www.todoliteratura.es
José Soto Chica
Ampliar
José Soto Chica (Foto: Javier Velasco Oliaga)

José Soto Chica se hace con el IV Premio Edhasa de Narrativas Históricas 2021

“Mi vida es continuamente imaginar”
jueves 25 de marzo de 2021, 13:05h

El escritor granadino José Soto Chica ha ganado el IV Premio Edhasa de Narrativas Histórica 2021 con la novela “El dios que habita la espada” una obra épica sobre el mundo visigodo de la época del rey Leovigildo, que no es el único protagonista de la obra ya que el mundo de la magia juega un papel muy importante. El autor ha declarado que: “mi vida es continuamente imaginar”. Algo que como el mismo dice no le falta desde que perdió la vista en un accidente militar en Cerro Muriano.

El dios que habita la espada
El dios que habita la espada

José Soto Chica fue militar de profesión hasta que a los 24 años perdió una pierna y la vista en un accidente en el cuartel, antiguo CIR, de Cerro Muriano. Antes había estado en distintos destacamentos y llegó a participar en una misión de paz en Bosnia Herzegovina. “Aquella experiencia me hizo ver la vida de otra forma, me preparó para lo que iba a venir. Estuve a punto de morir y permanecí 14 días entre la vida y la muerte en una especie de coma”, cuenta el escritor nacido en la población granadina de Santa Fe. En Granada trabaja como profesor y es también catedrático e investigador en el Departamento de Historia Medieval de la Universidad de Granada. Además de responsable del Centro de Estudios Bizantinos.

A José Soto Chica se le conoce por haber publicado dos ensayos muy documentados en la editorial Desperta Ferro. “Imperio y bárbaros. La guerra en la Edad oscura” y sobre todo “Los Visigodos. Hijos de un dios furioso”, un documentado estudios sobre este pueblo que se estableció en la península Ibérica después que los romanos. “Los visigodos era un pueblo que le gustaba el mestizaje. Siempre les gustó unir su cultura con los pueblos a los que conquistaba”, señala.

El escritor granadino se mostró encantado con ganar el preciado premio. “Estoy muy feliz. Además, crecí leyendo las novelas históricas que publicaba Edhasa. Eso me hizo que decidiese presentarme al premio”, reconoce. Y después de haberlo ganado mucho más, está claro que no se arrepiente después de ganar tan preciado galardón en dura pugna con otras tres novelas históricas que llegaron hasta la final y que no se han dado a conocer.

La documentación que empleó para escribir su último ensayo “Los Visigodos” le ha valido para escribir la novela “El dios que habita la espada”, “una novela épica de espada y aventuras, pero que se mantiene fiel a los hechos históricos. La epopeya de Leovigildo se merece que sea conocido por todos los lectores. He intentado hacerlo cercano al lector”, afirma con un suave acento granadino y con una perenne sonrisa en sus labios.

Intento hacer cercana la historia al lector

Además de los ensayos publicados sobre Bizancio y los visigodos, Pepe Soto había publicado anteriormente un par de novelas históricas sobre el mundo bizantino. “Tiempo de leones” y “Los caballeros del estandarte sagrado”, que pertenecen a una trilogía que lleva el título de su primera novela. “No han tenido mucha difusión porque las publiqué en una pequeña editorial que no tiene una distribución buena”, reconoce el escritor de Santa Fe. Ahora, probablemente, eso va a cambiar tras la consecución de uno de los premios más prestigiosos de la novela histórica.

“Además de Leovigildo, la novela trata sobre su reinado. Él tiene un sueño: un reino fuerte y unido, con un único rey y una única ley igual para todos. Un reino en paz para sus hijos, Hermenegildo y Recaredo. La novela termina en tiempos de Recaredo y el Concilio de Toledo, me fijo en aspectos cotidianos de aquellos tiempos en donde la magia tenía mucho que decir. Una de las protagonistas es la romana Lucila, toda una especialista en temas de magia”, cuenta de manera sosegada, pero emocionada. Casi todos los personajes de la novela son históricos. “Unos pocos son ficticios, creados por mí, pero siempre manteniendo la esencia de aquellos tiempos y basados en acontecimientos de la historio. Puedo afirmar que la novela es 100% histórica”, asevera con contundencia.

Parte de la documentación utilizada proviene de “El cantar de Valtario”, una historia que un monje benedictino escribió a finales del siglo X y que se puede conseguir en una reciente edición de Luis Alberto Cuenca. “Fue Alarico el que se inventa a los visigodos y San Isidoro de Sevilla quien lo da forma. Fueron los primeros que hablan de Spania como nación y unión de todos los pueblos de la península”, analiza el escritor granaíno y añade "la historia es muy peligrosa para los políticos porque no saben casi nada de ella y por eso la manipulan.

Para finalizar su intervención, José Soto Chica apunta a su forma de escribir. “Dicen de mí que soy un escritor muy visual, quizá sea porque al perder la vista suelo echar mano de mis recuerdos visuales del pasado y cuando no puedo los recreo en mi mente. Siempre estoy pensando y recreando imágenes”, concluye el flamante ganador del Premio Edhasa de este año.

Puedes comprar el libro en:

José Soto Chica
Ampliar
José Soto Chica (Foto: Javier Velasco Oliaga)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios