www.todoliteratura.es

narrativa latinoamericana

El sello argentino Paradiso Ediciones (www.paradisoediciones.com.ar) publicó esta nouvelle del académico y escritor Saúl Sosnowski (Buenos Aires, 1945), radicado desde hace décadas en los Estados Unidos. Doctorado en la University of Virginia, desde 1970 ejerció como profesor de español y literatura latinoamericana en la University of Maryland; fue director del Departamento de Español y Portugués (1979-2000), director y fundador del Centro de Estudios Latinoamericanos a partir de 1989, director de Programas Internacionales (2000-2005), así como fundador de la reconocida revista Hispamérica, dedicada a la literatura hispanoamericana.

Libros del Asteroide

La aventura literaria de Eduardo Halfon bien con la ficción o la realidad, se sitúa por encima de la cada día más miserable realidad. Donde el descaro de los hechos que suceden, se pueden apartar de nuestro malestar con la inventiva literaria que la supera.

«Anoche mientras dormía los franceses atacaron Siria.» A la mañana siguiente, Federico Jeanmaire lee la noticia en el periódico. Aviones franceses han atacado objetivos militares en los que supuestamente se almacenaban armas químicas. El hecho le impacta porque en ese momento está viviendo en Francia, concretamente en Saint-Nazaire.

La editorial publica “Broadway-Lafayette: el último andén”

"Broadway-Lafayette: el último andén", el nuevo libro del escritor venezolano Pedro Plaza Salvati, llega este otoño a las librerías de España de la mano de Kalathos ediciones.

  • 1

Fueron pasados los 60 años, en concreto a los 67, cuando el hondureño Roberto Escobar Sauceda comenzó con la literatura.

Federico Vegas, una de las principales voces de la narrativa venezolana actual, se suma al catálogo de Kalathos ediciones con su nueva y esperada novela.

“Cien años de soledad” cumple medio siglo

La novela de García Márquez inició una nueva era en la literatura hispánica


El viaje que Gabriel García Márquez hizo a los 23 años con su madre para vender la casa familiar de Aracataca tuvo el efecto de un huracán en la memoria del escritor colombiano. Fue a partir de aquel momento cuando decidió volver la mirada a su pasado y al de su familia. A la figura de su madre, Luisa Santiaga, la joven que se casó con el telegrafista de Aracataca contra la voluntad de sus padres; a la del abuelo Nicolás Márquez, aquel militar reconvertido en artesano que hacía pescaditos de oro, siempre a cuestas con el resentimiento de haber matado en duelo a su amigo Medardo Pacheco; a la de su hermana Margot, que de niña comía tierra del jardín de aquella casa y a las de sus once hermanos legítimos y otros nacidos de relaciones extramatrimoniales de un padre mujeriego; a los amigos y a las mujeres que enriquecieron sus pasiones… Con todo ese bagaje creó García Márquez una literatura que parece fruto de una imaginación fantástica pero que se nutre básicamente de su memoria.