www.todoliteratura.es
Michel Houellebecq y Jorge Herralde
Michel Houellebecq y Jorge Herralde

Michel Houellebecq, qué caro es ser libre

miércoles 29 de abril de 2015, 21:00h
Add to Flipboard Magazine.

Como en una película de sobremesa donde abuelos y nietos dan cabezadas mientras ven al policía de turno desesperado por conseguir salvar ese pobre banco del atraco montado. ¿Era necesaria tanta medida de seguridad? ¿De veras corre tanto peligro Michel Houellebecq?

  • Autor de las fotografías: Víctor González

Sumisión
Sumisión

Entre las risas de incomprensión y las caras largas de redactores y cámaras por la prisa y la tardanza, apareció por fin este escritor con aspecto alicaído, ropa común para cumplir su función y la mano tocando aquello que debe ser de lo poco que le transmita seguridad en su vida, su cigarrillo electrónico. Él no sabe si todo lo montado alrededor de su figura es necesario, eso se lo deja a los profesionales que investigan, algo que él no hace. Como dice, “yo no tengo miedo, pero quizás me equivoque”.

Una brigada policial a la entrada del Instituto Francés, acreditaciones nominativas e intransferibles, guardaespaldas; con todo ello se ha encontrado la prensa este mediodía. Con todo ello, sumado a un número elevadísimo de medios en comparación a la media: quizás ahí podemos empezar a buscar razones. Lo morboso mueve, y ‘Sumisión’ lo es.

Tras los flashes y presentaciones pertinentes, se ha podido escuchar el siempre esperado disparo de salida que es la voz de Jorge Herralde, director de la editorial Anagrama, hoy con un común carraspeo primaveral, y sus elevados comentarios, entre los cuales hemos podido oírle dirigirse al escritor francés como “único, por la lucidez de sus análisis, el humor negro y la impasible ironía”.

Del libro, como todo lo que rodea a Houellebecq: un vaivén en la crítica, ambigüedad errante entre pareceres, controversias y debate. Una historia llevada con fuerza y rigor por el narrador, que es quien pone todo en la mano del protagonista para luego quitárselo, es quien le hace generarse dudas interiores y profundas, es el que lo lleva por el camino del Islam. Y ese camino del Islam se ve borroso en la obra, puede pasar de un fin armónico y total a muchos momentos de duda y confusión. Como todo en la obra, y es que para Houellebecq, lo importante de esta obra es “esa ambigüedad”, con la que ha querido crear “una pesadilla confusa donde despojar de todo al personaje”.

Ha recibido críticas de infinidad de lugares, pero una de las más sorprendentes y que ha querido aclarar ha sido la procedente de la izquierda francesa. Sobre ello ha comentado a la prensa que es una reacción muy fácil de entender, “los intelectuales se han apartado de la izquierda, pero no han entrado en la derecha”, y ahora la izquierda está molesta con estos, porque son los únicos capaces y decididos a contar siempre la verdad.

Para entender a Michel Houellebecq lo mejor es leer sus obras, y quizás con ello tampoco se consiga. Al conocer a un personaje como el francés, es inevitable que a todos nos ronde una duda por la cabeza: ¿vale la pena todo esto por defender un pensamiento?; y depende de la respuesta podríamos preguntar, ¿por qué no hay más como él?

Puedes comprar el libro en:


IberLibro.com - 140 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión Logo FNAC 
120x60
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.