www.todoliteratura.es

“Trampantojos”, de Juan Ramón Hernández

lunes 29 de noviembre de 2021, 17:40h
Trampantojos
Trampantojos

Baker Street Ediciones ha puesto en circulación el pasado mes de septiembre, el libro de relatos “Trampantojos” del salmantino Juan Ramón Hernández.

Como se da la circunstancia de que el proemio del texto es de mi autoría, no puedo dejar mejor testimonio de su lectura, que añadiendo las palabras que escribí cuando posé los ojos sobre los mismos antes de que fuera editado:

Si usted cruza la antesala del primer cuento de los contenidos en este libro aprenderá sin duda a mirar el entorno de una otra forma. Y cuando expreso “entorno” o “mundo” o “naturaleza”, estoy diciendo agua, tierra, luz, silencio, nostalgia, soledad, euforia, sudor, memoria, desvelo, piedra, flor, amor, consuelo, anhelo… en definitiva: Vida, con mayúsculas.

Las narraciones que tiene entre sus manos están acunadas por un decir poético no exento de una métrica primigenia, de una música honda y profunda que rebusca en oquedades olvidadas del ser. Ese espacio inaudito y postergado a conciencia, en el que habita lo que realmente somos y desconocemos, o bien hemos olvidado en los callejones del devenir de cada cual, a través de una existencia vacua como la que la sociedad en que sobrellevamos nuestros días nos hace atravesar de forma continua. O sea, una cueva platónica que vela nuestras entendederas cegándonos, en pro de un supuesto progreso revestido de falsos oropeles y de palabras acartonadas guarnecidas de estridente neón.

Los cuentos del salmantino Juan Ramón Hernández, afincado entre las provincias de Huelva y Sevilla tiempo ha, aunque no ha dejado de volar por infinitos escenarios y al que he leído con regularidad desde hace décadas, suponen un íntimo acercamiento a la fusión entre la educación, el desarrollo personal y la literatura, un tridente en donde música, palabra y cuerpo conforman un todo indisoluble.

La inmigración, la orfandad, la soledad, las preguntas sin respuestas, los pasos no dados, la sed no satisfecha o los sueños, son los ejes sobre los que rotan estos cuentos, en los que su amanuense nos introduce, como debe hacer toda ficción, en espacios que bien pudieran ser ciertos sin serlo: que son nuestros, siendo quijotescos desvelos.

Pero, uno debiera estar preparado para este concierto, para esta sinfonía en la que desfilamos encarnando otros cuerpos, no precisamente en un jardín epicúreo sino en un valle en donde lo que prima es el desconcierto, ese magma que nos contiene y que de tanto estar, sentir y vivir en él, ha cambiado lo esencial por lo terreno, por lo material, por lo innecesario, y ha venido a concluir sin nuestra aquiescencia, que olvidemos apuntalar nuestra identidad, lo único que realmente disponemos aparte de la argamasa de la que está hecha nuestro cuerpo.

Un excelente libro de relatos que afianza el hacer literario de Juan Ramón Hernández en la senda de la materialización de lo concreto.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios