www.todoliteratura.es
Miguel de Cervantes Saavedra
Miguel de Cervantes Saavedra (Foto: Archivo)

Diez nuevos documentos del «magnífico señor» el licenciado Juan de Cervantes, abogado del Real Fisco del Tribunal de la Santa Inquisición de Córdoba, abuelo paterno de Miguel de Cervantes Saavedra, “Príncipe de los ingenios españoles"

«Oh dulce España, patria querida», Miguel de Cervantes Saavedra
Por Krzysztof Sliwa
jueves 14 de octubre de 2021, 10:00h

El benemérito historiador Francisco Javier Escudero Buendía, de la Universidad de la Castilla-La Mancha, y autor de los excelentes libros, verbi gratia, «Personas y personajes del Quijote. Personajes históricos en La Mancha» (Almud Ediciones, 2021); «La iglesia de Santa Catalina de La Solana, siglos XII-XV (2003, Tomelloso); «Francisco de Mendoza “El Indio”, 1524-1563» (Guadalajara, 2006); y «El palacio de la encomienda del virrey Mendoza en Socuéllamos» (Albacete, 2013); descubrió diez nuevos testimonios inéditos de vital importancia para la biografía documentada del licenciado Cervantes, Juez Pesquisidor en Ocaña (1524-1525), esposo de Leonor Fernández de Torreblanca, heredera de la insigne saga de los médicos de Córdoba.

Estas perlas documentales originales, hasta ahora desconocidas, son de inestimable valor para la trayectoria del glorioso Manco, autor de «El Quijote», cuya obra es la más destacada de la literatura española y la más leída después de la Biblia.

La primera prueba documental de mayor importancia es sobre una carta del año 1520 de Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico (1500-1558), dirigida desde la Real Chancillería de Valladolid a los alcaldes, alguaciles, corregidores, gobernadores y jueces en «Salmantica» y otras ciudades, lugares y villas, concerniente al licenciado Cervantes, teniente de corregidor de Salamanca, actuando como «un juez expeditivo», contra Martín Fernández de Avellanosa y Juan de Cáceres por juego de naipes (K. Sliwa, Vida de Miguel de Cervantes…).

El segundo testimonio legal del 29 de agosto de 1524 expone el nombramiento de Cervantes como Juez Pesquisidor en Ocaña, y le siguen dos cartas de prórroga, la primera fechada el 26 de octubre y la segunda el 16 de diciembre de 1524. El quinto documento de 1524, sin precisar la fecha exacta, exhibe una queja del reo Sebastián de Mezcua, vecino de Ocaña, contra el licenciado Juan sobre el libelo (K. Sliwa, Vida de Miguel de Cervantes…). El siguiente dato fiable del meritorio archivero Escudero Buendía se refiere a la demanda del 2 de diciembre de 1524, elaborada por Alonso de Riberas en nombre de Catalina Ramírez, esposa de Juan Agraz, difunto, contra el licenciado Cervantes, Juez Pesquisidor en Ocaña, «campo fértil, vega», sobre la muerte de Luis de Casarrubios y otros excesos, así como la partición de los bienes de Juan a su hijo Francisco de Agraz (K. Sliwa, Vida de Miguel de Cervantes…).

El séptimo documento fidedigno, sin especificar la fecha precisa, trata de la gobernación del licenciado Juan en 1524 como Juez Pesquisidor en «Olcania», quien investigaba, example gratia, los delitos y la negligencia de los jueces ordinarios (K. Sliwa, Vida de Miguel de Cervantes…). El octavo testimonio, del 7 de febrero de 1525, documenta que Leonor, esposa de Juan, tomó a sus hijos, sus criados, Ruy Díaz de Torreblanca, su hermano, y sus bienes, después de haber residido 6 meses en Ocaña, y viajó en tres carretas desde Ocaña a su casa, hacienda y morada en Yepes, y el noveno dato auténtico comprueba que ese mismo día en «Hepes» testificaron Ruy, Juan y su esposa Leonor, quien no sabía firmar.

Por último, el décimo dato fidedigno de suma importancia, del 10 de abril de 1525, advierte que el licenciado Juan desembargó sus bienes en el Consejo de las Órdenes Militares en Madrid (K. Sliwa, Vida de Miguel de Cervantes…).

En resumidas cuentas, le agradezco al ejemplar investigador, Francisco Javier Escudero Buendía, su magnífica colaboración, así como le felicito por el descubrimiento de las diez nuevas perlas documentales de capital importancia para la Historia de las Órdenes Militares de Madrid, Ocaña, Salamanca, Yepes, provincia de Toledo, y la biografía documentada de «el César», nieto de Maximiliano I de Habsburgo (1459-1519), Archiduque de Austria, los que deberían ponerse en los papales, rectificando así los desmedidos desaciertos en las enciclopedias, libros de enseñanza y revistas electrónicas. ¡Enhorabuena!

«Laus in Excelsis Deo»,

Krzysztof Sliwa

Puedes comprar los libros de Krzysztof Sliwa en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios