www.todoliteratura.es
Hakan Günday
Ampliar
Hakan Günday (Foto: Javier Oliaga)

Entrevista a Hakan Günday, autor de "¡DAHA!"

“Escribir es la mejor manera para pensar”

“Si mi padre no fuera un asesino, yo estaría muerto”, así comienza “¡DAHA!", la novela del escritor turco Hakan Günday que el sello Catedral acaba de publicar en España. La novela trata sobre el tráfico de personas que se produce entre África y Europa; y que en muchos de los casos pasan por Turquía. La novel está eEscrita en primera persona, siendo el narrador un niño de apenas 8 años, al que su padre ha introducido en el negocio del tráfico de personas.


  • Hakan Günday con los asistentes a la cena

  • Hakan Günday, Iolanda Batallé y Aldo García

    Hakan Günday, Iolanda Batallé y Aldo García

  • Hakan Günday

    Hakan Günday

Hakan Günday
Hakan Günday (Foto: Javier Oliaga)

Hakan Günday está considerado l´enfant terible de la literaria turca y una de las voces más sólidas de su país, hasta ahora ha publicado ocho novelas, que han sido todas ellas un éxito de ventas en su país. Su obra está publicada en diecinueve países, hasta ahora y el autor espera que se incremente el número en poco tiempo. Esta es su primera novela editada en nuestro país. Con esta novela ha sido premiado con el prestigioso Médicis Étranger en el año 2015. Además, ha conseguido los más prestigiosos premios de su país. Nacido en la isla de Rhodes en Grecia, estudió en Bruselas y actualmente vive en Estambul, donde se dedica en exclusiva a escribir.

El protagonista de ¡DAHA! es Gaza, un niño de ocho años que ejerce de verdugo a las órdenes de su padre, un intermediario en el tráfico de personas. La novela está escrita desde el punto de vista de ese niño que ayuda a su padre en su miserable trabajo hasta que ocurre una tragedia que todo lo cambiará. “Quería que fuese un niño el narrador de la historia porque hay una sutil diferencia entre cómo se comportan los niños y los adultos. Éstos han pasado ya bastante tiempo en esta tierra como para acostumbrarse a cualquier atrocidad pero el niño no ha vivido tanto y sigue haciéndose preguntas que empiezan con ¿por qué…?”, explica el autor durante una cena con un grupo de amigos y periodistas, donde se encuentra, entre otros, la escritora Natalia Carrero.

El libro lo escribió en 2013 y su publicó en Turquía ese mismo año. La trágica imagen que recorrió el mundo del niño Aylan tirado en una playa turca fue de septiembre de 2015, por tanto, el autor turco se adelantó un par de años aunque reconoce que en esos años hubo más cadáveres de niños tirados en las playas. “Por eso, escribí el libro porque tenía la idea de un niño enfrentado a esa realidad horrible. Este es uno de los aspectos más perturbadores que hay en la vida”, dice Hakan Günday.

“En mis libros hay mucho sentimiento y yo tengo una reacción muy visceral ante esos acontecimientos que narro en la novela, al igual que a otros muchos”, señala en un claro inglés. El escritor ha trabajado como traductor de francés en Bélgica. “Yo trabajo desde casa, eso no quiere decir que no esté al tanto de la actualidad de mi país y de Europa. Lo que ha pasado en Holanda con el candidato Geert Wilders es muy preocupante”, afirma dolido por la postura de ese ultraderechista holandés y añade “creo que hay una falta de comunicación entre el norte y el sur, entre el este y el oeste”.

Uno de los motivos que le incitaron a escribir ¡DAHA! fue el tema de los derechos humanos. “Turquía es una de las puertas que utilizan los emigrantes subsaharianos y del cuerno de África para entrar a Europa. En Turquía, hay demasiadas personas implicadas en el tráfico de personas y no se sabe bien cómo se podría solucionar este drama que vivimos todos los días. Creo que hay un vacío de humanidad, quizá por todo el caos que viene de esos países africanos.”, apunta.

Cree imprescindible que Turquía forme parte de la Unión Europea, “ello ayudaría a consolidar nuestra democracia y a forzar una mayor secularización del estado. En la actualidad, vivimos una crisis de identidad muy grande”, estima el autor turco. Cree que el referéndum que se celebrará en Turquía, dentro de, aproximadamente, un mes, para cambiar la constitución puede ser un paso atrás para afianzar la incipiente democracia. “Se estima que hay más de seis millones de votantes que irán a las urnas por primera vez y que podrían ser un factor determinante para oponerse a los planes del presidente Erdogan, aunque no sabemos si eso será suficiente para echar para atrás esa reforma”, añade. En su opinión, la secularización del estado tendría que ser mayor.

Volviendo a su protagonista, “cree que hay esperanza en la lucha del niño que intenta librarse de ese barniz de monstruo que tiene. Su esperanza surge cuando duda del trabajo que está realizando. No cree que esa sea la única manera de existir, por eso, lo que sucede en la segunda parte del libro es una historia totalmente diferente, donde se cuestiona la vida que ha llevado hasta ahora y siente una voluntad de cambio”, expresa con pasión, a la vez que con simpatía. Durante toda la conversación se ha mostrado muy afable y cercano.

“Desde que descubrí que escribir es la mejor manera para pensar, he usado la narrativa como una herramienta para analizar la actualidad de mi país”, declara y agrega “mi objetivo no es dar con una respuesta a la crisis de identidad, es hacer muchas preguntas. La cuestión que trato en el libro estaba oculta en Turquía cuando yo escribí el libro. A veces, ocupaba unas pocas líneas en los periódicos. Creo que he contribuido a que este drama sea conocido y, así, se pueda hacer algo para cambiarlo”, concluye Hakan Günday, escritor que siente predilección por Céline y Dostoyevski, y que conoce a la perfección la obra de Salvador Espriu, de la que es un fiel seguidor desde que conoció su escritura.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de TodoLiteratura
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.