www.todoliteratura.es

críticas literarias

No el marqués de Bradomín, un tanto atrabiliario en emociones y acaso excesivo en su resguardada melancolía, sino el "Tirano Banderas", más original, más hecho como personaje y valioso como nuevo referente literario, sería, para mí, el protagonista que cabría resaltar como ejemplo dentro de la arriesgada y valiente (e innovadora) propuesta literaria que este gallego -también él, un tanto atrabiliario- formuló como paradigma estético dentro de las corrientes de la narrativa española de finales del siglo XIX y comienzos del XX.

La hora de despertarnos juntos” es la tercera novela del escritor vasco Kirmen Uribe. El autor de Ondarroa continúa empeñado en contarnos en primera persona la historia de Euskadi del último siglo. En su nueva novela va un poco más allá y nos relata también parte de la historia de la España del exilio y la europea basándose en el destierro de una familia vasca en su periplo por casi todo el mundo.

Mirar la vida a través de una ventana infinita que nos lleve más allá de lo que vemos, y observarla como si asistiéramos a un prodigioso travelling que sólo nos proporciona esos destellos en verdad importantes y necesarios para seguir viviendo —pues surgen en nuestra memoria acotados por los reflejos de la realidad—, es quizá, una de las mejores herramientas con las que cuenta la ficción para atraparnos en los entresijos de la otra vida, y eso es lo que hace James Salter en su última y magnífica novela, "Todo lo que hay".

"La escuela no tiene remedio. Cada vez se hace más necesario ser autodidactas"

Alfonso Berardinelli es uno de los intelectuales y críticos literarios más reputados de Italia. Sus ensayos sobre poesía, narrativa, política y crítica social han tenido una enorme repercusión entre el establishment italiano. En "Leer es un riesgo" hace una pequeña selección de sus últimos trabajos, dando una muestra muy acertada de su pensamiento.

NUEVA TRIBUNA

Leer a Lucia Berlin es reencontrarse con lo mejor de la literatura, un golpe de aire clásico, ajeno a modas improbables, fulgurantes y efímeras. Como ocurre tan a menudo en este mundo paralelo, a veces marginal, de los libros, su obra nos ha llegado doce años después de su muerte.

En el pronaos del templo de Apolo en Delfos estaba escrito el aforismo griego “Conócete a ti mismo”. Luisgé Martín que es un gran viajero seguramente habrá estado en Delfos y se habrá empapado de esa máxima, como demuestra en su último libro “El amor del revés”. Un gran libro, de una sinceridad tan grande que en ocasiones hasta duele leer algunos de sus íntimos pasajes.

Camilo José Cela representa a la perfección lo que es España, país capaz de lo mejor y lo peor al mismo tiempo. La corrupción se da la mano a diario con la integridad. Los hechos más elevados con los más rastreros, etc. En la vida de Cela ocurrió lo mismo, capaz de ganar el Premio Nobel de Literatura, también fue diestro en plagiar una novela que se hizo acreedora al Premio Planeta.

Andrés Pérez Domínguez con “Los dioses cansados” se ha consolidado como un gran autor de thrillers pero, en esta ocasión, su novela trasciende esos límites y ha compuesto una novela profundamente literaria donde cuida hasta el más mínimo detalle, tanto de la trama como del estilo, cada vez más preciso y afinado. Los cuatro años de espera transcurridos desde que publicó su anterior novela han merecido la pena.

Habría, estoy seguro, más de un avezado lector que atribuiría a un escritor, ex-espía por más señas, una condición añadida, especial, en relación con su condición de contador de historia. ¿Acaso, por razón de su ocupación un tanto oculta, no ha sido destinatario de todo tipo de emociones, de viajes no siempre deseados, de vínculos amorosas más o menos manifiestos? Ingredientes necesarios, saludables y efectivos para toda historia que se precie.

Cada uno de los libros (ebook) aparecidos acoge dos intenciones principales: de una parte ofrecer una breve crítica de la obra publicada a que se alude (siempre bajo el marchamo selectivo de que sea una obra original y que aporte un punto de pensamiento al lector) y, de otra parte y en relación con la anterior, que procure propiciar una invitación a la lectura; lo que, en el fondo, no es sino una invitación a leerse a sí propio (‘Conócete a ti mismo’)

La joven escritora estadounidense Mary Kubica ha conseguido un éxito fulgurante con su primera novela “Una buena chica” que ahora publica en España la editorial Harper Collins Ibérica. El debut no ha podido ser más prometedor ya que ha escrito una novela vibrante que tiene la facultad de desequilibrar, al mismo tiempo que emocionar, al lector.

Con la novela “Taj”, el escritor logroñés Andrés Pascual ganó el Premio 2016 de Novela Histórica Alfonso X el Sabio. El premio tiene el patrocinio de la Fundación Caja Castilla La Mancha y es publicado por la editorial Espasa. Esta es la primera ocasión que el escritor publica una novela histórica y para ello se ha ido al lugar del mundo que más le gusta: Oriente y al palacio más maravilloso que hayan podido ver los ojos humanos: el Taj Mahal.

Cosas que brillan cuando están rotas” es la primera novela de la periodista y escritora Nuria Labari, publicada seis años después de su primer libro de relatos. Una larga cocción para una novela que ha sorprendido a los lectores que se han acercado a una historia diferente sobre el atentado del 11-M que sufrió la capital española.

Bula de difuntos” es la séptima novela publicada por el escritor leonés, afincado en Cantabria, Juan Ignacio Villarías. En esta ocasión toca un tema problemático y, en cierto punto, esotérico como bien indica el título del libro. El lector de la novela se sentirá desconcertado ante lo que está leyendo, al igual que lo está su protagonista.

Centurio” es la cuarta novela del escritor italiano Massimiliano Colombo. La novela se desarrolla en los años 80 a. C. cuando el joven Cayo Emilio Rufo tiene diecisiete años y se enrola como legionario siguiendo los pasos de su padre, muerto en batalla. El destino le lleva hasta Hispania donde tendrá que tomar partido entre las tropas leales a Roma o las del rebelde Quinto Sertorio, conocido como el nuevo Aníbal.