www.todoliteratura.es

“Fidelidad a Grecia”, de Emilio Lledó

martes 14 de julio de 2020, 09:00h
Add to Flipboard Magazine.
Fidelidad a Grecia
Fidelidad a Grecia

He tenido cierto recato durante unos días -y aún asoma el pudor mientras escribo, por entre las líneas de este diserto- por atreverme a hablar, siquiera un poco, posiblemente del pensador español y europeo más importante en estos momentos. Es cierto que la filosofía hay que leerla despacio, masticando y mascullando los conceptos; pero, en “Fidelidad a Grecia”, Emilio Lledó nos lo pone fácil, como debiera hacer todo maestro al intentar inculcar conocimientos.

Premio Nacional de Literatura (Ensayo), Premio Nacional de las Letras Españolas, Premio Princesa de Asturias en Comunicación y Humanidades o miembro de la Real Academia Española, entre un sinfín de reconocimientos españoles y extranjeros, el maestro Emilio Lledó, nacido en Sevilla en 1929, ha puesto en circulación nuevamente, en junio de este año de 2020, “Fidelidad a Grecia” en la Editorial Taurus.

El texto está dividido en cuatro bloques temáticos: “Lo bello es difícil”, “Fusión de Luces”, Pruebas de imprenta” y “Crónicas impacientes”, y consta de veinte y siete artículos -de magistrales lecciones diría yo-, que van puliendo en el lector las ideas obtusas sobre un buen número de materias, de hierbas malas, que enrarecen e incapacitan al ser humano para encontrar luz alguna entre el follaje extremo y atosigante que los medios escritos y audiovisuales, además de los nubarrones que aportan las redes sociales a todo cuanto tiene que ver hoy en día con la lucidez de los conceptos y la búsqueda de la belleza -ese sendero de sensatez que hemos perdido-, ante la infinita amalgama de mentiras, sandeces, medias verdades, efímeras manifestaciones, que no pueden producir nunca, jamás, semilla alguna para la posteridad del conocimiento racional, sensato y equilibrado del ser humano.

Dice Lledó: “Fue el asombro, la distancia, el no querer dar por hecho nada de lo que observábamos, lo que originó, decían los griegos, la filosofía, o sea, la curiosidad, el apego, la necesidad y la pasión por entender y entendernos.”

Un buen número de mujeres circulan por sus páginas, explicándose y explicándonos: Ifigenia, Helena, Calipso, Fedra, Antígona, Penélope, Electra, Dafne, Casandra…, pero, también, un buen número de voces masculinas que por su extensión no reproduciré.

Es necesario, más que nunca, en este mundo mediatizado y empobrecido en lo cultural, dejado llevar en volandas por pantallazos audiovisuales anacrónicos e insulsos, por irracionales consignas que nos están “asalvajando” de nuevo, encontrar los redaños para caminar a contracorriente, en dirección opuesta a quienes manejan los hilos del poder en este globalizado reino de lo absurdo en que estamos instalados, y encontrar de nuevo “la sorpresa, el asombro del arte, el amor a la vida, a la verdad, a la educación, a la sensibilidad de la mirada, a la reflexión, a la libertad.”

Leer “Fidelidad a Grecia” de Emilio Lledó, no solo es una aventura apasionante sobre el transitar del pensamiento esencial, sino también, reencontrarse con lo que nos distingue: la capacidad de pensar, discernir, rechazar o apuntalar, en su caso, con criterio propio, lo que a nuestro redor ocurre.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios