www.todoliteratura.es

críticas literarias

La muerte abrió la leyenda” es la última novela negra publicada por el escritor leonés, aunque afincado en Gijón, Alejandro M. Gallo. La obra es una novela negra al uso pero con unos alicientes muy recomendables ya que nos desvela un pasaje de nuestra historia poco conocido y nos presenta a un inspector, en su primer caso, que no dudamos se va a convertir en el alter ego del autor nacido en León.

Los abrazos oscuros”, es la cuarta novela de la escritora navarra Julia Montejo. Esta nueva novela es su obra más oscura y pesimista, como bien indica el título de la obra. Después de “Lo que tengo que contarte” da un giro radical a su literatura y compone una obra íntima y muy personal que se basa en los recuerdos de infancia de la protagonista y sus consecuencias en el presente.

Una puta muy alta” es el debut literario del periodista castellonense Pau Arenós y la verdad es que no ha podido comenzar mejor. Le ha salido una obra profundamente literaria sobre la soledad y la capacidad de amar. -¿He amado alguna vez?- se pregunta el protagonista Álex al comienzo de la novela. Nadie nos ha enseñado a amar y ese déficit lo arrastramos durante toda nuestra vida hasta que en un momento dado de la vida salta por los aires.

"Prométeme que serás delfín" es la tercera novela editada en papel de la escritora madrileña Amelia Noguera. Anteriormente había publicador en formato digital en Amazon, donde cosechó un rotundo éxito de ventas, hasta tal punto, que le catapultó para dar el salto al papel. Ahora parece que va por el mismo camino ya que lleva tres novelas publicadas en los últimos tres años.

La capital del mundo” es la tercera novela del escritor bilbaíno Gonzalo Garrido. Ésta es su primera novela auténticamente negra, aunque su primera obra “Las flores de Baudelaire” ya tenía algunos elementos del género, aun siendo más una novela de intriga y acción. En su nueva narración nos encontramos con gran parte del cosmos del escritor, muchas de sus inquietudes personales están plasmadas en el retrato que hace de su ciudad, Bilbao.

Acantilado, Barcelona, 2016

;

He aquí una narración bien expresada, una forma de contar canónica en el sentido de una literatura confeccionada a partir de un lenguaje depurado, conciso, eficaz. Como lector me parece un regalo que alguien, el autor, se dirija a mí contando algo de un modo real y poético a la vez.

Eugenio López García ha publicado su libro más reciente, "Abrazos de fantasmas". Al igual que sus anteriores obras La distancia más larga entre dos puntos y La reina paria o Un burdel al lado del cementerio, esta nueva obra está formada por múltiples relatos breves y poemas de temática variada y estilo impecable que han dado lugar a un libro de más de trescientas páginas.

La editorial Planeta ha publicado "La legión perdida", la última novela de la trilogía que sobre el emperador Trajano ha escritor Santiago Posteguillo y que nos presenta el esperado desenlace de la vida del emperador hispano mientras, a la vez, nos relata la historia de la legión perdida de Craso.

El último secreto” es la novena novela del periodista y escritor portugués José Rodrigues Dos Santos. Este conocido presentdor televisivo lleva lleva vendidas entre todas sus obras en todo el mundo más de tres millones de libros. Se le considera el Dan Brown portugués, él se defiende diciendo que su literatura dista mucho del superventas americano ya que se basa en hechos históricos de contrastada fiabilidad.

No me ha sido difícil poder transcribir las palabras que, a modo de saludo, destiné en su día a la obra (breve, relato corto o muy corto) de este joven autor judío, y que llamó mi atención por su desparpajo argumental, por la frescura sorprendente de sus hipotéticas situaciones posibles dentro de la distinta y compleja realidad que nos atañe. Decía, concretamente respecto de su título ‘El hombre sin cabeza’ aparecido en Siruela, la editorial a través de la cual nos ha ido llegando su obra a los lectores españoles): “Así pues, literatura nueva para tiempos nuevos (el punto de vista, la extensión, la intensidad introspectiva en lo observado) más al fin literatura sugerente, evocadora. No exenta, cual es el caso, de un comedido sentido del humor. Un libro de relatos sorprendente por su capacidad analítica de la realidad y su forma próxima, directa, expresiva de decir”.

Si “Alguien debería escribir un libro sobre Alejandro Sawa” debería ser Pepe Cervera y lo ha hecho. Alejandro Sawa fue un escritor que desarrolló su escasa carrera literaria a caballo entre los siglos XIX y XX. Como bohemio trascendió mucho más que como escritor. Fueron muchos los escritores que le conocieron y le convirtieron en personaje de sus propias obras. Su recuerdo quedará vivo gracias a esta obra.

“Es un valle silvestre no lejos del Euxino;/ allí, sobre la fuente, pende un negro laurel,/ y la ninfa, riendo, suspensa de una rama,/ con pié tímido apenas roza las aguas frías” El ejemplo corresponde a un poema de José María de Heredia, poeta de origen español pero asentado en Francia, y que, si bien en su pathos argumental sostiene buena parte de los elementos definitorios del romanticismo, sí se observa una tendencia formal que lo aminora cuando no define, claramente ya, la intención que va a definir –siempre de una manera un tanto vaga y polémica- la tendencia de esta escuela poética.

Publicado en Fórcola Ediciones

Un libro con las páginas en blanco es, quizá, «un recurso maravilloso, una fórmula infalible para sentirse dueño de todos los libros del mundo, de los escritos y de los que todavía no lo están. Lo abres y se cumple el sueño, sin la menor frustración», como muy bien nos apunta Luis Mateo Díez —en el prólogo de la edición ampliada de este longevo y varias veces reeditado libro— que le dijo el propio Jesús Marchamalo.

Escondidos tras una máscara que, sin embargo, no es capaz de interrumpir los latidos de nuestro corazón. Atrapados en la sinuosidad intangible del mañana. Derrotados por la oscuridad de una línea que, como una frontera sin nombre, es violada una y otra, una y otra vez... No hay más reglas en la suntuosidad del amor ni en la intimidad de una habitación despojada de todo adorno que no sea la esencia del deseo, parecen decirnos los protagonistas de "Juego y distracción".

En “El beso del canguro”, la escritora asturiana y del mundo Eugenia Rico recupera la figura de Lazarillo. Si áquel picaruelo que con sus mañas sobrevivía en la España del siglo XVI, nuestro nuevo pícaro sobrevive en la España de la depresión producida por la crisis del ladrillo pero, también de la crisis de principios. La autora ha sabido estar a la altura y ha escrito un libro lleno de sentimiento y de optimismo pese a la adversidad.