• Diario Digital | Domingo, 23 de Septiembre de 2018
  • Actualizado 18:10

"Ooparts" en el túnel del tiempo

La danza de los planetas la realizan personas que representan el movimiento de un planeta en particular. Es una danza muy hermosa de observar. Mientras los bailarines danzan, cada uno sostiene en su mano un pañuelo de colores y cuando giran, los pañuelos se mueven o se cruzan. Visto desde arriba es como una flor que abre y cierra sus pétalos. Es muy interesante que la danza, vista desde un sitio, representa el movimiento de los planetas y, vista desde arriba, imita los movimientos de los pétalos de una flor cuando se abre y se cierra. En parte son los planetas y en parte son las flores. No hay choque, ambos se mueven juntos y ambos armonizan entre sí.

 

                                                                                                        Omar Alí Shah

"Ooparts" en el túnel del tiempo

9788496632882_portadaQue pensarían Alejandro Magno, Aristóteles o Platón o incluso Santo Tomás de Aquino o personajes como Ramanuja en el siglo XI cuando les hablamos (hipotéticamente, claro) de objetos fuera del tiempo. Quizás nunca lo sepamos pese a que cada día existen más obras en torno a la Historia denominada académica o a la  Historia heterodoxa. Cuando vemos que las bibliotecas están plagadas de libros o de intelectuales que nos sirven como referentes muchos como diría el profesor de Filosofía Ernesto Ballesteros se llevarían las manos a la cabeza. Otros escriben grandes biografías o semblanzas de personajes como Ibn Arabi como ha realizado el estudioso y traductor  Fernando Mora en su obra Ibn Arabi. Vida y enseñanzas del gran místico andalusí pero si se encontraran en pleno siglo veintiuno y leyeran obras como "Ooparts. Objetos fuera del tiempo y lugar" último trabajo del escritor Jaime Barrientos (1957) que nos acerca a estos fenómenos algunos de los cuales en ocasiones no entendemos...  Barrientos ha pasado por todos los campos o medios del periodismo desde sus comienzos en aquel Sábado Gráfico hasta dirigir publicaciones como el Diario de Elche o la revista Viajeros. Al mismo tiempo ha sido y sigue siendo un viajero empedernido primero viajando y yendo a los lugares y segundo viajando pero con las palabras, con las comas y con los acentos y puntuando textos. Ahora al hablar realmente de Jaime Barrientos lo hacemos de un gran escritor con todas las letras pues ningún corrector tiene o ha tenido que moverlo en sus textos ni una sola coma ni un solo punto y menos un titular de una información. Y como nos decía hace poco tiempo una editora madrileña al leer sus textos parece que nos estamos acordando de aquellas películas que veíamos en la televisión y aún encima si los leemos bien los mismos los vemos llenos de matices que no suelen verse en las obras que nos llegan habitualmente a la editorial. Y oye es algo real... Desde Juguetes rotos. El precio de la Fama con un prólogo de Javier Urra en donde Leemos y vemos las dos orillas, las de la necesidad de la fama en vena y los voyeuristas sociales, jueces frustrados en la plaza pública, hipócritas que precisan del circo romano. Jaime se retrotrae a la etiología infantil, a la psicohistoria, a los afectos, desencuentros, al yo y a los otros a la presión de grupo, al miedo al vacío. El sentido del humor propio del Jaime que conozco acompaña de forma ligera ‘en riguroso playback’ Muchos hombres, muchas relaciones, muchos conocimientos para mostrarnos algo que parece simple y no lo es, una traspararencia que oculta un vacío, un ángulo muerto del ser humano hasta Profecías para un futuro incierto sus escritos nos hacen recordar otras obras que antes hemos leído pero que nos han pasado inadvertidas. Hablamos de una persona, de un autor en donde priman los datos, los apuntes o las inquietudes que todo tema debe de llevar en su elaboración. Al comenzar a leer su nueva aportación bajo el sello de Arcopress nos recuerda a aquellos artículos y reportajes que escribió para la revista Tiempo sobre Irak o aquel viaje que realizó con el Padre Ángel. Y al escucharlo bajo la dirección de Blanca Martin en Misterios on Air en Click Radio con sus compañeros José Luis Moreno, Álvaro Anula o Fermín Moya programa del que es colaborador y habla tanto del Marruecos mágico en donde ha estado en distintas ocasiones y del que es gran conocedor como del tema que nos ocupa, esos objetos fuera del tiempo... Pero si en estos años algo se la pegado a Jaime es el mundo árabe del que es un gran conocedor y sobre todo de un tema candente, la inmigración, por eso además de escribir es presidente desde hace unos años largos de la ONG, ACORE (Acoge, reeduca e inserta) dedicada a jóvenes inmigrantes... Pero centrémonos... En sus páginas realiza no una sino múltiples preguntas con una hipótesis de trabajo que todo buen gran reportaje debe de llevar Mapas extraordinarios  y escritos imposibles o el mapa del pirata Piris Reis un Gran Viaje de doscientas páginas en donde nuestro autor nos hace volar con datos y con la imaginación a lugares en donde nuestra mente se halla lejos de nuestras fronteras y que tan solo conocemos por lo que han dicho unos y otros. Su trabajo son preguntas e interrogantes pero sin caer en la demagogia que con el paso de los años nos acercan a esa hipotesis de trabajo que antes aludíamos...  ¿Convivieron los humanos con los dinosaurios?, ¿Dominaron los faraones el secreto de la eletricidad? ¿Pudo llegar Cristobal Colón (del cual se ha escrito mucho) a América gracias a un mapa misterioso? O ¿extraños astronautas, provenientes de lejanas estrellas han podido dejar su huella en las cuevas de Tasilli (Argelia) o en Nazca (Perú)? Textos muy breves que nos invitan a ir a la presentación del mismo que será  el próximo día 25 de Abril en la librería Lé a las siete de la tarde. Ya Francis Bacón observó que el miedo de los niños a la oscuridad se veía exarcebado por los cuentos escribe el profesor y economista indio Amartya Sen y quiso establecer una analogia entre está observación y el miedo exagerado de la gente a la muerte, comparación que llevó a cabo en un sombrío ensayo sobre la Muerte. Jaime Barrientos nos invita a entrar a realizar una abstracción mental que nos adentra  en el túnel del tiempo y como Bacón a trasladarnos en los vimanas de diferentes tamaños y formas que en ocasiones se trata de carrozas y en otras de un simple tronco aunque pueda tener las dimensiones de un palacio de siete pisos de altura. ¡Entremos!

Puedes comprar el libro en: