www.todoliteratura.es

arévacos

Cuando a la edad de 23 años José Ángel Mañas publicó su primera novela “Historias del Kronen” estoy seguro que él no podría ni imaginar hacia donde le conduciría su carrera literaria. Veinticinco años después sigue publicando obras de temática actual, pero también ensayos históricos y novelas de ese género. Su última obra es “El hispano”, donde la heroica ciudad de Numancia asume el papel protagónico. Una gesta casi olvidada al igual que lo estuvieron sus ruinas durante siglos.

Editorial: Junta de Castilla y León

Numancia, la heroica capital de los arévacos celtíberos, ocupaba un espacio geográfico bastante diferente al actual. Parece ser que estaba rodeada de frondosos bosques, y de varias lagunas pantanosas, todo ello dificultaría el acceso de las tropas legionarias de aquel genocida notorio como fue Publio Cornelio Escipión Emiliano Numantino y Segundo Africano, arrasador inmisericorde de Numancia y de Cartago, en las guerras celtíberas (153-133 a. C.) y en la Tercera Guerra Romana o Romano-Cartaginesa o Púnica (149-146 a. C.). Según Apiano Iber. 90: “Como no le fue posible prolongar el muro de circunvalación alrededor de la laguna adyacente, la rodeó de un terraplén de igual anchura y altura que las de la muralla para que sirviera a manera de muralla”.
  • 1