www.todoliteratura.es
Javier Goméz Santander
Ampliar
Javier Goméz Santander (Foto: Nines Mínguez)

El televisivo Javier Gómez Santander debuta en la ficción con "El crimen del vendedor de tricotosas"

domingo 06 de septiembre de 2015, 21:07h
Add to Flipboard Magazine.
Hasta ahora, al periodista y presentador de televisión Javier Gómez Santander, se le conocía por sus apariciones en la cadena SER, laSexta Meteo, laSexta Columna o Al Rojo Vivo, pero gracias a "El crimen del vendedor de tricotosas", a partir de ahora se le conocerá también como un excelente autor por esta novela desternillante, incorrecta y brutal.
Esta novela de Javier Gómez Santander será, sin duda, uno de los éxitos de la temporada literaria que comienza.

Intrigas, asesinatos, secuestros, neonazis, infidelidades, crisis de pareja, palizas, zombis, tráfico de drogas, ultras del Real Madrid y del Atlético, histeria colectiva, linchamientos, persecuciones, chuletones, pacharán...De todo, hasta una lúcida crítica al sensacionalismo de algunos medios de comunicación, referencias a epidemias y alertas sanitarias, gabinetes de crisis y ruedas de prensa desde el Palacio de La Moncloa muy similares a algunas que se suelen aparecer habitualmente en los telediarios...

De todo esto y mucho más hay en esta espléndida, fresca, canalla, irreverente, políticamente incorrecta y divertidísima novela negra de humor surrealista destinada a convertirse en título de culto.

Narrada en primera persona por su protagonista, Daniel Ortiz, cuyo mayor logro hasta sus treinta y dos años ha sido «demostrar que la goma de borrar Milan podía durar toda la EGB» y que «sin explicación aparente, sin ser gordo, eligió ser portero cuando jugaba al fútbol de niño, portero suplente, el único que no se duchaba después de los partidos... porque, no jugaba nunca»,

Daniel Ortiz pronto nos confiesa que «perder el tiempo es lo primero que aprendí yo en la vida. Es como un talento inverso. Un don putada». Es un héroe destinado desde su más tierna infancia a ser un oscuro y eterno perdedor al que, sin embargo, el destino le da la oportunidad de enfrentarse con él de la manera más dura ya que, por motivos inherentes a los peligros de su profesión como vendedor de máquinas de coser al por mayor, matará a un hombre «casi inocente». Un crimen que no le genera un gran sentimiento de culpa porque «un asesinato sólo te jode la vida si te toca ser el muerto», pero sí innumerables salpicaduras, demasiada atención mediática y muchos y muy graves problemas, empezando por una serie de desternillantes disquisiciones sobre las distintas formas de hacer desaparecer un cadáver.

Su canción favorita es I walk the line de Johnny Cash, es un hombre «al que cortan en las fotos de grupo y nadie se percata. El tipo que les dice a unos testigos de Jehová que vuelvan otro día y se olvidan» y que «si hubiera sido Wally, no me habría encontrado nadie en ninguno de sus libros, aunque me hubiesen vestido de fucsia y al resto en escala de grises».

Ortiz reconoce que «lo más osado que he hecho es ser el primero de mi familia en comprarse un colchón viscoelástico» y en consecuencia la primera pregunta que le asalta es obvia: «Con esta mierda de vida de provincias que he amasado durante treinta y dos años, ¿cómo coño me explico que ahora esté ocultando un cadáver en el maletero del coche de mi empresa?».

Pero esta es sólo la primera de una serie de interrogantes que se le van planteando al protagonista de la historia a lo largo de la misma, después vendrán otras: ¿Cómo se deshace un señor normal de Santander, que nunca ha hecho ruido, de un cadáver? -(Es memorable la serie de desternillantes detalles sobre las distintas formas de hacer desaparecer a un muerto) ¿Cómo enfrentarse, siendo representante de tricotosas, a una banda de traficantes de drogas? ¿Se le debe contar u ocultar un asesinato así a su mujer? ¿Es cierto que un crimen solo te jode la vida si te toca ser el muerto?...

Javier Gómez Santander (Santander, 1983) nació sin culpa, pero es periodista. Ha trabajado en la Cadena Ser y, desde 2006, en la Sexta. Porque había que empezar por algún sitio, presentó el tiempo durante unos años. Aburrido de los mapas, se refugió en la información política, y en 2011 pasó a formar parte de Al rojo vivo, la tertulia de la cadena. En 2012 creó La sexta columna, un programa de reportajes que dirigió durante las dos primeras temporadas. Después de un parón de un par de años que cogió para tomar oxígeno, en 2015 vuelve a Al rojo vivo y escribe una novela. Esta novela. Además de esto, colabora con medios impresos que se resiste a citar, dice que para no gafarlos (y menciona lo poco que duró Público en papel después de empezar a publicar sus columnas). Personalmente, se define como un hombre tremendamente aburrido, pero serio.


Puedes comprar el libro en:


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios