www.todoliteratura.es
Gabriel García Márquez y Jorge Luis Borges
Gabriel García Márquez y Jorge Luis Borges (Foto: Archivo)

MANIFIESTO REVOLUCIONARIO

miércoles 27 de mayo de 2020, 00:00h
Add to Flipboard Magazine.

Hay infinidad de causas que merecerían una segunda lectura, pero no voy a ser yo la imbécil que se rompa los cuernos con disquisiciones prolijas y abstractas que no llevan a ningún sitio. Salvo que me sienta concernida, como en este caso. Hablábamos hace una semana de “Best sellers como churros” y tengo una interesante precisión qué aportar. No pienses que voy a matizar o suprimir ningún detalle de mi argumentario. Al contrario, añadiré un concepto sorprendente con una cierta carga de profundidad metafísica.

Dice Borges que “la primera vez que ocurren todas las cosas, es la única vez que ocurren”. No sabemos si la única, pero según el reputado sociólogo Francesco Alberoni, sería la definitiva. Al parecer, las emociones provocadas por ese primer impacto experiencial, imprimirían una huella indeleble en nuestra psique y determinarían nuestro carácter. Naturalmente, también me afecta a mí, no soy una excepción (aunque ya me gustaría) Así que, sin entrar en detalles, voy a ir directa al grano purulento de la cuestión para reconocer sin sonrojo la dosis de envidia y rencor que encerraba mi comentario. Recuerda que mi tesis pretendía evidenciar la escasa originalidad y dudosa calidad de algunos autores inmerecidamente considerados “vacas sagradas”, que abusando de temas “a la moda”, manidos, repetidos y previsibles, solo perseguirían el éxito fácil y rápido. ¡Ojo! Perseguido y conseguido.

También me consta que no soy la única guionista, columnista, escritora injustamente maltratada por el mundo, que lleva toda su puñetera vida dándole a la tecla, con una suerte irregular, caprichosa y aleatoria. O sea, en lenguaje coloquial, una suerte de mierda. Para comprobar que al final de la película unos advenedizos que escriben igual (o peor) que tú, se comen la tostada. Muy frustrante, tío. Pues bien, ciñéndonos a la tesis borgiana, es fácil deducir, que ésta “suerte de mierda” sería mi primera referencia y por tanto, mi experiencia vital más importante. ¿Entonces la suerte y el éxito no dependen de la calidad de la obra, sino del azar? No respondas, es una pregunta retórica y una obviedad de primero de EGB.

Llegado este punto debemos incorporar de inmediato la carga de profundidad metafísica de la que hablaba al comienzo. Y lo hago con una enmienda a la totalidad (me encantan las enmiendas a la totalidad): LA SUERTE NO ES AZAROSA. El filósofo alemán Friedrich Schiller sentencia “Lo que se nos presenta como azar fluye de fuentes profundas”. Preciosa frase que comparto absolutamente. EL AZAR fluye a través de una fuente de inspiración llamada “Causa” “Sino” “Fatum” “Destino”. El Destino que sigue el curso de una ordenada concatenación episódica que pretende explicar al hombre el misterio y la magia de la Vida. Una epifanía reveladora de los laberintos que atravesará en su caminar, así como la razón última por la que le corresponde ocupar un determinado lugar en el mundo.

Y lo creas o no, este prodigio se ha verificado en mí. Ahora mismo tengo la certeza de que si yo hubiera escrito “Cien años de Soledad”, jamás la hubieras podido leer, porque no habría tenido éxito y tal vez ni siquiera se hubiera publicado. “Mi Fatum”, que es insobornable y recalcitrante, piensa que el ÉXITO, esa contingencia tan deseada como inesperada, además de parecerle una vulgaridad, sabe que sería un obstáculo y un retroceso en mi evolución espiritual. Y yo que soy muy respetuosa con el poderío del MÁS ALLÁ acepto resignada mi Suerte y mi Destino. Sobre todo porque además es muy cómodo aceptarlo, así la responsabilidad de no ser una “vaca sagrada” nunca será mía, sino de mi “fatum”.

No hay nada más revolucionario que la Verdad. BÚSCALA y conocerás tu lugar en el mundo, que diría Federico Luppi (magnífico actor).

En fin, puede que esta no sea una auténtica Verdad Revelada, pero tampoco se te ocurra pensar que es el alegato de una “coach” barata. No te equivoques. Esto sí que es un Manifiesto Revolucionario en toda regla y no la chapuza que pergeñaron los Iluminati de la Segunda República Española, que fue una cagada en 1931 y lo sería también ahora con este pifostio, cachondeo y despiporre de gobierno que tenemos. Estamos igual o peor que entonces.

Espero haberte impresionado. A ti y sobre todo a las “vacas sagradas” , que también te digo, me sigue jodiendo el pasteleo, el enchufismo, la injusticia de las editoriales y de las agentes literarias. Pero estaba obligada a introducir esta variable metafísica en la ecuación. Indaga en el sentido profundo del Azar y de la Suerte. Y no pierdas el tiempo en escribir y en leer estupideces.

“A la recherche du temps perdu”, que traducido quiere decir: “Todo el tiempo que el hombre no dedique a buscar LA VERDAD, es un Tiempo perdido”.

Puedes comprar los libros de Begoña Ameztoy en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios