www.todoliteratura.es

Herman Melville

"Moby Dick" narra la travesía del barco ballenero Pequod, comandado por el capitán Ahab, en su obsesiva y autodestructiva persecución de un gran cachalote blanco. Publicada en 1851, la novela incluye pormenorizadas descripciones sobre la caza de las ballenas y otros detalles de la vida marinera.

La pregunta que en forma de libro lanza Susana G. Romanos

El libro surge de una canción de Laurie Anderson, viuda de Lou Reed

Cada obra es una creación alquímica, y ello hace que las posibilidades de un incierto fin, de un indeterminado acabado, vayan más allá de nuestras expectativas y predicciones, hecho que la autora, de la mano de Ediciones Cumbres, aprovecha para colocar a Burroughs, Melville y Anderson ante la Ballena Blanca.

Nathaniel Philbrick narra en este libro una de las crónicas más emocionantes de la historia marítima. Este relato, increíble pero completamente verdadero, sirvió de inspiración a Herman Melville en la escritura de una de las grandes obras de la literatura universal, Moby Dick. El best seller en el que se basa la espectacular adaptación cinematográfica de Ron Howard que se acaba de estrenar en nuestro país.

  • 1

La correspondencia es producto de una breve pero intensa amistad que inspiró y animó a Melville a culminar "Moby Dick"

Pocas veces en la historia de la literatura un encuentro fortuito ha resultado tan trascendental como el de aquel 5 de agosto de 1850. Fue el día en que dos autores clave de las letras estadounidenses, Herman Melville y Nathaniel Hawthorne, se conocieron en una excursión por el campo, y a partir de ella entablaron una estrecha -aunque breve- amistad, y una fluida correspondencia de la que solo se conservan las cartas que Melville escribió a Hawthorne.


Todo el mundo ha oído hablar de Moby Dick. Desde que Herman Melville le dio vida, ha pasado a ser fuente de inspiración para todos los géneros del arte a lo largo de las generaciones. "Moby Dick: La atracción del abismo" es un estudio gráfico y literario acerca de esta obra y de una de las figuras más temidas del océano, en la que encontramos numerosas reflexiones de grandes figuras como Arturo Pérez-Reverte, Juan Madrid, José Luis Garci o Antonio Muñoz Molina.