www.todoliteratura.es

Se estrena el viernes día 27

“La calle de la amargura”, una película de Arturo Ripstein

Un cuento extraño, descarnado y duro, basado en un hecho real

jueves 26 de noviembre de 2015, 20:40h
Add to Flipboard Magazine.
La calle de la amargura
La calle de la amargura

El cineasta mexicano Arturo Ripstein hizo la presentación de su nueva película, “La calle de la amargura”, en la inauguración de la Sección Oficial del Festival Internacional de Cine de Gijón la pasada semana y el próximo viernes, día 27 de noviembre, se estrenará en los cines españoles distribuida por Wanda Visión.

En una mañana de un día cualquiera una pareja de luchadores enmascarados, La Akita y la Muerte Chiquita salen de sus casas. Son luchadores sombra, remedos, copia calca diminuta de sus versiones tamaño natural, La Muerte y Aka 47. Son serios, formales, entrenan con disciplina; su madre diría que buenos chicos y maridos perfectibles apuntarían sus mujeres, jóvenes y bonitas.

Andan invariablemente enmascarados. No se han quitado la máscara jamás, ni enfrente de sus mujeres, ni en frente de su madre que los vio nacer y que además los administra. Serán cosas de la identidad, porque el par de luchadores además de ser de estatura disminuida, por decirlo de una manera elegante, son gemelos idénticos.

Esa noche tienen pelea y por ello se irán de farra. Noche de alcohol y mujeres. Lo saben y lo planean de antemano, lo sabe incluso su madre que controla a sus hijos controlándoles la cartera.

La película
La película es una coproducción de José María Morales (Wanda Visión), escrita por Paz Alicia Garciadiego, protagonizada por Patricia Reyes Spíndola y Nora Velázquez, y ha participado en los festivales internacionales de cine de Venecia y Toronto.

Basada en una historia real, el director mexicano Arturo Ripstein retrata, como él afirma: “imágenes de mi ciudad, mi querida y odiada ciudad, polvosa, mugrienta, vocinglera, feraz, que me rondaban en la cabeza a partir de haber urdido esta historia de putas y enanos… Porque mi ciudad es cruel. Este es un valle alimentado de sangre, custodiado por la Coatlicue, la devoradora de los hombres y las almas”.

“Y este turbulento altiplano, páramo de la ignominia, parece que está alimentado por el azar, el destino, la equivocación… el “perdone a usted, me lo chingué pero fue sin querer”, el “metí la pata”, el “me llevó la fregada”… el destino. El destino que es al mismo tiempo dios inexorable y un demiurgo cáustico que nos pone jugarretas.”

“La historia del asesinato inocente de dos luchadores enanos era, al menos para mí, más que un caso que hablara de corrupción, de injusticia, de podredumbre de la sociedad, uno que hablara de mala pata. Hablaba, para ponerlo con mayúsculas, del Destino. Cuando me di cuenta de ello, comprendí por qué inconscientemente este cuento me había fascinado. El destino, inexorable, terrible ha sido el tema de muchas de mis películas, por no decir todas…”.

“Esa fuerza imposible de modificar, que arropa gentes, biografías, amores. “El Imperio de la Fortuna”, “Profundo Carmesí”, “La Perdición de los Hombres”, “Cadena Perpetua” son algunos de los títulos de mi filmografía que de manera más marcada hablan de la fatalidad, del destino”.

“Las minúsculas víctimas y las putas desopilantes que van apenas llegando al final de su jornada, que llevan la vida a jalones, sin saber qué quieren y siguiendo el rumbo al que las lleva su destino, se vuelven un par de asesinas por error, por casualidad, lo que en este país se dice, “sin querer…” Todos estos: mis derrotados esenciales. Ellas son producto del viejo y feroz centro de la Ciudad de México, mi ciudad. La ciudad de mi ira, de mis desencantos y de mis entusiasmos”.

“Esta historia me llevará a filmar en sus calles llenas de sombras y de charcos, como en otras ocasiones. Cuando me di cuenta de que el tema que me ha obsesionado se aunaba a mi escenario predilecto supe por qué me interesaba este cuento extraño. Me obsesionaba. Más aún supe que era una película mía. Qué quería filmarla, qué debía filmarla… Que era cosa del destino…”

Ficha técnica
Título: La calle de la amargura
Director: Arturo Ripstein
Guionista: Paz Alicia Garciadiego
Reparto: Patricia Reyes Spíndola, Nora Velázquez, Sylvia Pasquel, Arcelia Ramírez, Alejandro Suárez, Alberto Estrella, Erando González
Género: Ficción (basada en una historia real)
Productoras: Productora 35 (México) y Wanda Visión (España)
Productor: Walter Navas
Coproductor: José María Morales
Director de fotografía: Alejandro Cantú
Diseñadora de producción: Marisa Pecanins
Diseñadora de vestuario: Laura García de la Mora
Maquillaje: Carlos Sánchez
Sonido directo: Antonio Diego
Duración aproximada: 100 min.
Idioma: español
Locaciones principales: México, D.F
Distribuida en España por: Wanda Visión
Estreno en España: 27 de noviembre de 2015

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios