www.todoliteratura.es

"Pasos de centinela (Vigilia y alba entre Oriente y Occidente)", de Antonio Daganzo

Ediciones Ruinas Circulares, Colección “Iluminaciones”. Buenos Aires, Argentina, 2021.
Por María Ángeles Lonardi
miércoles 12 de enero de 2022, 18:00h
Pasos de centinela
Pasos de centinela

Debo confesar que me resulta un tanto extraño escribir sobre un libro de Haikus, porque no soy una experta, pero ha llegado a mis manos este precioso compendio de doscientos haikus, nacidos en un tiempo raro, insólito —como escribe el propio autor al inicio del libro—, y sí, para mí también este tiempo lo es. Precisamente, de un tiempo raro, que nos ha obligado a mirar de otra manera surgen indudablemente, nuevas formas, otras perspectivas, diferentes enfoques y parece que Antonio Daganzo ha sabido aprovechar este tiempo, un tanto adverso, para conjugar armoniosamente todo lo que ante él se iba presentando y el resultado de esa elaboración es este magnífico libro. Es un libro en plena madurez acreditada de un autor brillante, que no se desorienta ni se detiene en frivolidades, va más allá, en constante búsqueda, quizás, tras los pasos del centinela.

En este libro se conjugan perfectamente la mirada objetiva sobre la naturaleza y el paisaje, una tendencia que podría denominarse “poética del instante”, con características propias de lo occidental, la imaginación y el lirismo que se dan cita con la nostalgia y las metáforas bien trabajadas desde una mirada subjetiva. Porque la mirada es muy importante y ha cobrado más importancia desde que vivimos encerrados y con nuestro rostro “tapado” dejando sólo visible los ojos. Y los ojos son el espejo del alma. Esta temática me toca muy de cerca pues hace muy poquito, apareció mi nuevo libro “En el vértigo azul de una mirada” Círculo Rojo, 2021 y precisamente, es esa mirada intensa, sin miedos, esa mirada que da vértigo la que nos reclama este poemario que tan bien elaborado nos ofrece Daganzo.

Pasos leves, silenciosos que sólo escucharán algunos, los que tengan buen oído, una música ligera que llega y penetra hasta nuestro corazón, anunciando la brevedad de cada haiku como breves sonidos de una melodía. Hago la comparativa con la música, pues no puede estar ausente, ya que toda su obra está impregnada de música, evidenciando la riquísima trayectoria del poeta en ese campo.

Versos tejidos al abrigo de la ilusión, entretejiendo colores y sensaciones, sutiles gotas de una historia de amor, ese abrazo que no llega y la necesidad del otro, quizás abrumadora imagen de soledad, después de tanto encierro impuesto.

¿Qué guardas, centinela? ¿A quién guardas, rey sin corona? Dueño de la noche, sigiloso te mueves, paso a paso, siempre alerta ante el inminente asalto, al acecho, esperando los versos que marquen la melodía. Versos que nacen como llama ardiendo, como fuego intenso.

Centinela cautivo de sus pasos silentes en la noche y que sabe también de luchar contra las sombras. Y, de nuevo, ojo avizor, centinela atento a la voz que reclama en lo oscuro y te lleva por laberintos impensados o hacia la luz que nos deja ser y proyectarnos por encima de toda impaciencia.

El invierno hace acto de presencia pero no puede derrotar los bríos del poeta, la tibieza que flota entre los tonos rosas del alba. “Yo sigo aquí” dice el poeta, alerta como el centinela, como fiel guardián, despierto, siempre en espera, un poeta en actitud de escucha, para percibir cada aguda nota, cada acento y captarlo con la exquisita delicadeza y finura que sólo algunos pocos elegidos poseen.

Antonio Daganzo vuelve a hacerlo, vuelve a deleitarnos con la insistencia de la música, aleando elementos, emulando al mismísimo Borges —tal y como confiesa en la breve nota del inicio del libro—, confirmando que hay un modo de cultivar el haiku, más autóctono, mas sugestivo y vehemente en nuestro idioma.

Cada haiku tiene su propia fuerza y vitalidad, su impronta dentro de un conjunto evolutivo tras el que late una historia multiplicadora que le cabe imaginar o construir al lector. Un lector que no se decepcionará porque descubrirá en estos versos la magia de la que se nutre la verdadera poesía.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios