www.todoliteratura.es
Juan Francisco Santana Domínguez
Juan Francisco Santana Domínguez

Entrevista a Juan Francisco Santana Domínguez, Director de la Academia Norteamericana de Literatura Moderna Internacional del Capítulo de España

Autor del poemario "Las estrellas precoces"
Por Miguel Esteban Torreblanca
lunes 01 de febrero de 2021, 11:27h
Juan Francisco Santana Domínguez nace en la isla de Gran Canaria. Entre otros, es Doctor en Historia (Sobresaliente Cum Laude por Unanimidad). Licenciado en Geografía e Historia, Licenciado en Antropología, Diplomado en Educación. Profesor universitario, escritor, poeta, investigador, historiador, biógrafo, ensayista, articulista. Ha publicado, entre otros, cuatro libros de corte histórico, dos de ellos publicados por el Gobierno de Canarias, sobre el Municipio de San Lorenzo de Tamaraceite”; la biografía “Pino Ojeda: Pintora y poeta» (2008); los poemarios «Me recuerdo alzado y otros 100 poemas» (2014), «Los sueños de la conciencia» (2014), “Prosapoeticando (2017)”, “Sensibilidades compartidas (2019)”; la novela Toby (2018) y la reedición de “Pino Ojeda. Pintora y poeta” (2018). Profesor e investigador. Colabora, entre otros, con la revista digital argentina de Experiencias y Arte “Que responda el viento”.
Las estrellas precoces
Las estrellas precoces
Ha publicado algunos de sus poemas en la revista marroquí escrita en árabe, inglés y español ila-magazine. Presentador y miembro fundador del proyecto cultural de trabajo radiofónico “Poesía Viva de la Atlántida. Protagonista en la película-documental “Alzados: Historia del Nacionalismo e Independentismo en Canarias”, (2016). También intervino en la película documental “Déjame ser” (2015). Ha participado en diversas antologías y en obras de otros autores, así como prologuista en múltiples ocasiones. Invitado al 500 aniversario de la fundación de Veracruz (México), representando a España. Miembro, entre otras, de la Asociación de Escritores ACTE y uno de los fundadores de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y del Municipio de San Lorenzo de Tamaraceite, así como Cronista Oficial de dicho municipio. Socio de Honor de la Escuela Luján Pérez de Las Palmas de Gran Canaria desde el año 2013. Delegado en Canarias de la Academia Norteamericana de Literatura Moderna. Capítulo Internacional New Jersey, Estados Unidos, desde el 30 de junio de 2017.
¿Podría usted contarnos un poco de su vida y actividad literaria?

Crecí en plena naturaleza, alejado del mundanal ruido, en un polvorín, rodeado por alambradas, que es donde vivía mi familia, y allí tuve que inventarme amigos pues no tenía a ningún niño de mi edad cerca, rodeado de animales: gallinas, pavos, ocas, cabras, palomas, perros, gatos, conejos… plantas, sobre todo tuneras, y barrancos, lo que fue un aprendizaje de incalculable valor. Acudí a colegios que tuvieron fama por ser de mentalidad libre, eso sí, muy estrictos en cuanto a disciplina y estudios, aunque costearlos, en ocasiones, supuso un gran problema y gracias a la ayuda de mis segundos padres, tíos de mi madre, Lola y Francisco, que fueron los que costeaban, en gran medida, mis estudios porque mis padres, durante una época, no pudieron. Los centros educativos estaban muy alejados de casa al igual que los institutos y luego la Universidad, en la que hice, en primer lugar, la carrera de Magisterio, especialidad Geografía e Historia, pues mi familia no podía costearme otros estudios que se debían hacer fuera de la isla, en otras universidades, además me encantaba la docencia, y a ella me dediqué, y a cuestiones relacionadas con ella cuando ejercí de Coordinador Provincial de Programas Educativos novedosos, consistentes en la educación activa y en trabajos por proyectos, para la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias.

Mas tarde, ya trabajando como docente, me licencié en Geografía e Historia; luego me doctoré, con una tesis doctoral leída en Madrid, en 1999, otorgándoseme Sobresaliente Cum Laude por Unanimidad; después me licencié en Antropología y también, al ser entrenador de fútbol nacional, se me convalidaron los estudios de la licenciatura de Educación Física.

Profesor de instituto y de universidad, en la UNED, en la que impartí materias relacionadas con la Historia, la Filosofía y la Antropología.

Investigador, pues todos los días acudo al Archivo Histórico de la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria a investigar y luego publicar. Mi faceta como escritor de temas de historia y de ensayos biográficos y la de poeta y narrador.

Aficionado al arte, soy coleccionista de pintura, escultura, antigüedades, documentos… también soy bibliófilo por lo que en mi biblioteca habrán más de cinco mil títulos, de libros descatalogados y curiosos, además de raras piezas.

¿Cuáles fueron sus primeras lecturas poéticas y qué autores le influyeron?

Fue en uno de los colegios en donde estudié, en el que tuve que leer, por mandato, aunque he de decir ello me hizo un bien que considero fundamental en mi vida, a poetas como Gustavo Adolfo Bécquer, Gonzalo de Berceo, El Infante D. Juan Manuel o Espronceda.

Más tarde fui eligiendo e iba a la biblioteca de la Ciudad de Las Palmas y ahí me encontré con poetas clásicos como Píndaro o con autores como Oscar Wilde, Rilke o Walt Whitman. Nunca dejé de leer a Bécquer. Todos ellos hicieron de mí un lector de poesía y también un lector de otros géneros, por lo que se puede decir que fueron ellos los que influyeron en que yo sea el que hoy soy.

¿Cómo definiría a su poesía?

Muy personal, indago en mí y en mis circunstancias, ayudándome de la filosofía y otras ciencias sociales, poniéndolas al servicio de una poesía de alto compromiso con el tiempo que me ha tocado vivir y con los seres humanos a los que creí debía poner mi voz a su servicio pues ellos, por diversas circunstancias, no tenían posibilidad de hacerlo. En mi poesía se pueden encontrar neologismos, pero también arcaísmos, metáforas y libertades creativas, además de un claro lenguaje connotativo.

¿Cree que el poeta “evoluciona” en su escritura? ¿Cómo ha cambiado su lenguaje poético a lo largo de los años?

Creo que el poeta nace y luego con el paso del tiempo evoluciona en su modo de escribir debido a las vivencias personales y las lecturas a las que ha decidido acercarse. Es un proceso de maduración constante y creciente. Mi lenguaje poético, como es lógico y natural, ha ido evolucionando y nada tiene que ver el primer poemario con el último, alejándose de influencias. Ha ido variando no sólo la estructura sino el vocabulario, dejando atrás los temores (de los que no tenía consciencia en los primeros momentos pero que los tenía) y superándolos por la seguridad que supone el reflejar sólo lo que me supone satisfacción personal, sin ninguna influencia, al menos consciente, de referentes.

¿Cómo siente que un poema está terminado y cómo lo corrige?

Hay poemas que se terminan sin más, cuando se ha reflejado lo que querías. Al leerlo te dices esto es lo que yo deseaba expresar. Hay otros, sin embargo, a los que vuelves una y otra vez porque no reflejan lo que querías transmitir. Al leerlo debe tener ritmo y musicalidad y, sobre todo, que convenza, en primer lugar, a ti mismo.

¿Cuál es el fin que le gustaría lograr con su poética?

Sobre todo, lograr que algunas personas que nunca habían leído poesía comiencen a interesarse por ella.

Que se pensara que, al igual que cada ser humano es único e irrepetible, el poeta, de la misma manera, también lo es.

¿Qué lugar ocupa, para un poeta como usted, las lecturas en vivo?

Es algo muy importante y es por ello que he participado en lecturas en la calle o en locales a los que los curiosos se acercaban a escucharnos. La poesía en vivo y en directo llega, de una manera diferente, directamente al corazón de los escuchantes.

¿Qué opina de las nuevas formas de difusión de la palabra, ya sea en páginas de Internet, foros literarios cibernéticos, revistas virtuales, blogs… etc?

Hay que adaptarse, siempre, al momento en que se vive. Gracias a esas nuevas tecnologías nuestros trabajos y, en concreto, la poesía que hacemos llega a todos los lugares del mundo en apenas segundos. Es la manera de darse a conocer más allá del entorno inmediato. Gracias a ellas se nos conoce en muchos lugares del planeta.

¿Podría recomendarnos un poema de otro autor que le haya gustado mucho?

“Te busqué por los sueños”, de la poeta canaria Pino Ojeda (1916-2002).

¿Qué libro está leyendo en la actualidad?

Actualmente estoy leyendo:

“La vida instrucciones de uso” de Georges Perec.

“Voltaire. Cartas filosóficas. Diccionario Filosófico. Memorias” con prólogo de Fernando Savater, edición de la Editorial Gredos.

“Charlotte” de David Foenkinos.

“El otoño de las rosas” de Francisco Brines.

“Cuentos completos” de Edgar Allan Poe, con introducción de Thomas Ollive Mabbot de la editorial Penguin Clásicos.

“Una hermosa doncella” de Joyce Carol Oates.

¿Qué consejos le daría a un joven escritor/escritora que se inicia en este camino de la poesía?

Que no tenga prisa en llegar pues lo primero es formarse y leer mucho.

Que pensara sobre lo que quiere llevar a cabo y lo madurara.

Que tenga buenos referentes y que acuda a ellos de la manera que pueda, bien directamente, si se pudiera. o a través de su obra.

Que siempre quiera para los demás lo que quiere para sí mismo.

Que sea generoso, humilde y solidario.

Que piense que soñar es la puerta para lograr lo que se pretende pues casi nada es imposible.

¿Cómo ve usted actualmente la industria editorial?

En este momento, al menos, algunas editoriales se deben reinventar porque, por diversas circunstancias, la competencia es cada día mayor.

También aprovecho para decir que muchas de las obras que he leído apenas son conocidas y que hay autores que deben ser seguidos por las grandes editoriales pues sólo les falta el empuje editorial, con su distribución y publicidad, para hacerse con un sitio entre los lectores.

¿Qué libros ha publicado?

Cuatro obras de corte histórico, tres biografías, una novela, seis poemarios, un cuadernillo didáctico sobre la conservación del medio ambiente, entre otros.

“Jinámar y su entorno” (1995)

“Estudio microhistórico del Municipio de San Lorenzo de Tamaraceite”. (2002)

“Historia del Municipio de San Lorenzo de Tamaraceite: Recuperando la Memoria Histórica”. (2006)

“Notas sobre el Municipio de San Lorenzo: Un ejemplo de injusticia histórica” (2007)

“Pino Ojeda: Pintora y poeta" (2008).

“Los Alcaldes del Municipio de San Lorenzo de Tamaraceite. Pueblos, pagos, barrios y otros aspectos” (2009)

"Me recuerdo alzado y otros 100 poemas" (2014).

"Los sueños de la conciencia" (2014).

“Prosapoeticando” (2017).

“Toby” (2018).

La reedición de “Pino Ojeda. Pintora y poeta” (2018). Revisada, nuevo formato y prólogo.

“Sensibilidades compartidas (2019).

“Compropoetiéndome” (2019).

“Manuel Pícar y Morales: Un polifacético modernista canario” (2019). “Yolanda Graziani. Una pintora visionaria.” (2020).

“Las estrellas precoces” (2020).

¿Cómo es tu vida dia a dia?

Como la de cualquier ser humano preocupado por lo que está sucediendo a mi alrededor y en el resto del mundo pero sacando el máximo partido al tiempo. Trabajando desde las 8’30 hasta las 14 horas en el Archivo Histórico y por la tarde: escribiendo, escuchando música, leyendo, disfrutando de mis aficiones, haciendo ejercicio físico.

¿Que significa para usted ser director de La Academia Norteamericana De Literatura Moderna Internacional (ANLMI)?

Un paso más en mi vida, muy importante, que he asumido con inmensa responsabilidad y con la satisfacción que se debe tener por desempeñar un cargo en una institución académica de tanto prestigio internacional, aportando desde Canarias todo lo que mi experiencia me permite e intentando dar lo mejor de mí mismo en pro de la ANLMI. Un honor el poder desempañarlo.

Puedes comprar sus poemarios en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios