afectos que, la calma del día a día, se encarga de borrar. En el amor, como en el resto de las vicisitudes de la vida, la posición que desempeñamos nos hace egoístas, porque no nos resulta fácil desprendernos de lo que consideramos como nuestro. Como nuestro es el poder de prejuzgar en nuestros hijos una postura que nosotros mantuvimos en el pasado, vertiendo sobre ellos la sombra de nuestro fracaso, tal y como el ocurre al Sr. Mitaine, el protagonista del relato titulado, Un hombre honrado, donde Némirovsky, una vez más, enfrenta al hombre contra sus contradicciones desde el título de la historia, pues ese alma atormentada por las acciones del pasado transitan por el retrato de muchos de sus personajes. El dinero, en este caso, y el mal que despierta en el protagonista, son el hilo conductor de una historia muy bien narrada, sobre todo, por el perfil psicológico que nos muestra del Sr. Mitaine y de los personajes que viven en el pueblo de provincias en el que vive. El dinero, de nuevo, es el canalizador de la vida en El incendio. Una vida que, de alguna forma, también espera el amor y la necesidad de experimentar el sabor del deseo una vez más. Un amor y un deseo que, sin embargo, pueden venir bajo el matiz de la sorpresa de aquello que nunca imaginamos, ni tampoco supimos vislumbrar en el primer destello de lujuria del que fuimos víctimas.

En la última parte de esta colección de relatos la escritora ucraniana se dedica, casi exclusivamente, a la guerra y las consecuencias que ésta tiene sobre las aparentes vidas tranquilas de sus protagonistas. Aquí el destino de la confrontación bélica se muestra más caprichoso que nunca, y resucita o elimina a los seres humanos de una forma tan arbitraria que es imposible refugiarse de tal maldición. En El desconocido, el desastre de la guerra que rompe fronteras y familias a ambos lados del frente se hace presente de una forma sórdida, y la funesta sorpresa del relato rompe un poco el molde en el que se desenvuelve Némirovsky habitualmente, pues en ese relato nos habla del desgarro con sumo acierto mediante una prosa limpia y muy cuidada. En El confidente, como el cuento anterior, uno de los protagonistas debe hacer frente a una revelación que le hace pensar que ha estado viviendo otra vida, o una vida de mentira. Sin embargo, hay ocasiones en las que la verdad no es suficiente para derribar a nuestros instintos, sentimientos, recuerdos y sensaciones. Esta recopilación se cierra con el relato El señor Rose, donde la guerra de nuevo se alza como una luz cegadora del destino de los hombres que se ven obligados a vivir aquellas experiencias por las que nunca pensaron que deberían pasar, y que ponen de manifiesto la falta de preparación que los franceses, en este caso, tuvieron ante la Segunda Guerra Mundial. El azar, de nuevo, se muestra majestuoso y lúcido sobre las miserias de los hombres. Unas miserias que nos hablan sobre la necesidad de vivir y ser amado.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.