www.todoliteratura.es

"Oscura y clara luz", de Vicente Barberá

Olé Libros, 2020
sábado 19 de septiembre de 2020, 08:45h
Add to Flipboard Magazine.
Oscura y clara luz
Oscura y clara luz

Con un magnífico prólogo de Jaime Siles, nos llega "Oscura y clara luz", la tercera y última entrega de la trilogía que sobre el amor y sus alrededores ha escrito Vicente Barberá.

En este poemario, conviven versos de corte clásico con reminiscencias de Rubén Darío, Bécquer, Espronceda, Alberti, Pizarnik… junto a otros que nos recuerdan más a Leonard Cohen u otros grandes cantautores o a versos de escritores más modernos y contemporáneos como los del recientemente fallecido Alfonso López Gradolí y su Quizá Brigitte Bardot venga a tomar una copa esta noche, una obra cumbre de la literatura.

De este modo tradición y ruptura se van alternando, aunque la ruptura predomina sobre todo en la tercera y última parte del libro, quizá la más original en cuanto a la forma, ya que contiene poemas en prosa, cartas, versos compuestos por una sola palabra… y en cuanto al contenido (erótico, juegos de contrarios, cinematográfico o irónico como cuando termina la carta a Nicole Kidman con un “Por favor, mándame una foto dedicada”), demostrando que Barberá es amante de todo tipo de poesía mientras esta sea buena y de calidad.

Aparte también es un excelente degustador de música clásica, cine, pintura, etc. Y eso también se dejar entrever a menudo en su modo de escribir, sobre todo en que este es especialmente narrativo, descriptivo, sensorial y, en general, muy rico en matices.

El tema principal como en los otros dos poemarios será el AMOR en todas sus vertientes (amoroso, pasional, filial, amistad…) pero yo diría que en este poemario hay más optimismo que en los anteriores. No obstante, y como en su título nos indica OSCURA Y CLARA LUZ, podremos apreciar a lo largo de este libro de poemas en más de una ocasión la cara menos amable de este noble sentimiento (desamor, nostalgia, pérdida…).

De hecho, pertenecientes a esa vertiente más oscura, curiosamente encontraremos algunos de los versos más claros e inolvidables, como los que hallaremos en la página 36 pertenecientes al poema “Ha llegado la noche”:

El desamor hundió mi barco,

lo llenó de espesura,

de rincones, sin proas, en el fondo

de un mar impenetrable.

O estos otros en los que la persona poemática se interroga y reflexiona sobre ese halo de misterio, tristeza y pesimismo que a veces nos envuelve:

Pero a veces, oscura en mi mirada,

tu voz es como un verbo defectivo

que intento conjugar sin conseguirlo.

Como ejemplo, no obstante, esta vez de contrapunto, o sea de la clara luz, o de lo que es lo mismo el amor vivido con entusiasmo, gozo y disfrute tenemos otros muchos grandes poemas como “Disfrute”, nunca mejor dicho, sito en la página 66 que nos dice en una de sus estrofas lo siguiente:

La brisa entremezclaba sus cabellos

y su risa de pájaro feliz

envolvía la atmósfera

de adolescente aroma.

También será el caso de este haiku impuro que aparece en mitad del poema “Intrascendente” de la página 69:

Sus deseos reclaman

el ritmo intermitente de un poema

desbocado y salvaje.

En suma, versos hondos y profundos, llenos de emotividad, son los que cierran esta trilogía que comenzó ya en 2014 con DE AMOR Y SOMBRAS, siguió con DESPUÉS DEL AMOR en 2018 y termina hoy con más amor y luminosidad que nunca con OSCURA Y CLARA LUZ (Olé Libros, 2020), un poemario sin duda más arriesgado que los anteriores en todos los sentidos y, por supuesto, totalmente recomendable.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios